Aceite de CBD
Miscelánea

Cómo el CBD transforma la vida de millones de personas

Uno de los compuestos químicos en la marihuana es hoy en día la base de muchísimos tratamientos médicos, curas, y fuente de alivio para aquellos que sufren de diversas condiciones, desde epilepsia a migrañas.

Además de sus aplicaciones médicas, el CBD también cuenta con un gran número de beneficios para la salud que lo hacen ideal para su consumición diaria en personas saludables, precisamente para mantener su salud en estado ideal.

Usando aceite de CBD

El aceite de CBD es legal es España, tal y como dicen aquí, y es fácil de conseguir tanto sea online, como en tu tienda de parafernalia local o en tiendas dietéticas especializadas.

Aunque todavía no es oficialmente legal para uso médico, sí está permitido totalmente vender aceite de marihuana con CBD para usos cosméticos. Este pequeño detalle nos permite disfrutar de los beneficios del CBD aunque la comunidad médica se tarde en reconocer los mismos. Es importante aclarar que lo que se considera ilegal en España no es la marihuana, ya que es legal consumir y cultivar en privado.

Para sacarle el mejor provecho al aceite de CBD, lo más efectivo es usarlo de la misma manera que tomas una medicina. Esto significa ponerte un horario: Tomar el aceite de CBD a la misma hora, todos los días.

CBD

Si te cuesta seguir horarios, puedes ponerte a ti mismo tiempos tentativos. También es fácil seguir la rutina si decides consumir el aceite antes o después de cada comida, ya que los horarios de las comidas suelen ser bastante sagrados y difícilmente cambian.

Tres veces al día es lo recomendado normalmente. Si sufres de dolor crónico, es buena idea tomar el aceite de manera sublingual, para que haga efecto más rápido: Deja caer las gotas bajo tu lengua y mantén ahí el aceite durante el mayor tiempo posible. Una cantidad significativa de CBD será absorbido instantáneamente a tu sangre, ayudando a brindar alivio inmediato para la gente que sufre de dolor debilitante.

En caso de dolores musculares

Aunque ingerir el CBD es más que suficiente para brindarnos relajación muscular, nunca está de más asegurarnos de que el dolor no vuelva, o, por lo menos, que no vuelva con mayor intensidad que antes.

Cuando te encuentras con un dolor localizado, puedes usar aceite de CBD para darte un masaje en el área. Por ejemplo, si te has esguinzado un tobillo, empapa tus manos con algunas gotas de aceite y date un masaje con el aceite de CBD. Realiza el masaje por unos 5 minutos, hasta que el área haya entrado en calor. El aceite tiene las mismas propiedades antiinflamatorias y analgésicas aún usado tópicamente, así que te estás brindando doble alivio.

En caso de lesiones, cortes, quemaduras

Todos los aceites de Cannabis, ya sea marihuana o cáñamo, tienen propiedades antibacterianas. Es más, actualmente hay científicos intentando desarrollar potentes antibióticos a partir de esta planta, para que te hagas una idea.

Usar aceite de CBD durante la sanación de heridas superficiales es buena idea: Alivia la irritación y picazón y -gracias a sus propiedades antibacterianas- ayudará a que tu herida se mantenga limpia, libre de infecciones. Esteriliza con alcohol la herida antes de usar el aceite. Si observas alguna reacción adversa, deja de aplicarlo. Esto probablemente se deberá al uso de otros componentes en el producto y no al aceite de CBD en sí, pero siempre es bueno que busques los aceites más naturales como los que venden en Justbob.

En caso de cicatrices

Aunque no hará que las cicatrices desaparezcan, el aceite de CBD puede ayudar a reducir el tamaño de algunas cicatrices o queloides. Aplica el aceite diariamente en la zona afectada con un algodón para mayores resultados.

En caso de cicatrices de alguna operación, es mejor esperar que la herida ya se haya curado para aplicar aceite de CBD.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.