Desplazarte con tu bebé
Miscelánea

Cómo desplazarte con tu bebé por entornos rurales y urbanos

Ir con tu bebé a la tienda, al parque, al trabajo o de vuelta a casa, puede ser mucho más fácil si cuentas con un coche para bebés. Con ellos podrás moverte sin ningún problema, con la mayor comodidad para tu bebé y para ti, así que si estás interesado en uno, dentro del mercado podrás conseguir diversos modelos, por lo tanto, será importante conocer algunos aspectos esenciales en el momento de comprar uno.

Qué tipos de cochecitos hay

En el mercado hay varios tipos de cochecitos para bebes que puedes seleccionar. Cada uno de ellos cuenta con un diseño para una finalidad determinada, para así satisfacer las necesidades de los padres.

Los tipos que podrás encontrar son los siguientes:

Clásicos

Son los más usados por los padres para llevar a los recién nacidos a cualquier lugar. Cuentan con capota y son pequeños, por lo que resultan ideales para niños que tienen entre 6 meses a 1 año.

Polivalentes

Son carritos que te servirán durante mucho tiempo, ya que se pueden adaptar a la edad del niño. Puede ser desde un carrito clásico o una silla de paseo.

Gemelares

Son carritos para gemelos, siendo numerosos los modelos que conseguirás de estos carritos, aunque los más habituales son el modelo paralelo, donde los bebés irán uno al lado del otro, o bien, aquellos en los que uno irá detrás del otro.

Todoterreno

Estos carritos se pueden adaptar a cualquiera, son ideales para los padres que suelen recorrer lugares donde la superficie no sea plana en su totalidad. Las ruedas son de mayor tamaño, los frenos y la suspensión tienen mayor resistencia.

Carros de 3 ruedas

Son los modelos más prácticos, dado que facilitan los cruces por la calle. Son los mejores modelos para llevar a tu bebé por la ciudad, sin embargo, no son ideales para terrenos irregulares dada la debilidad de sus ruedas.

Para correr

Estos cochecitos son perfectos si te gusta practicar running, dado que podrás llevar a tu bebé de forma segura, debido a que no tienen una altura más baja y son todoterreno, para así correr sin problemas en superficies irregulares. 

Cuentan también con mayor estabilidad, lo que te permite controlarlo mejor, ante velocidades muy altas.

Aspectos a considerar

Son varios los aspectos a tener en cuenta en el momento de comprar un cochecito con el cual movilizarte con tu bebé por la ciudad. Deberás tener en cuenta estos factores para que puedas adquirir el cochecito ideal.

Tipos de cochecitos

Lo primero será el uso que le darás al cochecito, dado que no todas las ruedas de estos coches son las mismas, ya que unas están destinadas para terrenos urbanos, en los que las ruedas pueden ser delgadas y el coche ligero. En cambio, si será para terrenos rurales, precisarás de ruedas más anchas y con suspensiones para que resistan los golpes.

Lo segundo será la comodidad, busca modelos que puedan ser plegables y que tengan un tamaño adecuado, que te permita moverte por diversas zonas, pudiendo llevarlo en tu vehículo sin problemas.

También deberás considerar la resistencia, por lo que será recomendable comprar modelos no tan económicos, cuyas piezas sean de gran calidad. Lo ideal es que dure hasta que el pequeño crezca. 

De igual manera, considera la estatura dado que esto terminará por afectar a tu columna vertebral, por lo que deberá tener una altura cómoda.

Elige un color que vaya con el sexo del bebé, puedes esperar a que nazca, o bien, comprar uno con color unisex. También considera si deseas un modelo clásico o uno más moderno. 

Por otra parte, será de suma importancia la seguridad del cochecito, por lo que deberá tener un cinturón de seguridad que resista, como los modelos X para que la protección sea mayor.

Comprando un cochecito para tu bebé, le garantizarás un transporte cómodo y seguro, ya sea que vayas por la ciudad o te lo lleves para practicar deporte, consiguiendo así un modelo que se ajuste a tus necesidades y te ofrezca una movilidad cómoda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.