Psicólogo
Salud

¿Cómo detectar cuándo es necesaria la ayuda de un psicólogo?

Lamentablemente, la salud de nuestros pensamientos y nuestro bienestar psicológico suele ser muy poco valorada, por lo que es necesario saber cuándo es momento de acudir a una terapia para salir adelante, para superar inconvenientes en nuestra vida y mejorar nuestras fortalezas mentales.

No todos los problemas que tienen un carácter emocional requieren de una ayuda psicológica, sin embargo, al mismo tiempo tenemos mecanismos de defensa que pueden enfrascarse en convencernos de que todo está perfecto, cuando en realidad puede no ser así.

Por ello, saber identificar la diferencia y reconocer cuál es el momento de acudir a un psicólogo en Córdoba, no sólo nos ahorrará dinero y tiempo, sino también sufrimiento.

Un psicólogo es un profesional altamente capacitado en el ámbito de la salud mental y en el bienestar psicológico. Su propósito es orientar y ofrecer todas las herramientas necesarias para garantizar la superación y el crecimiento personal de los pacientes.

A continuación te mostramos algunas consideraciones o señales de alarma que indicarán el momento idóneo para recibir ayuda psicológica.

Es imposible llevar una vida normal

Según indica el manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-V en inglés), una de las claves de diagnóstico más importantes para definir a un individuo con trastorno mental, es que no logra llevar una vida normal.

En este sentido, se define como ‘normal’ la capacidad de tener una relativa estabilidad emocional, sin conflictos con terceros o con nosotros mismos. Si nuestros días suelen ser caóticos, problemáticos o con bajones notorios, es importante acudir a un psicólogo en busca de ayuda.

Resolver un conflicto se vuelve una tarea complicada

La capacidad para resolver problemas de forma asertiva es un signo de una buena salud mental, viéndolo desde el punto de vista de la inteligencia emocional. Si en tu caso, es complicado mantener la calma y gestionar los inconvenientes del día a día de una forma adecuada, puede que acudir a un psicólogo sea una buena decisión.

¿Las personas y situaciones son causantes de malestares?

Es perfectamente normal tener diferencias y malentendidos con otras personas, una persona sana no necesariamente debe tener la misma opinión que los demás. Sin embargo, cuando estos pequeños conflictos duran más de lo normal y empiezan a producir un malestar mental -sin importar si es un familiar, pareja o un amigo- es una señal clara de que necesitas la ayuda de un profesional para librarte de esa carga que estés arrastrando.

La salud física también se ve implicada

Aunque no suele ser lo más frecuente, en ocasiones los trastornos mentales también pueden estar relacionados con otras situaciones.

Por ejemplo, si comienzas a tener alucinaciones, a no comprender los estímulos externos con la misma facilidad de antes, a tener ataques de ansiedad, pensamientos suicidas, autolesionarse o notar que tu salud mental está poniendo en juego tu integridad física, es sumamente necesario qué busques la ayuda de un profesional.

Si solo necesitas consejos o apoyo profesional

No es necesario presentar síntomas de malestar psicológico como para acudir a un psicólogo. En realidad, todas las personas deberían acudir a terapia con frecuencia para tener un bienestar mental fuerte y para que un profesional ayude a orientar nuestro rumbo hacia la salud emocional.

Si estás pasando por alguna de las siguiente situaciones o si se presentan de forma recurrente y durante largos periodos de tiempo, te invitamos a acudir a un psicólogo:

  • Tienes un profundo dolor que no puedes superar, ya sea por una ruptura amorosa, la pérdida de un ser querido o cualquier otro dolor emocional que no sabes o no eres capaz de manejar y superar.
  • Padeces de insomnio, pensamientos obsesivos, angustia, malestar general y todo ello sin ninguna razón física o biológica aparente.
  • Sientes que no eres útil o tienes pensamientos como: “no soy bueno para nada”, “todo lo hago mal”, etcétera; puede ser momento de buscar ayuda.
  • No te sientes feliz o crees que no has nacido para ser feliz. Esta falta de autoestima es una clara señal de que se necesita ayuda psicológica.
  • Las actividades que anteriormente te causaban placer y que solías disfrutar, ahora no causan ningún efecto positivo.
  • Tienes una angustia latente que tampoco parece tener una causa adyacente, pero que puedes sentir como se consume lentamente tu concentración y felicidad.
  • Si crees tener un problema que te gustaría eliminar, y has intentado cambiarlo sin éxito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.