Estanterías de almacén
Miscelánea

Estanterías Cantilever: La solución para tu empresa

Las estanterías Cantilever son un sistema de almacenaje diseñado para la gestión de cargas largas y pesadas. Su montaje es sencillo y ofrecen una enorme resistencia, lo que las hace perfectas para determinados tipos de negocios.

Este sistema de almacenaje está constituido por una estructura central resistente en que se apoyan unos brazos de forma horizontal, formando estanterías a diferentes alturas.

Implementándolo para la logística del almacén se consigue mejorar la versatilidad ante los cambios en el volumen de las cargas debido al acceso directo a la unidad de carga y la regulación de altura de los diferentes niveles.

Fersaracks, empresa líder en almacenes industriales, recomienda este tipo de sistema de almacenaje a aquellas empresas que, por sus características, necesiten el máximo rendimiento y espacio posible. Se trata de la mejor solución para ganar espacio y mejorar.

Según las características de la mercancía que se almacene se pueden usar dos tipos de estanterías Cantilever: Para cargas pesadas y para cargas livianas.

Estanterías Cantilever para cargas ligeras

Las estanterías Cantilever para cagas ligeras son ideales para el almacenamiento de cargas de gran longitud pero peso liviano. Se identifican por su gran simplicidad, su fácil montaje y por tener una enorme resistencia.

Este sistema nos permite manipular la carga de forma manual.

Entre sus ventajas se encuentran las siguientes:

  • Facilidad en el montaje.
  • Posibilidad de poner la mercancía a uno o bien ambos lados de la estructura.
  • Es una solución de almacenaje idónea para maderas, perfiles, cilindros o barras de peso ligero.

Estanterías cantiléver para cargas pesadas

Las estanterías Cantilever para cargas pesadas son idóneas para almacenar cargas de gran longitud y gran peso gracias a su gran resistencia y simplicidad en la gestión de mercancía.

A diferencia de las estanterías para cargas ligeras, la mercancía debe ser manipulada con medios mecánicos. 

Son ideales para el almacenamiento de barras, cilindros, perfiles, maderas y aquellas mercancías que, por su configuración, dispongan de una gran longitud y peso.

Este sistema de almacenaje requiere elementos externos para la elevación y manipulación de la carga: Transelevadores, carretas elevadoras o puentes grúa. Cada uno de ellos se empleará en función de la carga, las medidas, el peso de la carga o bien la altura de la estantería.

Ventajas:

  • Estructura resistente y simple.
  • Fácil montaje
  • Sus componentes son muy sencillos de encajar y permiten una gran movilidad para la gestión de las mercancías.

Ventajas de las estanterías Cantilever

Las principales ventajas de este tipo de solución de almacenamiento son tres:

  1. Por un lado, permiten modificar los niveles en altura fácilmente antes de colocar la mercancía.
  2. Son estanterías muy flexibles y adaptables al espacio disponible en el almacén.
  3. Podemos almacenar cargas largas de diferente peso y longitud

En resumen, este tipo de estanterías es un sistema de almacenaje desarrollado para mercaderías de gran longitud y volumen.

Ideal para el almacenamiento de listones de madera, tableros, cilindros de cualquier material, perfiles, etc.

Se trata, por tanto, de una solución realmente versátil para la gestión del espacio y las mercancías largas en almacenes que manejen artículos de estas características.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.