Consejos para una barbacoa de autentico Chef
Hogar

Consejos para una barbacoa de auténtico Chef

Una buena barbacoa es  la mejor oportunidad para reunir a familiares y amigos y disfrutar de un magnífico día de verano. Sin embargo, una barbacoa exitosa no se puede improvisar y se necesitan algunas precauciones para que la parrilla no se convierta en una pesadilla. Sigue estos simples consejos para una barbacoa exitosa de auténtico Chef.

Elegir el tipo de barbacoa

Encontrarás una amplia selección de barbacoas en el mercado, entre ellas, también las barbacoas portátiles, por si no tienes mucho espacio o por si la quieres llevar a cualquier lugar. Con una excelente relación calidad-precio y una selección de las mejores marcas, encontrarás fácilmente la barbacoa de tu elección en internet.

Barbacoas portatiles

Hay tres tipos de barbacoa en función de su combustión: de carbón, gas o electricidad. Cada una tiene sus ventajas y la elección dependerá de tus hábitos, presupuesto y el uso que quieras hacer.

  • La barbacoa clásica de carbón es económica y auténtica, pero también requiere mayor destreza, tiempo y generará más humo.
  • Aquellos que deseen evitar estos inconvenientes pueden optar por una barbacoa de gas que se enciende en un instante y no causa molestias en el vecindario.
  • La barbacoa eléctrica también es una solución, especialmente para uso en patios y terrazas en edificios.

Barbacoa clasica de carbon

Tener el material adecuado a mano

Para que una barbacoa de carbón tenga éxito, siempre opta por un combustible de buena calidad guardado en un lugar seco. Cuando lo enciendas, usa fósforos largos para evitar quemarte. Es recomendable que una sola persona realice el encendido para evitar cualquier empuje. Equípate con guantes o pinzas resistentes al calor que cubran el antebrazo, y no dudes en ponerte un delantal grueso para protegerte de chispas o proyecciones. Cuando cocines, usa utensilios con mango largo.

Para cocinar pescado o alimentos frágiles, no dudes en invertir en una rejilla doble que encerrará los alimentos sin que caigan en las brasas al voltear. Un fórceps también es mejor que un tenedor para devolver la carne y las salchichas a la parrilla sin picar y así evitar que se sequen. Y para una carne perfectamente cortada, saca tus mejores cuchillos.

Elige el lugar adecuado para colocar tu barbacoa

Para tener éxito en tu barbacoa, primero debes elegir la ubicación correcta:

  • Ubícala en una superficie o piso estable.
  • Al abrigo del viento.
  • Lejos de plantas y objetos inflamables.
  • Donde el humo no moleste a tus invitados.
  • Fuera del alcance de niños y animales.
  • También recuerda rociar con agua el césped debajo de la barbacoa para evitar que se seque por el efecto del calor.

Anticípate y tómate el tiempo necesario para preparar tu barbacoa

Para una barbacoa de carbón exitosa, te tomará al menos 40 minutos para que se formen las brasas, especialmente si planeas cocinar piezas grandes (costillas por ejemplo), para las cuales necesitarás una gran cantidad de brasas. Ten a mano y listos los periódicos, la madera pequeña, el carbón y posiblemente otros combustibles que desees usar (ramas de laurel, astillas, piñas, etc.). También prepara de antemano tus adobos, salsas y guarniciones. Una vez que la barbacoa esté encendida, ¡requerirá toda tu atención!

Guia completa de barbacoas

Sigue el procedimiento recomendado para encender la barbacoa

Las barbacoas a gas o eléctricas se encienden al instante, pero aquellas de madera o carbón requieren un poco de destreza. Sigue nuestros consejos para encender exitosamente tu barbacoa sin problemas:

  • Forra la barbacoa con periódicos arrugados.
  • Coloca el carbón (o madera pequeña en astillas) en la parte superior.
  • Enciende el periódico con un encendedor largo.
  • Sopla suavemente sobre las llamas hasta rodear el carbón.
  • También puedes intentar crear un pozo de combustión enrollando el periódico en forma de cono y colocándolo en el medio del carbón antes de encenderlo.
  • En caso de dificultad, puedes utilizar un producto de gel a prueba de fuego para impregnar el periódico, o en forma de pellets para colocar en la barbacoa.
  • Precaución: No uses, bajo ningún concepto, alcohol o gasolina. Además de liberar humos tóxicos, pueden generar llamas altas y peligrosas.
  • Espera hasta que todo el combustible se consuma en las brasas para comenzar a asar. Son las brasas y no las llamas las que deben cocinar la comida.

Sigue estos consejos de cocina para una excelente barbacoa

Estos son nuestros consejos para cocinar tus carnes, salchichas o chorizos correctamente:

  • Engrasa la rejilla con una  toalla de papel empapada en aceite antes de cocinar para que la comida no se adhiera
  • Coloca la parrilla a una distancia mínima de 10 cm de las brasas y según el tipo de cocción que deseas; cuanto más baja esté la parrilla, más se asará la carne, cuanto más alta sea, más suave será la cocción.
  • Coloca las piezas frágiles (pescados, mariscos, etc.) alrededor del perímetro de la parrilla para una cocción más suave.
  • Las piezas grasas (pato, salmón) deben colocarse en el borde para evitar que la grasa se incendie.
  • Engrasa la parrilla antes de colocarla en la barbacoa para evitar que gotee aceite.
  • No salar la carne antes y durante la cocción para evitar que se seque.
  • Para tus brochetas, piensa en sumergir las púas de madera en agua 1 hora antes de cocinarlas para que no se quemen en la parrilla.

Consejos para una excelente barbacoa

Recetas clásicas y originales para una buena barbacoa

Muchos alimentos se pueden cocinar en la barbacoa, pero debes adaptar la cocción para obtener un resultado óptimo. Estos son algunos consejos para recetas de barbacoa exitosas:

  • Carne roja: para cocinar poco, la exposición al calor debe ser intensa y breve. Baja la parrilla y observa la cocción.
  • Carne blanca: la cocción debe ser suave, levanta la parrilla y voltea regularmente sus piezas. Puedes marinarlos con antelación en leche de coco, salsa picante o hierbas (romero, tomillo, etc.).
  • Pinchos: es mejor que los hagas tú mismo. Corta piezas del mismo tamaño y varía las combinaciones. No dudes en mezclar dulce y salado (agregando algunos albaricoques secos a tus pinchos de pollo, por ejemplo). También puedes usar tallos de romero como brochetas para dar sabor a tus piezas de carne.
  • Verduras: Puede cocinarlas en un pincho (tomates, tiras de pimiento y cebolla), en papel de aluminio colocado en las brasas (patatas, maíz) o directamente en la rejilla (rodajas de berenjena, champiñones enteros).
  • Pescado: la parrilla debe ser lo suficientemente alta para un asado lento. Muchos pescados son adecuados para la parrilla: sardinas, besugo, caballa, atún, etc. No dudes en marinar sus piezas en limón, miel, vino blanco, salsa teriyaki o salsa de soja antes de asar a la parrilla. También puedes espolvorear con hierbas aromáticas (estragón, eneldo, etc.)
  • Frutas: ¡En una versión dulce / salada de pavo, el melocotón, el albaricoque y la pera son igual de deliciosos!

Recetas clasicas y originales para una buena barbacoa

Apaga tu barbacoa

Una vez que la barbacoa esté apagada, deja que las cenizas se enfríen durante 24 horas fuera del alcance de niños y animales. Cierre la tapa si tu barbacoa la tiene y protéjala de los curiosos. Al ser completamente orgánicas, las brasas y las cenizas pueden arrojarse al jardín sin peligro.

Saber cómo reaccionar si las llamas son demasiado importantes

Cuando planifiques tu barbacoa, planea apagar las llamas en caso de emergencia: una cubeta de arena es ideal, pero una manguera de jardín conectada también puede evitar males mayores. Si las llamas se elevan durante la cocción, un puñado de sal gruesa debería regular la situación.

Finalmente, limpia tu barbacoa

Limpia tu barbacoa después del uso para asegurar una mayor comodidad durante tu próximo uso y siempre estate listo por si surge una barbacoa inesperada en el horizonte. Frota la parrilla con un limpiador suave o medio limón para desengrasar. Si no has engrasado la parrilla antes de cocinar, existe la posibilidad de que la comida sobrante se adhiera a ella. Un cepillo de hierro puede ser útil para desalojar los restos.

Si sigues estos consejos y a buen seguro ¡te convertirás en el Rey o la Reina de la barbacoa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.