Tratar una adicción
Miscelánea

Por qué acudir a una institución de confianza para tratar una adicción

Uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta la sociedad es la adicción a sustancias. Son muchas las drogas que generan dependencia y es difícil tratar esta enfermedad sin acompañamiento. Sin embargo, con la ayuda de profesionales es posible superarla y mejorar la calidad de vida.

La adicción es uno de los más importantes problemas a los que se enfrenta la sociedad. A día de hoy, son cada vez más las sustancias que generan dependencia y cuyo consumo cuesta mucho trabajo erradicar. Por ese motivo, es muy importante que una persona que padece de algún tipo de adicción pueda ser acompañada por profesionales capacitados, y una de las mejores y más efectivas opciones es acudir a una institución como el Instituto Castelao en Murcia.

Ayuda profesional

Cuando una persona sufre adicción a alguna droga, sea del tipo que sea, es muy difícil que salga de esa situación por sí sola. Por el contrario, necesita de un apoyo sólido y profesional en el cual pueda confiar, para adquirir todas las herramientas posibles, y así poco a poco, recuperarse. El Instituto Castelao Murcia es un centro privado especializado en el tratamiento de adicciones, cuyo objetivo es ayudar a personas con dependencia a sustancias psicoactivas como el cannabis, la cocaína o el alcohol, en su proceso de rehabilitación.

Desde su primer día de tratamiento, la persona adicta es acompañada por un equipo de profesionales altamente capacitados, compuesto por psiquiatras, terapeutas, enfermeros, psicólogos, monitores, médicos y auxiliares de enfermería. Además, los mismos terapeutas del Instituto son adictos recuperados, preparados para ayudar a otros y generar esa empatía e identificación, tan clave durante complicados procesos como el de la rehabilitación. Muchas veces, los adictos pueden encontrarse en un estado de soledad que agudiza todavía más su adicción, ya que no tienen con quién hablar o a quién acudir.

En el Instituto podrán hallar personas a quienes ver como sus iguales y con las cuales compartir sus inquietudes, sentimientos y motivaciones para mantenerse en recuperación. Gracias a la implementación del tratamiento grupal, todos los pacientes, así como los terapeutas se encuentran en un espacio de contención y empatía. Por supuesto, las instalaciones se encuentran, además, preparadas para que los pacientes se sientan cómodos y protegidos en un ambiente agradable, tranquilo y en el cual se vela por sus necesidades. Los centros están ubicados próximos al mar, lo cual, colabora a generar la calma que los pacientes en recuperación necesitan.

Un tratamiento efectivo

Cuando se trata de adicciones, es importante que tanto el adicto como su entorno busquen ayuda profesional. Intentar reponer la situación por cuenta propia no sólo puede no tener los resultados esperados, sino que además, pone sobre cada uno de los involucrados un peso que no pueden soportar al no disponer de las herramientas emocionales adecuadas. Además, el espacio físico en el que se encuentre el enfermo es igualmente importante, y no siempre es posible facilitar un ambiente de calma y regulado que propicie su recuperación.

Tratamiento efectivo

Por estos grandes motivos, el adicto tiene muchas más posibilidades de rehabilitarse de manera efectiva acudiendo a profesionales en un espacio cuidado, como el que ofrece el Instituto Castelao para sus pacientes. El tratamiento en este centro de desintoxicación en Murcia ha probado ser altamente efectivo, con un 87% de sus pacientes totalmente recuperados y ya reinsertados. Este consta de cuatro fases fundamentales: la desintoxicación, deshabituación, rehabilitación y reinserción. La primera de ellas apunta a frenar el consumo del paciente. Se lleva a cabo con atención médica constante y la respectiva medicación para controlar la aparición de los síntomas de abstinencia.

La deshabituación tiene que ver con la modificación de aquellos viejos hábitos asociados al consumo. Los adictos tienden a llenarse de hábitos que perpetúan el consumo de las sustancias a las que son dependientes, por lo que esta parte del tratamiento apunta a identificar esos hábitos y reemplazarlos por otros saludables, que les ayuden a conectar con otros individuos y con su propia vida. Una vez que esta fase ha podido ser cumplida, se pasa a la fase de rehabilitación. Esta parte se concentra en acompañar al paciente durante la recuperación de habilidades no desarrolladas, que le ayudarán en un futuro a integrarse poco a poco en la vida social.

Así como la adicción modifica muchos hábitos cotidianos, también altera la manera en la que la persona se vincula con otros y afecta a las relaciones establecidas previamente al desarrollo de la adicción. Por ese motivo, el paciente necesita volver a conectar con partes de sí mismo que han quedado opacadas o disminuidas por el consumo, para así mejorar la calidad de sus relaciones interpersonales. Durante esta fase de rehabilitación se implementa, en gran medida, la terapia grupal, en complementación con otro tipo de actividades destinadas a reducir la ansiedad y mejorar el control de los impulsos.

La última etapa, la de la reinserción, tiene el objetivo de preparar de manera cuidadosa el regreso del paciente a su entorno familiar y social. Al ser la etapa final, el acompañamiento es de lo más importante y se sostiene aún tras la salida del paciente, cuando éste ha reunido muchas de las herramientas que necesitará para desenvolverse en la vida laboral y social.

Es elemental siempre tener en cuenta que toda adicción es una enfermedad, y afecta al 10% de la población. Pero, aún así, existen métodos para tratarla apropiadamente y sanarla, por lo que no se debe asumir nunca que todo está perdido. El adicto no dispone de las herramientas para abandonar el consumo por sí solo, ni controlarlo, y es por eso que la intervención de profesionales de la salud es clave, tan clave como lo es la aceptación del problema.

Muchas veces, ésta puede ser la parte más complicada. No es fácil asimilar que se tiene una adicción y no es posible ayudar a quien no quiere recibir ayuda. Sin embargo, una vez atravesada esta instancia de aceptación es posible contemplar la posibilidad de una recuperación y confiar en el acompañamiento que un equipo capacitado puede brindar. El Instituto Castelao se ha convertido, en este sentido, en uno de los mayores y más eficientes centros privados de rehabilitación para pacientes adictos a nivel nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.