Escorts en Irlanda
Sexo

La industria de las escorts en Irlanda, de la moralidad a la realidad

La regulación o la aceptación social de la industria de la prostitución pueden ser muy variables dependiendo del país europeo en el que nos encontremos. Cada país tiene unos valores distintos y ello influye en el trato y el reconocimiento que se les da a trabajadoras como las escorts. El caso de Irlanda es uno de los más llamativos.

En Irlanda la situación de la industria de la prostitución parece bifurcarse por dos caminos distintos. Por un lado, a nivel social se antepone la moralidad y el rechazo a la prostitución de manera generalizada públicamente. A ello también contribuyen los políticos y líderes de opinión del país, así que la situación no se ha regulado y las escorts ejercen sin reconocimiento legal de ningún tipo.

Pero por otro lado, Irlanda es un país en el que existe una realidad palpable e innegable: una gran cantidad de escorts anunciadas, tanto en el mundo online como en la prensa generalista. Además de que las escorts pueden anunciar sus servicios, la demanda de los mismos es muy amplia por los propios ciudadanos de ese país, así que se vive una dualidad constante en la industria, en la que moralidad y realidad se enfrentan.

Un país con tradición de escorts desde hace décadas

Irlanda es, por tanto, un país en el que moralmente se rechaza a esta industria pero en el que su oferta y su demanda está ampliamente generalizada. Desde hace décadas el país es un referente en la industria de las escorts, especialmente por ser de los primeros en ofrecer este tipo de servicios a clientes a través de sitios webs en los que pueden reservar escorts sin ser perseguidos y manteniendo su privacidad.

País con tradición de escorts

Por ejemplo, Escort-Ireland.com es el portal líder en Irlanda desde hace más de 20 años y miles de clientes visitan su sitio web cada día para poder consumir este tipo de servicios con total libertad y seguridad. La apuesta de este sitio web desde hace décadas es solo un ejemplo del buen funcionamiento de la industria de las escorts en Irlanda, en el que el mercado va por delante de la regulación y de la legislación al respecto.

El ejemplo de Holanda y Alemania que puede inspirar a Irlanda

La libertad en el ejercicio de la prostitución llegará tarde o temprano a Irlanda, y es que otros países europeos que son referentes en materia de libertades civiles, como son Alemania o Países Bajos, ya cuentan con una legislación moderna en la que se regula el ejercicio de la prostitución como una actividad económica más en la economía del país.

La regulación de esta actividad en estos países no ha supuesto un incremento de los problemas relacionados con la prostitución y los clientes, ya que su consumo se ha mantenido estable después de la regulación. Quienes se han visto más ampliamente beneficiadas han sido las personas que han convertido este oficio en su profesión, ya que pueden ejercer de manera legal sin persecución por parte de la policía y además no tienen que prestar sus servicios en “dinero B”, sino que sus ingresos ahora son 100% legales.

Las escorts se han visto muy beneficiadas por el reconocimiento legal al derecho de ejercicio de la prostitución y por ello no son pocas las trabajadoras de otros países europeos que han decidido trasladar su residencia a Holanda o Alemania para poder ejercer legalmente su oficio. Por ello, el resto de países europeos, como puede ser Irlanda, no pueden permanecer al margen de estos avances en materia de derechos y reconocimiento legal a las escorts.

La eterna batalla entre la moralidad y la legalidad debe llevar algún día a su fin de la única manera en la que puede hacerlo, que es reconociendo el derecho de las escorts a ejercer su trabajo de manera legal. La industria de la prostitución en Irlanda es una de las que mejor funciona en toda Europa y por ello, si da los pasos adecuados, se puede convertir en un país de referencia como ya lo son Alemania o Países Bajos. Tan solo queda esperar a que este debate vuelva a estar presente en la opinión pública para escuchar a las escorts, a las que los estados no pueden seguir negándole su derecho a ejercer con total libertad.

One thought on “La industria de las escorts en Irlanda, de la moralidad a la realidad

  1. La legislación y regulación de estas actividades trae más cosas positivas que negativas. El problema está, como en tantas cosas, en la moralidad y la imagen de quién decide atreverse a ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.