Adoptar un jerbo como mascota
Animales

Por qué adoptar un jerbo como mascota

Aunque muchas personas prefieren como mascotas los perros y los gatos, cada día más personas se inclinan por tener como animales de compañía a ciertas especies de roedores. Una de las especies preferidos son los jerbos, roedores originarios de ciertas áreas desérticas de África, India y Asia. Los veterinarios aseguran que las características y sociabilidad de estos pequeños e inquietos roedores los convierten en mascotas ideales tanto para adultos como para los niños.

Cómo adaptar a los jerbos a la vida familiar

Los jerbos en su hábitat natural viven en madrigueras, y una colonia de jerbos puede construir una extensa red de madrigueras. Crean un sistema organizado con túneles que conducen a áreas que contienen tiendas de alimentos, áreas de anidación y rutas de escape. Estas madrigueras pueden llegar a medir 1,7 metros y extenderse entre 6 y 8 metros. Si bien no es esencial replicar una madriguera en su jaula, cualquier cosa que pueda hacerse para ayudarlos a cumplir este instinto natural, aumentará su felicidad. Por lo general, basta con poner una capa profunda de ropa de cama en su jaula, esto les dará la oportunidad de cavar y excavar.

Jerbo

Por otro lado, a los jerbos domésticos les encanta acaparar. Acumulan mucha más comida de la que necesitan, y aunque no poseen bolsas en las mejillas como los hámsters, pueden transportar comida de un lado a otro muy rápidamente.

Aunque pequeños, son inteligentes, y pueden aprender algunos trucos básicos si se utilizan sus golosinas preferidas como recompensa.

Algunas curiosidades de los jerbos

Curiosidades de los jerbos

Los jerbos tienen patas traseras largas

En comparación con sus patas delanteras, sus patas traseras son largas, ya que las para cavar rápidamente. Al mismo tiempo golpean el suelo para alertar a la colonia si sienten peligro.

Los jerbos roen mucho

Debido a que sus dientes continúan creciendo a lo largo de sus vidas, los jerbos necesitan roer diariamente. La mejor solución que se les puede ofrecer es colocar algunos juguetes para roer en su jaula. Aman masticar a través de tubos de cartón, pero los pedazos de madera proporcionan un mejor material de roedura a largo plazo.

Los jerbos tienen muchas formas de comunicarse

Esta especie de roedor no sólo utilizan su audición para comunicarse, sino que también tienen un sentido del olfato altamente potente. Marcan su territorio usando su glándula de olor y pueden decir si otro jerbo ha marcado un área. Las hembras marcan a sus cachorros con su aroma, esto les ayuda a reconocer a su propia descendencia y a alejar a otros jerbos.

Los jerbos son animales muy sociales

No es aconsejable que un jerbo viva solo en la jaula, necesita compañía. En la vida silvestre, los jerbos aumentan su número de colonias manteniéndose unidos durante muchas generaciones de crías. A menudo, los grupos pueden acumularse alrededor de los 17 años, y muchos de los jerbos juegan y se ayudan mutuamente a diario.

Las crían confían y aprenden de sus padres

Los machos se involucran mucho en el cuidado de las crías. Colaboran recolectando materiales de anidación para protegerlos, limpian a los cachorros y, a medida que crecen, les muestran cómo recolectar alimentos y materiales. Es un hecho comprobado que los cachorros con padres presentes abrirán sus ojos antes. Los jerbos se benefician al tener una unidad familiar estable, esto también se puede observar en cautiverio.

Los jerbos tienen una amplia variedad de colores en sus pelajes

Aunque el color agouti es el más común entre los jerbos, también existen variaciones, entre ellas algunos con manchas, negro, dorado y lila. Los jerbos de diferentes colores también tienen diferentes rasgos de comportamiento, por ejemplo los jerbos negros usan sus glándulas de olor con mucha más frecuencia que el jerbo de agouti. Y según algunos estudios recientes, las hembras prefieren machos que tengan su mismo color de peaje.

Pequeños y traviesos, estos roedores son capaces de dormir varias siestas al día, en las cuales bajo ningún punto de vista pueden ser interrumpidos, porque al igual que los humanos pueden levantarse de bastante mal humor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.