peces koi biodiversidad
Animales

El Mar Mediterráneo, un tesoro de biodiversidad

El Mar Mediterráneo tiene una rica y variedad biodiversidad que se ve en constante evolución por algunos fenómenos geológicos que suceden aún en la actualidad. Hace unos 200 millones de años, con la aparición del océano Atlántico, la apertura del golfo de Vizcaya y una serie de inundaciones suscitadas por el estrecho de Gibraltar, se formaron modificaciones oceanográficas que hicieron de este mar, un tesoro en su número de especies marinas.

A pesar de las grandes amenazas, a causa de los cambios climáticos, a las que son sometidas dichas especies, una serie de acontecimientos biológicos a lo largo de los años, ha contribuido al crecimiento de una extraordinaria variedad de animales en su hábitat, lo que a su vez se refleja en la fauna del lugar.

Abundante variedad ictícola

En el Mar Mediterráneo se han registrado un total de 17.000 especies marinas, incluyendo los invertebrados y la vegetación, que conforman la gran biodiversidad. Ésta se desglosa de la siguiente manera: un 26% para microorganismos, 13,2% crustáceos, 12,4% moluscos y los peces vertebrados cuentan con el 4,1%.

El Mar Mediterráneo es el lugar ideal para conocer la variedad de especies existentes debido a razones ecológicas, dado sus altos índices en historial evolutivo durante años, ocasionando situaciones climáticas e hidrológicas ideales para el incremento de la vida natural en el lugar.

arrecifes de coral

Definir el número de peces puede llevar algo de tiempo, para mayores detalles de cada una de las especies y su hábitat, se sugiere consultar la guía de peces del mediterráneo. En general, algunas de estas especies sólo pueden encontrarse en esta zona, por lo que abunda la sobrepesca, lo que pone a muchas de esas especies en peligro de extinción.

Estudios realizados recientemente, demuestran los grandes problemas que representan la sobreexplotación de la pesca y la contaminación para la merluza, salmonete, anchoa, o sardinas, entre otros, que son amenazados por esta situación.Así lo informó la legislación del Patrimonio Natural y la Biodiversidad, la misma que establece la garantía de conservación y preservación de estas especies, para que sean protegidas y reciban el valor científico que se merecen debido a su singularidad y grado de amenaza.

Animales invertebrados

Los animales acuáticos invertebrados conforman una parte vital del ecosistema marino. De esta forma, se conoce que los invertebrados del Mediterráneo se dividen en crustáceos, equinodermos y moluscos, al igual que aquellas especies que no poseen esqueleto y su cuerpo es cubierto por caparazones o corazas.

Asimismo, representan el grupo más numeroso, tal y como lo reflejan los porcentajes antes expuestos sobre crustáceos, moluscos y un restante de otro tipo de invertebrados, que cuenta con el 5%. Debido a la gran diversidad que existe, también se dio a conocer la guía de invertebrados del mediterráneo, con características de las especies, lo que permite incluir a estos animales en el grupo de organismos más abundantes del océano.

Los últimos estudios realizados revelan la pérdida del hábitat y el aumento del cambio climático, por lo que los investigadores prestaron especial atención a la diversidad de especies, haciendo énfasis en los invertebrados que por su tipo de hábitat son los más amenazados y propensos a extinguirse, debido al movimiento del Mar Mediterráneo y la migración de estas especies a zonas más aptas para ellos.

Amenaza en las aguas

Son muchas las razones por las que la comunidad científica está desarrollando medidas preventivas para garantizar la preservación de la biodiversidad de las especies en el Mediterráneo, puesto que los cambios climáticos serán el causante de la sexta gran extinción.

Otros estudios y análisis han demostrado que la mayor amenaza del planeta es el mar Mediterráneo, ya que debido a sus bruscos cambios de temperaturas, muchas de las especies migran, lo que ha conllevado a que 637 especies se constituyan en invasoras, en los últimos meses.

Por otra parte, los invertebrados serán afectados principalmente durante esta denominada gran sexta extinción, ya que por selección natural se verán comprometidas varias especies de los mares.

Finalmente, esta extinción amenaza la mayor parte del ecosistema a nivel mundial; esta perturbación ecológica mantiene en alerta a la comunidad defensora de los animales y a los científicos, quienes temen por la reducción de las especies de gran impacto en el océano, vitales para el ciclo de nutrientes y la red alimentaria de todos los ecosistemas marinos.

Se conoce también que éstos son los cálculos más trágicos, llegando a ser comparados con la extinción de los dinosaurios, por lo que muchos han llegado a decir que “la humanidad es el meteorito de esta nueva gran extinción”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.