Aparato de aire acondicionado
Hogar

Consejos para comprar un aparato de aire acondicionado

Cuando comienza la primavera, y antes de esperar a que llegue el verano, es recurrente la pregunta sobre si es necesario un aparato de aire acondicionado para el hogar. En este sentido, es probable que pueda aumentar la factura de luz, y que puedas necesitar obra para su instalación, por lo que no debe ser una elección que deba hacerse a la ligera.

El aire acondicionado es uno de los electrodomésticos que ha cambiado la vida de todos. Permite ganar calidad de vida, de manera que se pueden adecuar espacios hasta en los climas más calurosos, haciendo que las rutinas diarias sean más llevaderas y reconfortantes.

Comprar un sistema de aire acondicionado Guadalajara, por ejemplo, ya que es una zona donde el calor es más fuerte durante estas estaciones del año, puede ser una obligación, y la búsqueda de distintas opciones debe ser inmediata. No obstante, y como debe ser norma en cualquier elección de un aire acondicionado, se deben tener en cuenta ciertos consejos.

Características mínimas desde las que partir

Hay un límite mínimo desde el que deberías empezar a buscar especificaciones. Por ejemplo, hoy en día, deberías obligatoriamente optar por un sistema que cuente con un termostato.

El termostato permite regular la potencia de acuerdo a la temperatura interior para, en el mejor de los casos, apagar la unidad de enfriamiento cuando la temperatura deseada ya ha sido alcanzada. La diferencia entre tener o no tener un termostato se mide en miles de euros al año por concepto de facturas de luz.

También debes valorar positivamente la certificación energética, cuanto más alta, mejor aprovechamiento de la energía. Lógicamente, incrementará su precio, pero tratándose de aparatos que tienen una vida útil de más de 10 años, el ahorro también es sustancial.

De ser posible, además, considera que sean aparatos de aire acondicionado con tecnología Inverter. Esta tecnología permite hacer un uso de la potencia óptima en todos los casos, dependiendo de las necesidades de enfriamiento, temperatura ideal, espacio físico y personas que estén en la estancia. Los sistemas Inverter permiten un mayor ahorro de energía, pero sobre todas las cosas, permiten ahorrar dinero en mantenimiento y alargan la vida útil de estos aparatos.

Antes que nada, busca asesoría profesional

Teniendo en cuenta esas características básicas que debería tener un sistema moderno, debes priorizar la búsqueda de expertos en servicios de venta e instalación. Como el caso de www.itrsl.com, una empresa especializada en calefacción y en sistemas de aire acondicionado que no sólo ofrecen asesoría, presupuestos gratuitos e instalación, sino que cuentan con equipos de las marcas más reconocidas para que no tengas que preocuparte de nada.

Aire acondicionado

Este tipo de empresas representa la mejor opción. Porque escoger un sistema de climatización del hogar no es tan sencillo como revisar especificaciones y medir presupuestos. De una correcta elección no sólo dependerá la calidad de vida de quienes utilicen los espacios, sino que también dependerá el ahorro en facturas de la luz, en mantenimiento y al momento de su instalación.

Especificaciones básicas de un buen aire acondicionado

Para determinar un sistema de aire acondicionado que valga la pena, debes tener en consideración algunos de los siguientes criterios:

El tipo de aire acondicionado que necesitas

Los de ventana son más baratos, los de techo tienen muy alta capacidad, pero los de split son los recomendados para el hogar por su excelente relación entre prestaciones, precio y aspecto decorativo. Salvo excepciones, siempre deberías escoger los de tipo split, ya que son más modernos, tienen un fácil mantenimiento y su nivel de ruido es muy bajo en comparación con los otros dos tipos.

Marcas reconocidas

Otra ventaja de contar con expertos que te asesoren. Hay marcas reconocidas que son fácilmente identificables, como Mitsubishi o Daikin, sin embargo, hay decenas de marcas en el mercado que destacan únicamente por sus bajos precios, pero sus cualidades y garantías dejan mucho que desear.

La potencia como aspecto clave

Se mide en BTU y aunque no existe una regla específica, necesitarás por ejemplo, un aparato de entre 5.000 y 12.000 BTU para una habitación de 40 metros cuadrados, y un sistema de hasta 36.000 BTU para una habitación de 350 metros cuadrados. Una potencia insuficiente hará que se genere humedad en el hogar, pero nunca una temperatura agradable; y una potencia mayor será lo recomendable, pero podrías incrementar el gasto de forma innecesaria. Otra razón por la que siempre convendrá buscar ayuda en especialistas, ya que te orientarán debidamente en el apartado técnico de acuerdo a las características de tu hogar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.