hombre con barba y bigote
Belleza

¿Planeas dejarte la barba? Este artículo podría salvarte la vida

Las tendencias y la moda no siempre representan algo positivo. En muchas ocasiones incluso atentan contra la integridad de una persona o su salud. La barba se ha convertido en el arma de seducción para muchos hombres en los últimos años. Sin embargo, ¿vale la pena llevarla?

Un estudio realizado por Quest Diagnostics, entidad microbióloga ubicada en Nuevo México, ha revelado que algunos vellos faciales tienen igual cantidad de gérmenes y bacterias que un sanitario. ¿Sorpresa? Aunque, es cierto, que alrededor de un 50% de la población española se siente cómoda llevando barba, tal vez sea hora de un cambio.

Motorista con barba
Gleb TV/123RF

A puertas del estreno de la última temporada de Game of Thrones, varios estudios han revelado que el interés actual de las féminas está orientado hacia los hombres barbudos. Sin embargo, John Golobic, responsable del laboratorio, explicó que al analizar una serie de barbas se encontró una sorpresa: mientras algunas contenían bacterias normales, otras estaban igual de sucias que un retrete.

Este dato preocupa si tenemos en cuenta que en anteriores estudios, la empresa de máquinas de afeitar Braun reveló que cerca del 70% de los españoles que usaban barba manifestaron que la moda no era su principal motivación, sino la comodidad y pereza. Entonces, ¿está destinado el hombre actual a cargar con una barba llena de gérmenes? No.

Mejor con la cara afeitada

Una cara afeitada bien puede no ser sinónimo de madurez; sin embargo, garantiza limpieza, seguridad y ahorro económico. Un dato curioso es que para la cultura griega eliminar el vello facial representaba una virtud. La piel transmitía el ideal anhelado: belleza, juventud e inocencia.

El estudio también afirma que el cuidado de una barba sin bacterias implica una serie de atenciones que van desde no llevarse las manos a la cara, hasta el uso de exfoliantes profesionales.

Evitar este proceso de ferviente devoción a los vellos faciales tiene una solución: afeitarse. Ello implica ahorro de tiempo y dinero, además de brindar la seguridad de una mayor limpieza. Existe un producto que tras una pequeña inversión podría ser de gran utilidad: la rasuradora.

En el mercado existe una enorme variedad de rasuradoras para hombres, especializadas en las distintas necesidades de su usuario. Algunas están diseñadas para mujeres, por lo que lo que deberías restringir su uso; mientras otras se especializan en zonas con vellos específicas: axilas, pecho, abdomen, ingles y piernas.

Sobre las rasuradoras se puede hablar de tres tipos: el primero lo componen las máquinas con cable, que pueden o no funcionar mientras te duchas, por lo general estas tienen un periodo de vida más elevado. En el segundo modelo encontramos las eléctricas con baterías; ligeras, económicas y de fácil adaptación a los contornos masculinos. La tercera, por último es la manual, clásica, desechable y muy barata, pero propensa a causar irritaciones.

La clave del uso de la barba radica, entonces, en una mera elección personal. Dicha decisión deberá atender a las necesidades y estilos de vida de cada español. ¿Es la barba la mejor arma de seducción o un vehículo de bacterias? Los complejos estéticos no deben influir en la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.