Ejercicios de sexo tántrico
Sexo

Cómo alcanzar el cielo con el sexo tántrico

¿Has oído hablar sobre el sexo tántrico? El término “sexo tántrico” se refiere a una forma diferente de explorar la sexualidad desde una perspectiva más asociada a la espiritualidad y que ofrece la posibilidad de incrementar de forma considerable la satisfacción sexual en las parejas, aumentando la calidad de la conexión cuando las relaciones han caído en la monotonía.

El sexo tántrico es parte de una filosofía oriental y una doctrina esotérica de culto al placer, que no se concentra únicamente en los genitales, como si ocurre con la sexualidad occidental. En su lugar, el tantrismo es un arte que permite disfrutar del sexo en toda su esencia, permitiendo disfrutar de la energía sexual a plenitud e incrementar la energía sexual de la pareja.

Se basa en cuatro pilares, conocidos como las cuatro llaves. Gracias a estos preceptos es posible que las parejas logren desarrollar una relación mucho más armónica, saludable y satisfactoria. Las cuatro llaves que sirven de sustento para el sexo tántrico son:

  1. Aceptación de uno mismo
  2. Vivir el momento presente
  3. Expresar libremente nuestros sentimientos
  4. Alcanzar el equilibrio energético acompasando la energía de la pareja

En caso de considerar que no estás disfrutando de tus relaciones, accediendo a una terapia de pareja guiada por un sexólogo profesional, será posible conocer los preceptos del sexo tántrico e integrarlo a tus relaciones hasta lograr incrementar considerablemente la satisfacción sexual de ambos. También será posible obtener una serie de beneficios importantes para la relación.

¿Cuáles son los beneficios del sexo tántrico?

La práctica del Tantra permite que ambos miembros de la pareja desarrollen sus sentidos y, por consiguiente, puedan gestionar mejor su conexión e implicación emocional, intensificando las sensaciones experimentadas en medio del acto sexual y sublimando emociones negativas que suelen estar basadas en tabúes impuestos por la mente o conceptos erróneos.

  • Permite tratar problemas sexuales. Según los expertos, la mayor parte de los problemas sexuales son causados por experiencias traumáticas y emocionalmente negativas. Con el sexo tántrico es posible sobrepasar estas barreras emocionales que limitan el placer sexual.
  • Proporciona otras formas de satisfacción. El nivel de conexión alcanzado con el tantrismo no se limita a las sensaciones de los órganos genitales ni se enfoca en la penetración, por lo que se vuelve posible generar una conexión mucho más profunda en la pareja, no dependiente del orgasmo.
  • Retrasa la eyaculación. Dado que su objetivo final no es el orgasmo, es posible eliminar el concepto de que el máximo placer masculino es el momento de la eyaculación. En su lugar, se vuelve posible despertar una amplia gama de sensaciones, experimentando con ritmos e intensidades diferentes a las habituales y conducentes a orgasmos múltiples.
  • Empodera a ambos miembros de la pareja. Se busca alcanzar un equilibrio en la energía sexual que permita a cada miembro de la pareja hacerse cargo de su propio placer y sensaciones, terminando por eliminar la sensación habitual en algunas personas de ser meros objetos sexuales, facilitando así el sentimiento de plenitud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.