empresas trabajos verticales
Miscelánea

¿Qué tipo de trabajos realizan las empresas especializadas en trabajos verticales?

En los últimos años, la demanda de este tipo de servicios se ha incrementado notablemente en toda España.

Aunque los trabajos verticales son cada vez más conocidos por el conjunto de la sociedad, lo cierto es que todavía existen muchas personas que han oído hablar de ellos pero no son capaces de identificarlos con claridad. Un tipo de trabajo muy específico, que requiere de un equipo de expertos profesionales para desarrollarlo sin problemas.

Quizás por ello no existan muchas empresas de trabajos verticales en Europa, y menos aún en España, donde sin embargo el sector está creciendo poco a poco en los últimos tiempos. En algunas ocasiones estas empresas están formadas por aficionados al alpinismo y la escalada, los cuáles están más que acostumbrados a tener que subirse a lugares de difícil acceso y movilidad.

Empresas que realizan trabajos verticales o trabajos de acceso y posicionamiento con cuerdas, para los cuáles emplean sistemas de seguridad industrial o de alpinismo que permiten acceder a lugares de difícil acceso (gran inclinación, altura, complejidad, etcétera). Trabajos verticales que a pesar de lo que imagina el conjunto de la sociedad, son bastante seguros, y buena prueba de ello reside en los bajos índices de siniestralidad del sector en toda Europa.

Por esta y otras razones, actualmente en nuestro país cada vez existen más empresas especializadas en ofrecer soluciones técnicas y avanzadas a trabajos verticales de cualquier escala. Un ejemplo de este tipo de negocio lo encontramos en ALTURA´S S.L, una empresa de trabajos de altura en Mallorca que realiza cualquier tipo de restauración de fachadas en Palma.

Técnicas y tipos de trabajos verticales

Como ya se ha comentado anteriormente, los trabajos verticales hacen referencia a las tareas que se realizan en altura, y que en la mayoría de los casos se desarrollan en lugares de difícil acceso que requieren el uso de técnicas de suspensión por cuerdas.

Además del uso de la suspensión por cuerdas, en ocasiones las empresas también se ven obligadas a trabajar mediante la utilización de otro tipo de herramientas como los anclajes o los aparatos de progresión, que permiten el fácil acceso a lugares incómodos como pozos, árboles, puentes o edificios de gran envergadura.

trabajos verticales

Unas técnicas para trabajos verticales que se deben utilizar siempre y cuando, el trabajo a realizar no permita el correcto montaje de sistemas tradicionales (como los clásicos andamios), y por ende suponga un gran riesgo tanto para los trabajadores como para los usuarios que transiten por la zona.

De este modo, las técnicas de trabajos verticales pueden ser aplicadas en diferentes tipos de contextos como la instalación de aparatos a gran altura, la limpieza de grandes cristaleras, la pintura de fachadas o edificios, la colocación de carteles promocionales o publicitarios a gran altura, la restauración de edificios o la realización de trabajos de fontanería o electricidad en zonas de difícil acceso.

¿Qué ventajas ofrecen los trabajos verticales?

A pesar de que existen algunas voces discordantes sobre los trabajos verticales (las cuáles defienden el uso de herramientas y elementos más clásicos), lo cierto es que este tipo de técnicas ofrece una serie de ventajas muy significativas que benefician a todas las partes.

Por un lado, estos benefician a los trabajadores de las empresas ya que se reducen los tiempos del trabajo (no hay que montar andamios) y estos pueden llevar a cabo más tareas a lo largo del día. Una ventaja que no solo afecta a los trabajadores, ya que los propietarios (y vecinos) del inmueble o edificio no tendrán que aguantar los clásicos ruidos que acarrea el montaje de los andamios.

Por otro lado, los trabajos verticales son ideales a la hora de abaratar costes y realizar las tareas en el menor tiempo posible, además de que se reduce al mínimo la posibilidad de acceso a personas ajenas a la obra.

Otra ventaja presentada por los trabajos verticales reside en que no se altera para nada la estética de la infraestructura, y en el caso de ser un edificio público o empresa privada, esta puede seguir desarrollando sus tareas con total normalidad (no se instalan estructuras metálicas en las fachadas, ni se obstaculizan entradas que dificulten la libre circulación de personas).Y por último, no podemos dejar de mencionar a la gran ventaja de los trabajos verticales, la cual tienen nombre propio: seguridad. Una mayor seguridad de la que otorgaban los andamios en el pasado, y que está perfectamente establecida en el reglamento RD2177-2004.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.