La importancia de los antioxidantes para nuestro organismo
Salud

Protege tu salud con las propiedades antioxidantes de las plantas medicinales

Algunos tipos de plantas medicinales pueden ayudarnos a frenar el envejecimiento molecular y celular gracias a su poder antioxidante. Muchas de estas plantas tienen una gran concentración de fitoquímicos, sustancias que encontramos en los vegetales y que son beneficiosas para nuestra salud. Son elementos químicos capaces de prevenir enfermedades y de eliminar radicales libres.

La importancia de los antioxidantes para nuestro organismo

Nuestro cuerpo se enfrenta diariamente a los llamados radicales libres, moléculas inestables que se acumulan en el organismo y son los responsables de la oxidación de las células. Los produce, por un lado, el propio organismo, cuando realizamos acciones tan comunes como respirar. Pero, por otro lado, los encontramos en nuestro entorno, es decir, son producidos por factores medioambientales nocivos como la polución, la radiación, el humo, el tabaco, etc. Esta oxidación o envejecimiento celular que provocan acaban causando daños en nuestro organismo, afectando al aspecto de nuestra piel y, en última instancia, provocando enfermedades como el cáncer y problemas en el sistema circulatorio y en el sistema nervioso.

Protege tu salud con las propiedades antioxidantes de las plantas medicinales

El cuerpo es sabio y se enfrenta a los radicales libres pero le es más difícil si sus niveles de antioxidantes son bajos. Por eso son tan importantes las plantas medicinales y los frutos que tienen un alto poder antioxidante. Pero ¿cuáles son?

Antioxidantes potenciales en plantas y frutos

Según nuestra fuente consultada: plantasmedicinales.net, hay una gran variedad de plantas y vegetales que aportan antioxidantes de distintos tipos.

  • Licopeno, en el tomate: El licopeno es el responsable de dotar al tomate de su color rojo característico. Previene el daño celular y protege al organismo de enfermedades como el cáncer de próstata o el infarto de miocardio. Solo podemos obtener licopeno mediante la ingesta de alimentos que lo incorporan.
  • Tocoferoles, en las nueces: Se dice que las nueces son uno de los alimentos más antioxidantes. Los tocoferoles son una grasa soluble antioxidante que impide que se dañen los tejidos del organismo.
  • Alicina, en el ajo: Es la sustancia responsable del olor del ajo, tiene propiedades antisépticas y estimula el sistema inmunitario. Además de deshacerse de microorganismos dañinos de la piel y las uñas.
  • Beta-Caroteno, en la papaya: Es fuente de vitamina A y nos asegura el correcto desarrollo del organismo.  Neutraliza radicales libres y es beneficioso para el sistema inmunitario y la vista.
  • Flavonoides en la Vara de oro: Es una hierba medicinal con grandes propiedades curativas que puede consumirse en infusión y es un gran antioxidante, especialmente por los flavonoides que la componen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.