Interacción con los perros
Animales

Cómo interactúan los perros: claves para entender su lenguaje

Entender cómo interactúan los perros con los humanos y con otros perros es fundamental para poder mejorar su comportamiento y su relación con los miembros de la familia. Los perros emiten señales continuamente acerca de lo que siente o piensan, pero a veces los humanos cometemos el error de fijarnos únicamente en los ladridos o en los gruñidos que emiten.

Para favorecer una comunicación eficaz entre un perro y las personas de su entorno más cercano siempre puede ser de utilidad recurrir, por ejemplo, a un Adiestramiento canino en Barcelona en empresas que estén especializadas en corrección de conductas inapropiadas o en obediencia canina. Y es que a veces la falta de entendimiento provoca que el perro no responda a las demandas de sus cuidadores.

Por tanto, podemos afirmar que la Comunicación Canina depende de muchos factores que personas de a pie a veces no pueden comprender sin ayuda profesional. En cualquier caso existen algunas claves para entender su lenguaje y así poder mejorar poco a poco el entendimiento entre el perro y su familia.

Clave para entender el lenguaje canino

Para entender el lenguaje de los perros es fundamental tener claro algo desde el primer momento, que no es otra cosa que comprender que los canes se comunican tanto de forma verbal (ladridos, gruñidos…) como de forma no verbal. Y algo realmente importante, cada perro es diferente de cualquier otro y tienen sus propias formas de comunicarse.

Entender el lenguaje canino

De manera general podemos resumir el lenguaje canino en 3 tipos diferentes:

Comunicación olfativa

La comunicación olfativa es aquella que el perro usa especialmente para comunicarse con otros perros o consigo mismo. El hecho de frotarse la cara, las patas o el lomo con heces u orina puede ser lo más habitual, pero también se incluye el propio marcaje con orina y heces del territorio. El olfato es el sentido más desarrollado de los perros y siempre lo usarán para comunicarse.

Comunicación verbal

En la comunicación verbal se incluyen, además de los ladridos y los gruñidos, los gemidos e incluso aullidos que los perros pueden realizar. No es nada extraño que un can se exprese a través de un aullido, especialmente ante emociones fuertes o cuando sienten impotencia ante algo. Entender la comunicación verbal es de vital importancia para entender a un perro.

Comunicación corporal

La comunicación corporal es quizás la más difícil de interpretar, ya que es aquella que el perro realiza con determinadas partes de su cuerpo. Hay que destacar con especial interés el movimiento de sus orejas, del rabo e incluso la propia mirada del perro para intentar comprender lo que desea comunicar.

¿De qué dependerá el lenguaje de tu perro?

Entender a tu propia mascota es algo básico para favorecer la relación y el acercamiento con la misma, así como su obediencia en determinadas situaciones. Pero el lenguaje que cada perro usa para comunicarse es variable y depende de las propias destrezas comunicativas que tenga cada perro. Y es que, al igual que las personas, existen perros que se comunican muy bien y otros no tanto.

Además, el lenguaje canino depende también de su propia estructura física, ya que no se comunica del mismo modo un galgo que un chihuahua. Por tanto, en la comunicación influyen el tamaño del perro, la forma de sus orejas, el tipo de cola que tiene, el morro e incluso la propia química del perro (cachorros, adultos, hembras o machos emiten olores diferentes).

También hay que tener en cuenta que, para entender a un perro, hay que analizar el contexto en el que intenta comunicarse. Las señales caninas pueden variar según el contexto y por ello hay que entenderlas dentro del mismo. Analizar el lugar en el que se encuentra es fundamental, ya que probablemente su comunicación sea distinta en un lugar o territorio de referencia, como su casa, a un lugar desconocido para él.

En un encuentro con otros perros, hay que comprender que la comunicación será diferente a si se conocen o relacionan de manera frecuente o si se ven por primera vez. Del mismo modo también hay que encajar todo ello dentro de las características del propio perro (edad, química, personalidad, etc.).

Como se puede apreciar no resulta sencillo entender cómo interactúan los perros con los humanos o entre ellos. Conocer las claves de su forma de comunicarse es fundamental para poder llegar a entenderlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.