Quimioterapia
Salud

Conoce más sobre la quimioterapia

La Quimioterapia es un tratamiento contra el cáncer basado en el uso de fármacos que destruyen las células cancerosas. Su objetivo principal es evitar el crecimiento de células cancerosas, impidiendo que estas consigan dividirse en más células. Considerando que esta clase de células presenta un crecimiento acelerado, el tratamiento se concentra en ellas por encima del resto.

No obstante, los fármacos involucrados en la quimioterapia también pueden ocasionar un daño considerable sobre las células saludables, desencadenando una serie de efectos secundarios. Es tarea del especialista realizar la evaluación pertinente y seleccionar la terapia que degrade las células cancerosas ocasionando el menor daño posible a las células sanas.

¿Cómo funciona la quimioterapia?

Su objetivo principal es detener o hacer más lento el desarrollo de las células cancerosas, caracterizadas por tener un crecimiento acelerado, dividiéndose con gran rapidez. Así, la quimio puede utilizarse con dos fines esenciales:

  1. Tratar el cáncer, intentando curar diferentes tipos de cáncer localizados en órganos, deteniéndolo y haciendo que progrese más lento o reduciendo las posibilidades de que regrese una vez ha sido eliminado del organismo.
  2. Aliviar síntomas del cáncer, ayudando a encoger tumores causantes de dolores y otros problemas relacionados, que pueden afectar a la calidad de vida del paciente.

También puede combinarse con otros tratamientos, consiguiendo efectos adicionales como:

  • Reducción del tamaño de tumores antes de una cirugía o sesiones de radioterapia.
  • Destruir células cancerígenas que puedan haber quedado en la zona circundante a una cirugía o tratamiento con radioterapia.
  • Hacer que otros tratamientos como la terapia inmunitaria funcionen con mayor eficiencia.
  • Destruir células cancerosas cuando estas se están expandiendo hacia otras partes del cuerpo.

En la actualidad, se dispone de una gran variedad de fármacos para elegir en función de las necesidades particulares del paciente y las características de su padecimiento. Los fármacos más novedosos consiguen dirigirse de formas más eficientes hacia las células cancerígenas, degradando proteínas específicas o bloqueando determinados genes.

También existen otros tipos de fármacos que actúan en colaboración con hormonas y trabajan junto al sistema inmunitario bajo una técnica denominada inmunoterapia. La selección de uno u otro esquema de tratamiento dependerá del tipo de cáncer, su ubicación, si se ha diseminado o no (estadio), edad del paciente, condiciones previas de salud y considerando los efectos secundarios.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la quimioterapia?

Tal como mencionamos al principio de la nota, la quimioterapia puede llegar a afectar a las células sanas del organismo, haciendo lento el crecimiento de otras células que funcionan igual, como las que hacen que crezca el cabello, el revestimiento intestinal y otras. Entre los síntomas más frecuentes durante la terapia química contra el cáncer, encontramos:

  • Cansancio crónico, agotamiento, fatiga.
  • Dolores (cabeza, estómago, muscular, ardores y entumecimientos por daño nervioso).
  • Úlceras en boca, garganta e intestinos, una afección denominada mucositis.
  • Náuseas, vómitos y diarrea, según la dosis administrada.
  • Estreñimiento.
  • Trastornos de la sangre, como disminución del conteo de determinadas células (plaquetas, glóbulos blancos, glóbulos rojos), pero que regresa a la normalidad al finalizar el tratamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.