campana cocina
Hogar

Todo lo que necesitas saber para elegir una campana extractora

Una campana extractora es un aparato electrodoméstico que cuenta con un ventilador extractor insertado en la carcasa y es colocada encima de la cocina, con la finalidad de atrapar la grasa en suspensión en el aire, el humo, los olores, el calor y el vapor de agua.

En la actualidad puedes conseguir una gran variedad de campanas extractoras en diferentes diseños y tecnologías como para no preocuparte del humo y los malos olores. Las puedes conseguir de islas, extraíbles, integrales y que se adaptan a todos los espacios.

Principales características de las campanas

Cuando vayas a elegir una campana de extracción para tu cocina debes tener en cuenta algunos aspectos como:

  1. El nivel de extracción que necesitas, para saber cuál es la potencia ideal y es necesario que sepas las medidas de la cocina y los conductos que instales para dar salida al exterior del humo.
  2. Las campanas deben utilizar filtro de carbono activo para filtrar el aire y eliminar los malos olores.
  3. El nivel del ruido, ya que muchas veces son un problema mientras se cocina, los modelos que se fabrican en la actualidad son cada vez más silenciosos y muchas veces incluyen cerramientos con revestimientos de materiales acústicos.
  4. Puedes optar por una campana con motor blindado que debe ser de hierro y no plástico, ya que protege su interior de la grasa, polvo y suciedad. El que tenga varias velocidades y una válvula antirretorno, son características relevantes que puedes tomar en consideración a la hora de elegir.

Diseño de las campanas extractoras

Después de haber identificado el espacio disponible y la potencia que necesitas, debes escoger la campana adecuada pensando en el diseño que mejor se adapte a los otros elementos de la cocina para que tenga una buena integración.

Los principales diseños son de pared, horizontales o con inclinación hacia la zona de cocción, que aportan un toque decorativo a la cocina. Existen los modelos en isla, especialmente para aquellas cocinas que no tiene paredes en su alrededor y están sujetas mediante una estructura al techo. También puedes disponer de campanas extraplanas que son sujetadas o encastradas en la pared o un mueble alto, con la facilidad de guardarlas cuando hayas terminado de utilizarlas y así ocupar menos espacio.

Debes definir qué tipo de campana extractora deseas, en función del sistema que utilizan para realizar el trabajo como son aquellas que envían todo lo que absorben fuera de la estancia mediante conductos pvc para campana extractora y que requieren una limpieza frecuente de las rejillas.

Estas campanas de extracción o succión son bastante eficientes y por lo tanto las que más se recomiendan por vaciar la cocina de manera general de  partículas en suspensión. Otra opción es elegir las campanas con filtros o de recirculación, las cuales aspiran el humo mediante unos filtros que depuran el aire y lo devuelve limpio.

Normativas para los sistemas de extracción del humo en las campanas del hogar

Un extractor de cocina debe cumplir con ciertas exigencias en el hogar ya que este es un espacio reservado para cocinar y que debe tener una ventilación especial para extraer los vapores y el aire contaminado que se produce como resultado de la cocción de los alimentos.

Es necesario que cuando instales un sistema de extracción, este debe estar comunicado a un conducto pvc distinto al sistema de ventilación del resto del hogar.

Las reglas fundamentales son:

  1. El diámetro del conducto de salida debe ser el adecuado para evitar pérdidas de rendimiento y un mayor nivel de ruido por lo que debe elegirse en función del caudal de aire transportado.
  2. El acabado de los conductos debe ser liso ya que estos tienen un mejor comportamiento aerodinámico a diferencia de las superficies rugosas, permitiendo al aire fluir sin obstáculos y sin producir una carga innecesaria al ventilador.
  3. Sistema de conducto redondo o plano los cuales ofrecen una calidad con respecto al comportamiento aerodinámico. Si eliges un conducto plano, debes cerciorarte que presente una porción  equilibrada entre la altura y la anchura del canal.
  4. Debes evitar los codos y curvas directamente a continuación de la boca de expulsión del ventilador para permitir la formación de una corriente homogénea. Si esto no se evita pueden producirse torbellinos y un alto nivel de ruido, además, que se perderá el rendimiento de la campana extractora.
  5. Hay que asegurarse que el último componente del trazado de salida sea del mismo diámetro que el propio tendido del conducto de salida. Las clapetas antirretorno y las rejillas de ventilación  deben tener una extensión adecuada para reducir las pérdidas de rendimiento.
  6. Debes instalar una válvula antirretorno de condensados en el punto más bajo del tendido, es decir, en la boca de salida de la campana extractora.

Dentro de la gran variedad de campanas para el hogar siempre se suelen elegir más por sus características estéticas que por las necesidades reales de la cocina, cosa que a veces poco beneficia la calidad del aire interior.

La instalación de una campana útil y eficiente es bastante complicada para lo cual debes realizar un cálculo del caudal necesario que suele ser aproximadamente de 500-600 m3/h, con lo que el conducto de extracción debería ser de, al menos, 150-160 mm de diámetro.

Esta característica es casi imposible de conseguir en la mayoría de las instalaciones que existen en la actualidad, ya que no suelen prever dicho espacio. Otro grave problema es que la instalación de conductos con diámetros muy inferiores al aconsejado, defecto que reduce el caudal de extracción, por lo que es importante dimensionar la instalación de la campana de extracción de la manera correcta.

Debes tener en cuenta que el diseño de la campana sea un poco más grande que la dimensión ocupada por la cocina, ya que de lo contrario el humo se escapará de la zona de succión. Si eliges una campana de extracción con las dimensiones correctas con la capacidad de extraer el caudal aconsejado, de seguro podrás superar las pérdidas de cargas generadas por la instalación y así evitar problemas en la extracción de los humos que se producen durante la cocción de los alimentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.