Prolongar la duracion de las relaciones intimas
Sexo

Como prolongar la duración de las relaciones íntimas

Una de las mayores causas de preocupación en el hombre es su desempeño sexual, lo cual depende de diferentes factores como la edad, el peso, condición física e incluso el estado de ánimo.

Siendo la sexualidad un asunto tan importante, mantener la potencia de las erecciones y durar en el coito un poco más del promedio es un asunto que ha llevado al desarrollo de diferentes trucos, algunos de los cuales recogeremos y explicaremos en las siguientes líneas.

La duración de una relación sexual promedio es de 5,4 minutos, según un estudio llevado a cabo en el 2005 por ‘Journal of Sexual Medicine’. ¿Estás dentro del promedio? ¿Deseas prolongar la duración de tus relaciones íntimas? Entonces presta atención a los siguientes consejos y trucos para aguantar más en la cama.

5 técnicas que debes conocer

Ejercicios Kegel

Se trata de una serie de ejercicios indicados para el fortalecimiento de los músculos PC, desarrollados por el Dr Arnold Kegel en 1950.

Estos son los músculos que permiten controlar la salida de la orina. Ejercitándolos, se logra controlar la eyaculación y así conseguir ganar un poco de tiempo en la cama.

Masturbación controlada

Otra forma de ganar control sobre la eyaculación y el nivel de sensibilidad del pene, ocurre con el método de la masturbación controlada.

Masturbarse frecuentemente, apretando el músculo PC y controlando la respiración, logrando superar los 10 minutos antes del orgasmo y haciendo el intento de detener el espasmo eyaculatorio lo más posible.

Aumentar la duracion en la cama

Control mental

Puede parecer un poco extraño, pero el estrés y ansiedad que produce el estar todo el rato pensando en formas para no eyacular tan rápido, puede producir el efecto contrario.

Para evitar el mal rato, concéntrate en disfrutar la experiencia sexual y para que puedas reconocer y dominar los estímulos y sensaciones de tu cuerpo y así podrás dejar de centrarte en el orgasmo.

Ejercicios de respiración

Aprender a respirar correctamente y controlar el diafragma puede ayudar a mantener la relajación y disminuir el exceso de excitación que lleva al orgasmo.

Esto ocurre debido a que, durante la excitación, el pecho se hincha porque se realiza una respiración abdominal, de modo que si se aprende a pasar a una respiración diafragmática aumenta la capacidad de controlar el impulso eyaculatorio.

Prueba con  “el apretón”

Finalmente, uno de los trucos más simples se conoce como “el apretón” y consiste en ejercer presión debajo el glande, lo que causa un descenso de la excitación de forma inmediata y puedes hacerlo cada vez que sientas que se acerca el momento del orgasmo y en combinación con otros trucos.

Probar cualquiera de estos trucos puede resultar muy útil para mejorar el desempeño sexual y hacer mucho más feliz a tu pareja. Sin embargo, es necesario observar posibles síntomas de eyaculación precoz, ya que esto puede representar un problema físico real que requiera un tratamiento más específico por parte de un profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.