Seguro de Responsabilidad civil
Miscelánea

Seguro de Responsabilidad civil, una herramienta que todos deben tener

Iniciar un proyecto empresarial requiere de muchos elementos. Presupuesto inicial, apoyo, gente preparada, pero sobretodo un respaldo, un organismo que cubra su crecimiento y garantice el cumplimiento de sus derechos y deberes.

Para tales fines, una de las primeras adhesiones que se deben hacer es contratar un seguro de responsabilidad civil. Esta figura se encargará de velar por los intereses de la compañía y en caso de que surja cualquier inconveniente podrá responder por la misma.

¿Cuál es su función?

Este tipo de seguros se encargan de defender la responsabilidad civil de la empresa a la que aseguren ante cualquier imprevisto que pueda presentarse a sus clientes en ocasión de daños personales, lesiones o pérdidas materiales durante el uso de sus servicios.

Es decir, la aseguradora da la cara por la empresa y resuelve los problemas sin que la imagen de la compañía o su capital se vean afectados. También indemnizará a los afectados por las lesiones o daños que hayan sufrido.

Martillo civil

Ante este escenario resulta casi indispensable que los profesionales sin importar el área a la que se dediquen cuenten con un seguro.

Costes

Su valor dependerá del tipo de cobertura que se solicite y de la cantidad que la empresa decida respaldar.

Cervera Correduría de Seguros, es una de las compañías que ofrece seguro de responsabilidad civil para autónomos y cubre las necesidades de sus clientes en todo momento. El precio del Seguro de Responsabilidad Civil que ofrece siempre será acorde a las necesidades de los solicitantes y el tipo de servicios que tenga en el mercado.

Las sumas que se pueden asegurar son infinitas, un millón de euros y hasta más. Una clave para saber la cantidad exacta, es realizar una evaluación de los posibles riesgos a los que pueda estar sujeta la empresa y en base a eso calcular los gastos que pueda significar a futuro en caso de situaciones irregulares.

Este suele ser uno de los primeros pasos que siempre dan los asesores de seguros, quienes conocen con detalle cuánto puede llegar a costar una póliza de responsabilidad social y con base a qué elementos se calcula su valor.  

Sirve para todos

Como ya se mencionó un seguro de responsabilidad social es necesario para cualquier empresa, del ramo o servicio que sea. Un arquitecto, electricista, hasta un estilista puede hacer uso de estos seguros, así su trabajo estará respaldado en todo momento.

Generalmente se cree que aquellas profesiones que están relacionadas con el área de la construcción son las que más necesitan este tipo de coberturas, pero eso es un error, por ejemplo, los negocios de viajes y turismo son los perfectos candidatos para contar con un seguro de responsabilidad civil.

Por el tipo de destinos que a veces ofrecen, Las Maldivas, Dubai, Rivera Maya, Costa Rica, Tanzania, Kenia, es necesario que cuenten con este respaldo, ante los posibles riesgos que se puedan presentar. Jóvenes, grupos de amigos, viajes empresariales, Viajes de novios y Luna de Miel, inclusive, no importa cuán mínimo sea el riesgo, no se debe desestimar.

Si fuese el caso de un viaje de novios y luna de miel, las parejas pudiesen ser aventureras y quieran hacer deportes extremos en Nueva Zelandia o Bangkok, aquí es donde un seguro de responsabilidad civil entraría en acción, por si llegase a ocurrirle algo a los clientes, la empresa estaría cubierta en todo momento.

En estos escenarios se deben dejar en claro elementos como; tipo de actividad que se realizará, tiempo de la ejecución, número de personas que se involucrarán, qué incluirá la póliza y cuáles aspectos no quedarán cubiertos.

Características de un buen seguro de responsabilidad civil

  • El seguro debe asumir las consecuencias económicas de los acontecimientos que cubra el contrato, y, por ende, solucionar los daños que tenga lugar.
  • Son un respaldo del patrimonio de la empresa solicitante, debido a que, sin este, tendrían que resarcir con su propio capital, los sucesos negativos de los que sean víctimas terceros, a causa de los servicios que preste la empresa.
  • Su capacidad de respuesta debe ser inmediata. Tan pronto se reporte el siniestro, el seguro se debe activar y solucionar la problemática, sin que presente mayores repercusiones que las inmediatas al hecho.
  • Su alcance no se debe limitar al territorio nacional, puede ser capaz de responder ante cualquier imprevisto que se presente fuera del rango de acción inmediato de la compañía.
  • De darse el caso que el hecho llegue a instancias judiciales, el seguro se hará cargo de todo el litigio y los gastos que esto conlleve.
  • En el caso de que el seguro de responsabilidad civil sea para profesionales, este no debe cubrir solo los accidentes en el ejercicio de su profesión, también su propiedad intelectual, infidelidad de empleados o filtración de información relacionada con sus creaciones.

Importancia

Los errores y acontecimientos negativos están a la orden del día, por más precauciones y parámetros de seguridad que se pongan en práctica algo puede salir mal, y las empresas y autónomos deben estar preparados para lidiar con esta realidad.

Los seguros de responsabilidad civil más allá de ser una ventaja, representan la tranquilidad y estabilidad de quien lo contrate, porque será la aseguradora la que se active, de la cara y resuelva el caso en nombre de la compañía, sin que ésta tenga que frenar sus labores o más importante aún, tenga que designar un equipo y recursos financieros para solventar el problema.

Por ejemplo, si un electricista hace una mala instalación eléctrica en una casa o edificio y esto origina un incendio o problemas estructurales, el seguro de responsabilidad civil cubrirá los gastos en su totalidad y se hará cargo de los gastos y gestiones judiciales, mientras que el profesional puede seguir con sus trabajos tranquilamente.

O también si un trabajador resulta herido durante su jornada laboral, si cuenta con un seguro de responsabilidad civil para profesionales, aunque esté de reposo por meses, la empresa tendrá que pagar una indemnización mensual que lo ayude a subsistir hasta que pueda reincorporarse a sus actividades de forma natural. Son muchos los casos donde estos seguros son útiles, tanto así que pueden llegar a salvar a una empresa de la ruina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.