Basofilos Altos
Salud

Basófilos altos. Significado, causas y tratamientos de la basofilia

Los basófilos son un tipo de glóbulos blancos que se caracterizan por ser los más grandes y menos abundantes dentro del organismo. Son producidos por la médula ósea y cuentan con granulaciones que transportan diferentes sustancias que son de gran utilidad, tanto para combatir parásitos, alergias o infecciones. Además de evitar la coagulación de la sangre a través de componentes como la heparina y la histamina. Cuando se tiene una cantidad excesiva de estos leucocitos, se denomina basofilia, es decir basófilos altos, y aquí te explicamos cuáles son sus principales características.

A partir de qué valores se considera basofilia

Cuando una persona adulta tiene más de 200 células/mm3 de basófilos, ya se considera basofilia. Esto es algo que aumenta en proporción mientras más joven sea la persona. Los recién nacidos tienen alrededor de 640 células/mm3. Esto se puede determinar a través de un hemograma.

Basofilia

Causas de los basófilos altos

Aunque en algunos casos la basofilia puede surgir por sí misma, en general se presenta por una afección subyacente, siendo los motivos más comunes los siguientes:

Viral. En ocasiones el exceso de basófilos se genera porque el organismo, y más concretamente la médula ósea, está generando una cantidad abundante, debido a que la existente no es suficiente para combatir algún padecimiento viral. La varicela, la viruela, así como algunos tipos de gripe o herpes, pueden ser el factor que provoque esta irregularidad.

Alergias. Este tipo de leucocitos tienen un papel clave en la respuesta inmunitaria del organismo, siendo el principal vehículo para sustancias esenciales clave como la histamina. Por este motivo, los trastornos alérgicos pueden ser la causa que produzca basófilos altos. Esto incluye también las reacciones producidas por el organismo ante transfusiones sanguíneas, además de algunos tipos de nefrosis o anemia.

Analisis Basofilos Altos

Factores genéticos o de nacimiento. No es tan común, pero la herencia genética también puede llegar a ser un factor de basófilos altos, por ejemplo en el caso de padecimientos como la esferocitosis. En otros casos puede llegar a presentarse de manera congénita sin que se tengan antecedentes familiares conocidos.

Trastornos neoplásicos y vegetativos. Los padecimientos neoplásicos, debido a la generación descontrolada de células, también pueden estar vinculados los basófilos altos. Algunos tipos de leucemia, policitemia vera o linfoma, son algunos ejemplos. De igual forma las afecciones a los nervios periféricos, como en el caso del hipotiroidismo, pueden ser también la causa de este problema.

Otras causas. Después de algunos procedimientos quirúrgicos también es posible que el cuerpo reaccione estimulando la producción de basófilos ante la presencia -temporal- de agentes externos. Asimismo, la drogadicción puede ser una causa que motive la basofilia.

Sinotmas Basofilos Altos

Síntomas de los basófilos altos

Es posible que la basofilia pueda presentarse de manera asintomática, no obstante, suele estar acompañada por los síntomas característicos de la afección subyacente.

En el caso de padecimientos neoplásicos, el dolor óseo, la sensación de cansancio, debilitamiento y súbita pérdida de peso, son síntomas que pueden surgir.

Si se percibe dificultad para respirar, pudiera tratarse de una afección vinculada a las vías respiratorias; mientras que el crecimiento en el tamaño del bazo puede acompañar algunos males crónicos, alérgicos o como parte de la reacción a algún tipo de infección.

Causas Basofilos Altos

Tratamiento para los basófilos altos

Al ser la basofilia generalmente un síntoma de otro padecimiento, el tratamiento también suele girar en este sentido. Si se trata de afecciones comunes como las infecciones, puede ser suficiente con una rehabilitación a base de antibióticos.

En los casos en que la causa sea un mal congénito que no se puede controlar, o bien en situaciones graves como algunos tipos de cáncer, el trasplante de médula ósea puede ser la solución última para esta clase de afecciones.

Los fármacos antialérgicos pueden ser el tratamiento principal si el origen es una enfermedad respiratoria. El diagnóstico deberá estar acompañado por diversos estudios complementarios más allá del hemograma y desde luego la supervisión de un médico especialista.

Tratamiento Basofilia

Recomendaciones para bajar los basófilos altos

Tratar de llevar una alimentación sana y equilibrada, realizar ejercicio de forma cotidiana y mantener un estilo de vida sin caer en los excesos. Son factores, que además de favorecer un desarrollo más saludable, ayudan a reducir el riesgo de afecciones relacionadas con la basofilia. Se recomienda realizar al menos un estudio anual que permitirá detectar de forma temprana indicios de este tipo de irregularidad, y así poder establecer un tratamiento adecuado. Ante cualquier duda o inquietud consulte a su médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *