Probioticos
Miscelánea

Casenbiotic, el probiótico definitivo a tus problemas de flora bacteriana intestinal

Muchos estudios médicos aseguran que existe una estrecha relación entre la flora bacteriana y la aparición de diversas enfermedades como alergias, artritis e incluso, algunos casos de depresión.

El organismo no es una sola pieza, sino un complejo sistema de funciones que se enlazan. Aunque algunas son dañinas para el organismo humano, algunas bacterias son beneficiosas e incluso, fundamentales para el correcto desempeño de algunas funciones básicas como la digestión.

Hoy conoceremos un poco más sobre las bacterias beneficiosas que se encuentran en nuestro sistema digestivo y sobre los probióticos y la mejor manera de utilizarlos a favor de nuestra salud estomacal.

En este sentido, existe un producto con la capacidad de reconstituir la flora bacteriana y devolverle su funcionamiento adecuado. Se trata de Casenbiotic y te mostramos sus beneficios a continuación.

La flora intestinal y los probióticos

La flora intestinal es responsable de algunas funciones importantes para el buen funcionamiento del organismo, como la producción de vitamina K, un elemento esencial para la coagulación de la sangre. Así mismo, interviene en la producción de factores de crecimiento y algunas vitaminas del complejo B.

Además, tiene la capacidad de estimular el sistema inmune, inactivar toxinas y reducir los lípidos en la sangre, ahorrar energía y convertirse en la primera línea de defensa ante el ataque de gérmenes, bloqueando al menos un 70% de las infecciones de este tipo.

Los desequilibrios en la flora bacteriana pueden pasar desapercibidos la mayoría de las veces, pero estudios médicos indican que estos desequilibrios pueden ser los responsables del desarrollo de enfermedades autoinmunes, además de relacionarse con los cambios en el estado de ánimo e iniciar episodios depresivos.

El papel del lactobacillus reuteri protectis

Lactobacillus reuteri protectis es una bacteria que se forma naturalmente en nuestro intestino, así como en el resto de mamíferos y también en las aves.

Su función es principalmente antimicrobial, produciendo Reuteri o Reuterina, un compuesto múltiple que a su vez se deriva en una sustancia antibiótica con la capacidad de reducir la población de microbios y microorganismo invasores del sistema gastrointestinal.

Una parte importante, es su papel de inhibición del desarrollo de  E. coli. Esta enterobacteria produce infecciones gastrointestinales, así como otras en el tracto urinario y sanguíneo.

Casenbiotic; la mejor alternativa en probióticos

¿Cómo podemos ayudar a nuestra flora bacteriana? El consumo de Lactobacillus reuteri protectis, en una dosis de 100 millones (10 8 UFC*/día), asegura el restablecimiento de la flora bacteriana en casos de diarrea, intolerancia lactosa, alergias, infecciones vaginales y gastrointestinales.

Casenbiotic

Este probiótico se utiliza como una manera rápida de restablecer el equilibrio en la flora bacteriana y apoyar al sistema inmune en la lucha contra los microorganismos invasores causantes de enfermedades.

Tras el consumo de una dosis, el probiótico se mantiene vivo dentro del tracto intestinal, adhiriéndose a las mucosas y colonizando, para posteriormente segregar la ya mencionada Reuterina, elemento que va a impedir el crecimiento de una gran variedad de bacterias patógenas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.