Caries infantil
Salud

La caries infantil: 3 claves a tener en cuenta

Uno de los problemas relacionados con la salud bucodental más comunes entre los más pequeños son las caries y que son una serie de perforaciones en el diente provocadas por la acumulación de la llamada placa bacteriana. El principal inconveniente que nos encontramos en esta situación es que estos agujeros en la dentadura pueden llegar a provocar dolor a los más pequeños y si el problema va a más y no le ponemos solución por medio de un profesional, podemos llegar a perder por completo todo el diente.

Una buena salud bucodental es uno de los principales factores que tenemos que conseguir para tener un estilo de vida saludable y una calidad de vida adecuada. Pero aunque la salud bucodental no entiende de edades, es especialmente importante inculcar este tipo de valores entre los más pequeños de la casa y poder así lidiar de manera eficaz con algunos de los problemas tan comunes en las dentaduras infantiles como las temibles caries y que tantos inconvenientes puede provocar en el futuro. 

Básicamente las caries son unas pequeñas perforaciones que aparecen en los dientes y que son provocadas por la acumulación de la placa bacteriana. Esta placa aparece como consecuencia de la saliva, los restos de alimentos y las bacterias de la boca que metabolizan la comida que queda en nuestros dientes y crea un ácido que, poco a poco, ataca el esmalte de los dientes y hace que se produzca el agujero. El problema es que esta situación puede causar dolor, favorecer la aparición de infecciones o perder toda la pieza cuando no se trata adecuadamente en una clínica dental en Córdoba profesional y de calidad.

Higiene bucodental

Para poder prevenir la aparición de caries infantiles entre los más pequeños es importante inculcar a los niños desde el primer momento unos buenos hábitos de higiene bucodental. Estos no solo consisten en cepillarse los dientes diariamente y de manera adecuada, sino también evitar ingerir en exceso alimentos con un contenido de azúcar muy alto que puedan favorecer la aparición de esta placa como pueden ser los dulces o las chucherías. Además, para mantener una buena higiene también es necesario acudir con regularidad al dentista para revisar que todo se encuentre en perfectas condiciones.

Empaste dental

Si a pesar de todo nos encontramos con una caries en la dentadura de los más pequeños de la casa, es importante llevar a cabo un tratamiento para que la perforación no vaya a más y cause problemas más graves en el futuro. En este tipo de situaciones en las que las caries no se encuentran en un estado avanzado, la solución más eficaz es llevar a cabo un empaste u obturación. Consiste básicamente en limpiar toda la cavidad que se ha formado de la caries y rellenarla con otro material para que el niño pueda seguir haciendo vida perfectamente normal con este diente, tanto a nivel funcional como estético. 

Endodoncia

Cuando la caries que nos encontramos ha ido avanzando por el diente y se encuentra ya en la zona de la pulpa dental, la mejor solución es llevar a cabo un tratamiento de endodoncia que permite atajar el problema de una manera eficaz sin tener que perder el diente. Para poder llevarlo a cabo se tiene que extraer la pulpa dental y después se rellena el hueco con otro material para que el diente pueda seguir llevando a cabo su función. En función de la gravedad del caso, puede ser necesario colocar algún tipo de corona dental para evitar que se fracture durante el procedimiento.

Si la caries infantil no pudiera ser tratada por encontrarse en un estado demasiado avanzado, el siguiente paso sería extraer la pieza y colocar un implante. Es por eso que hay que tener en cuenta que las caries infantiles son un problema grave que hay que tratar por un profesional en la materia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.