dormir buen colchon
Salud

La relación entre el dolor de espalda y tu colchón

Un buen descanso es una de las formas más eficaces de garantizar una salud integral a las personas, ya que tanto el cuerpo como la mente se ven beneficiados de sus grandes ventajas. Uno de los problemas más comunes es la fatiga, el cansancio y la tensión acumulada en distintas partes del cuerpo, lo que hace que recurramos a diferentes fármacos y actividades mientras ignoramos que lo que quizá nos genera tal malestar, es no dormir de la manera correcta.

Los dolores de espalda son una de las consecuencias más comunes. En la mayoría de los casos, las personas ignoran por completo la importancia que tiene un buen colchón para su descanso.

Si este es tu caso, es necesario que comprendas que el descanso nocturno debe ser completo, es decir, que sea reparador y suficiente como para recargar energías y darle a tu espalda el reposo necesario para conservarla fuerte y sana para el día siguiente y para el resto de tu vida.

Un colchón no es solo una masa de hilos y alambres donde duermes, es el lugar donde tu cuerpo pasará el proceso de reparación, por consiguiente no debes tomarlo tan a la ligera. Una de las señales de que no estás durmiendo bien, es que te levantas con ciertas molestias en la espalda y con sensación de cansancio, algo que por tu bienestar debe ser solucionado cuanto antes.

¿Qué características debe tener el colchón ideal?

Ya ha quedado atrás la creencia de que los colchones duros eran los mejores para combatir los dolores y malestares de espalda (escoliosis, lumbalgia, espasmos, hernias), algo que defendieron durante mucho tiempo algunos médicos y expertos en la materia, pero los tiempos cambian y los nuevos descubrimientos aparecen.

Estudios recientes han determinado que la característica principal de un colchón idóneo para la espalda es la dureza media. La dureza media, como su nombre  indica, es el equilibrio proporcionado entre un colchón muy firme y uno blando.

Lo más recomendable es que las curvaturas que tenga el colchón en su superficie deben adaptarse armoniosamente a las curvaturas que tiene anatómicamente la espalda, esto hará, que el peso del cuerpo esté bien distribuido y tu espalda esté cómoda, mientras le ofrezcas apoyo completo a toda la columna vertebral.

De esta forma la estructura ósea de caderas y hombros tendrá firmeza, y las zonas más blandas del cuerpo reposarán de forma efectiva. La mayoría de los colchones viscoelásticos ofrecen estas características, lo que les da popularidad frente a otros. Puedes tenerlo, en cuenta cuando quieras ir a comprar colchones para mejorar el descanso  de tu familia.

Los colchones  LoMonaco, por ejemplo te garantizan la comodidad, calidad y durabilidad que debe tener todo buen colchón para que puedas descansar bien.

Ventajas de dormir en un buen colchón

En el mercado hay gran variedad de colchones que puedes elegir. Los puedes encontrar de diferentes características, acabados y tamaños y que por su puesto, procuren el cuidado de tu espalda, así como también te ayuden a cuidarte en general, pues los beneficios de dormir bien, te pueden ayudar tanto, como una buena alimentación o un régimen de ejercicios físicos.

Entre las ventajas que puedes obtener por dormir bien debido al colchón adecuado están:

Cuidar de tu espalda

Como ya mencionamos anteriormente, tener un buen colchón te puede ayudar con los diferentes dolores que puedas presentar en tu espalda, cuello y columna vertebral. Si tienes alguna lesión en particular, puedes consultar primero con un médico y que él te indique cual es el colchón que más te puede favorecer. La opinión de un profesional siempre es importante.

Olvídate del estrés

Gran parte de las tensiones que obtienes durante un día normal salen de tu cuerpo mientras duermes. Este estrés puede acarrear distintos problemas de salud tanto físicos como mentales, pues tu mente estará tan cansada como tu cuerpo para enfrentarse al día siguiente con toda la fuerza que tu cuerpo necesita. Recuerda mantener una buena postura mientras duermes.

Aumenta tu atractivo

Según varios expertos, el no dormir bien puede afectar completamente a tu cara, haciendo que tu piel y cabello luzcan opacos y sin vida. Además, la falta de sueño adormecerá tu mirada y favorecerá la aparición de esas feas ojeras que a nadie le gustan.

Si duermes bien, tu cuerpo eliminará toxinas y lucirá rejuvenecido al otro día. A largo plazo las ventajas serán mucho más notorias, procurando que no aparezcan demasiado rápido las líneas de expresión en tu cara.

Prevenir el sobrepeso

El no dormir bien puede afectar sobremanera el proceso digestivo de tu organismo, haciendo que sea más fácil la acumulación de grasa y toxinas en todo tu cuerpo ¿por qué? Si duermes mal y muy poco, puedes obstaculizar tu proceso metabólico natural, llenarte de estrés y aumentar el riesgo de atracones, ansiedad, así como de enfermedades cardiovasculares e intestinales.

Por otra parte, si duermes mucho, puede volverse lento tu sistema digestivo y hacer que te llenes de apatía.

Puedes mantener tu mente más activa

Según varios expertos, el mantener un sueño sano y regulado, ayuda en gran manera a estimular los procesos cognitivos necesarios para mantener tu memoria activa, así como también ayuda a cuidar tu agudeza mental y a prevenir males relacionados con la misma (algunos trastornos, ansiedad, alzheimer, depresión y trastornos alimenticios entre otros).

Recuerda siempre que tu cuerpo debe dormir entre 6 y 8 horas diarias. Diversos estudios han demostrado que no es necesario que duermas de forma seguida, ya que puedes dividirlo en dos, pero ¿cómo es esto? Por las noches puedes dormir unas 5 horas y por las tardes puedes echarte una siesta de 2 o 3 horas.

Como puedes ver, tienes libertad para escoger el tiempo de sueño que mejor se adapte a ti, solo debes procurar que sea el tiempo necesario, en una postura adecuada y sobretodo, con un colchón que procure el bienestar de tu espalda, tu mente y todo tu cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.