Mansiones de futbolistas
Miscelánea

Las mansiones más caras y espectaculares de futbolistas

Desvelamos todos los detalles de las casas en las que los mejores futbolistas del mundo han invertido su patrimonio, sin límites.

Lujo, fastuosidad, ambiente exclusivo y privacidad. Es lo que buscan las grandes estrellas del fútbol mundial al adquirir una casa en la que vivir y la mayoría de ellos no repara en gastos. Hacen de su casa un auténtico fortín del que protegerse de la presión mediática ejercida por aficionados, prensa, apuestas deportivas y todo lo que rodea al fútbol, como señala el portal especializado www.webapuestas.com. La discreción es un elemento exigido a todos aquellos que intervienen en la compra y mantenimiento de unas mansiones que gozan de todo tipo de comodidades.

David Beckham y Cristiano Ronaldo, dos de los jugadores más mediáticos de toda la historia del fútbol, figuran entre los que tienen casas más espectaculares. El inglés posee un palacete en Londres valorado en 20 millones de dólares, en el que el campo de golf propio adquiere gran protagonismo. Alberga instalaciones como una capilla, un campo de fútbol o un estudio de grabación, en el que su esposa, Victoria Beckham, puede desarrollar su gran pasión.

Por su parte, el portugués adquirió una impresionante mansión en Madrid, en la exclusiva urbanización La Finca (Pozuelo de Alarcón), que le costó 6 millones de dólares en 2009 y cuya mayor espectacularidad era un increíble jacuzzi junto a la sauna. Además, el completo gimnasio en el que se machacaba y un teatro privado completaban los lujos más extravagantes, tal y como indica la web abc.es. Hay gran protagonismo de jugadores británico entre los que poseen grandes mansiones, debido a los elevados salarios que ofrece la Premier League desde hace años.

Así, nombres como Wayne Rooney, Frank Lampard o John Terry poseen impresionantes mansiones valoradas todas en más de 7 millones de dólares. La de Rooney cuenta con un cine propio, campo de fútbol y un señorial jardín repleto de estatuas más propias de una casa de la alta aristocracia que de un deportista del siglo XXI. La gran particularidad de la de Lampard es que se ostenta un muelle propio en el que amarrar una embarcación. 

Tampoco se queda atrás la morada de Lionel Messi, ubicada en la urbanización Bellamar de Castelldefels. Se gastó en torno a 6 millones de euros en la compra y remodelación de una casa en la que se ampliaron los jardines para poder gozar de mucho espacio para los niños y las mascotas que poseen el argentino y su mujer, Antonela Racuzzo. Con el fin de ganar en privacidad, el astro argentino adquirió las propiedades colindante y aprovechó para ampliar su espacio privado instalando un amplio solarium y una barbacoa en la que realizar los anhelados asados por todo argentino, tal y como indica el portal especializado elmueble.es.

Otro que asombró con su compra megalómana fue Kaká, al ser fichado por el Real Madrid en 2010. El brasileño se hizo con una lujosa mansión en la ya mencionada urbanización de La Finca, en la que invirtió 7,2 millones de euros. Goza de comodidades como un garaje que permite albergar seis vehículos, una gran piscina interior y un gimnasio. En definitiva, una prueba más del gran lujo del que se rodean las grandes figuras de este deporte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.