Ejercicio y dolor de espalda
Salud

Ejercicio y dolor de espalda: ¿son compatibles?

Son muchas las patologías que pueden acabar provocando dolor en distintos puntos del área de la espalda. El diagnóstico médico es fundamental para determinar qué produce ese dolor y para establecer los tratamientos y medidas que puedan conseguir neutralizarlo. El ejercicio físico, que ayuda a fortalecer la musculatura del core, siempre es buen aliado para luchar contra este tipo de dolencias y puede ser el complemento perfecto a cualquier tratamiento.

Sufrir molestias en la espalda es algo relativamente frecuente y a lo que siempre es necesario poner remedio. Malas posturas, esfuerzos realizados sin las debidas precauciones, obesidad, el paso de los años o dolencias concretas como pueden ser una lumbalgia o una hernia discal, que implica alguna afección en los discos que separan las vértebras de la columna vertebral y amortiguan la fricción entre ellas, son algunas de las causas habituales que pueden acabar produciendo un dolor de espalda de mayor o menor intensidad.

Dolor de espalda

¿El ejercicio es bueno para aliviar los dolores de espalda?

Cualquier ejercicio que ayude a fortalecer la musculatura de la espalda, encargada de sostener y proteger la columna vertebral, resulta beneficioso a la hora de prevenir o aliviar el dolor de espalda. Aun así, ante determinadas dolencias, es importante establecer rutinas específicas dirigidas por profesionales cualificados que sepan recomendar los ejercicios idóneos en cada caso, para evitar que la actividad deportiva, lejos de ayudarte, empeore cualquier lesión existente. El gimnasio Wunder Training situado en Barcelona ofrece unas terapias orientadas en aliviar el dolor de espalda, además en su blog podemos informarnos sobre diferentes consejos a poner en práctica para tener una mejor calidad de vida.

Además de las distintas afecciones que pueden sufrir los discos intervertebrales, que pueden originar una hernia discal, existen otras muchas patologías relacionadas con el dolor de espalda. Dolencias derivadas de la propia debilidad de la musculatura del tronco, calambres, tirones, contracturas… el ejercicio puede servir de ayuda, pero es importante que, si tienes dolor de espalda,  lleves a cabo tus rutinas en un gimnasio que cuente con profesionales expertos, que sepan determinar con exactitud, qué conviene y qué no a una espalda que presente, por ejemplo, dolores derivados de una hernia discal.

Máquinas diseñadas para fortalecer la musculatura central sin que las vértebras puedan sufrir daño alguno, rutinas específicas que permitan estiramientos seguros, asesoramiento cualificado sobre cómo mantener una óptima forma física o cómo perder pese en caso necesario, siempre teniendo en cuenta la dolencia presente en la espalda… son detalles a valorar si estás pensando en un gimnasio que sea el mejor aliado de tu salud.

Si tienes cualquier dolencia relativa a tu espalda, el examen médico previo es el punto de partida para determinar qué ejercicios son los adecuados para ti. Tras esa revisión fundamental, han de ser preparadores físicos profesionales y fisioterapeutas los que se encarguen de diseñar una rutina personalizada que consiga un triple objetivo: aumentar tu fuerza y resistencia general; lograr, al mismo tiempo, una mejoría en el dolor de espalda que padeces y, por último,  conseguir aumentar tu rendimiento físico.

En definitiva, si no existe contraindicación médica, una rutina de ejercicios específicos, llevada a cabo con un buen seguimiento por profesionales especializados, puede hacer mucho por la salud de tu espalda sin que tengas que renunciar a una óptima forma física que siempre contribuirá a tu bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.