Como preparar un botiquin basico de viaje
Miscelánea

Aprende a preparar un botiquín básico de viaje para toda la familia

Uno de los elementos esenciales que no puede faltar en ningún equipaje de viaje es un botiquín con los instrumentos y medicinas esenciales para cualquier emergencia. Cuando la familia crece, y viajas con niños, esto se convierte en una necesidad y en una responsabilidad. Hay que llevar un pequeño equipo médico que cubra cualquier imprevisto o urgencia, un botiquín que permita atajar el inconveniente.

A veces no somos conscientes de que tener a nuestro alcance un material elemental puede solucionar el percance o, al menos, minimizar el daño antes de que nos atienda un profesional médico. Hoy en día es posible adquirir un botiquín muy completo para cualquier emergencia por un precio inferior a quince euros. Es el caso del botiquín de Iberomed, que puede adquirirse online por 14,95 €. Su contenido es el esencial de cualquier botiquín, por lo que puedes inspirarte en él para aprender a preparar un botiquín básico de viaje.

Botiquin basico de viaje
  • En primer lugar, el botiquín debe ser lo suficiente grande para contener el material imprescindible, pero también debe ajustarse a las limitaciones propias del viaje. Es decir, debe ser un botiquín que puedas meter en la maleta con facilidad, y de un material que garantice la buena preservación del contenido.
  • Incluye varios apósitos adhesivos de destintos tamaños, o lo que de toda la vida hemos conocido como tiritas, que te permitirán cubrir pequeños cortes que un niño puede producirse simplemente como consecuencia del juego o de una leve caída.
  • Otro elemento conveniente es una venda de gasa, a ser posible orillada para evitar que se deshilache. La venda sirve para la compresión después de un golpe o una torcedura, y también para fijar apósitos.
  • El esparadrapo te servirá para fijar vendajes y gasas, y forma parte de cualquier botiquín básico. Es impermeable y conviene también que sea transpirable, impermeable, buen adhesivo e hipoalergénico para evitar reacciones alérgicas cutáneas o de otra índole.
  • El algodón es otro elemento básico, pues se utiliza para aplicar desinfectantes a una herida.
  • Una herramienta imprescindible para manejar todos estos materiales es una No olvides incluirla en tu botiquín, porque sin ella no podrás cortar una gasa.
  • Otro elemento con el que deberías contar es un par de guantes de látex, de modo que garantices que aplicas los cuidados necesarios de forma segura.
  • El alcohol es un desinfectante común e infalible para cualquier herida, por lo que tampoco debería faltar en tu botiquín para la familia.
  • La povidona yodada, igual que el alcohol, es un desinfectante y antiséptico que sirve para tratar pequeños cortes en la piel.
  • El suero fisiológico, que es simplemente una solución salina esterilizada, sirve para los lavados nasales o para su aplicación a la limpieza de los ojos de los niños y bebés. Tu botiquín debería disponer de alguna dosis.

Todos estos elementos conforman un botiquín esencial, que te permitirá solucionar percances básicos durante unas vacaciones. Obviamente, si el percance es de mayor entidad deberás acudir con urgencia a un profesional médico, pero nunca viene mal disponer de unas herramientas básicas que contribuyan a minimizar el daño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.