Dibujo anime
Sexo

¿Por qué hay pocos anime hentai sin censura?

El anime y el manga porno, o hentai como es conocido por su nombre específico, existe desde hace décadas, siendo una fuente más de entretenimiento sexual que se ha convertido en la preferencia de muchas personas. A pesar del gusto popular que existe por este género, esto no es proporcional a la cantidad de material disponible que existe, lo que ha dado pie a la creación de plataformas de hentai sin censura online que cada vez son más buscadas por el público.

El manga y el anime tienen su lado más picante y controvertido en su versión porno, lo que en el mundo se conoce como hentai. Esta palabra japonesa traducida al español significa perversión o pervertido, sin embargo, en tierras niponas no se remite a un sentido peyorativo como en el idioma español, sino más bien se usa para referirse a mofa o burla en conversaciones entre personas que se tienen confianza.

Es un género de ficción dirigido a la población adulta, tradicionalmente masculina, aunque cada vez su público se diversifica más y hoy vemos también a mujeres disfrutando de este material gráfico y audiovisual bastante subido de tono. También se ha transformado la manera de distribuirlo y consumirlo, y en la actualidad, cada vez hay más plataformas de hentai sin censura online aprovechando las facilidades que la tecnología ofrece.

El hentai es bastante amplio, de hecho abarca varios subgéneros, todo depende de las diversas características que puedan tener sus protagonistas y la temática a la que se refiera.

Entre los subgéneros que se conocen, se puede encontrar el yuri, que escenifica relaciones amorosas y sexuales entre mujeres; el yaoi, que es lo mismo pero entre hombres; el futanari, que representa las relaciones entre personajes hermafroditas y andróginos, con genitales de ambos sexos, y muchos más.

Otro ejemplo de un subgénero que no es tan sexualmente explícito es el del hentai romántico, convirtiéndose para muchos espectadores en una fuente de entretenimiento más, que incluso puede llegar a tener argumentos de films tradicionales con tramas dramáticas, comedias, misterio y demás.

Es frecuente ver en hentai personajes con tentáculos haciendo referencia a los órganos sexuales, y esto se debe a que de forma posterior a la II Guerra Mundial, en Japón estaba prohibido representar los genitales, razón por la que los creadores se pusieron aún más imaginativos y se las ingeniaron con imágenes con formas fálicas.

Y es que la polémica siempre ha estado detrás del hentai, de hecho no es un género que sea tan difundido como el porno real. ¿Por qué ocurre? Es una pregunta que muchos se hacen.

No hay tanto hentai, para lo que gusta el género

A pesar de ser un género que goza de una gran preferencia popular, hay poca cantidad de hentai sin censura al alcance, tal y como ocurre con otras formas de entretenimiento sexual. Una de las razones es que la cultura japonesa es un tanto reservada en lo que respecta al sexo, aún cuando sí ha tenido cierto desarrollo la industria pornográfica en versión manga y anime.

Esta postura conservadora se ve materializada en la existencia de un artículo en el Código Penal, específicamente el número 175, que prohíbe y sanciona la distribución de material catalogado como “indecente”, lo que ha hecho que en estos contenidos se vean esas barras negras para cubrir genitales, los tradicionales mosaicos que pixelan las zonas íntimas del cuerpo, o que se sigan usando esos tentáculos ya mencionados con formas fálicas, que hacen alusión a los órganos sexuales.

Para muchos entendidos, este tipo de restricciones son un tanto sinsentido, toda vez que se limitan a censurar la exhibición de los genitales, pero no los actos sexuales en sí, por más pervertidos que puedan llegar a ser, o los fetiches más diversos, como por ejemplo, sadomasoquismo, bondage, incesto, violaciones y muchos más.

Otro tema que ha sido polémico, y que en parte ha limitado la cantidad de hentai existente en el mundo, es el hecho de que los personajes de los anime tienen aspecto juvenil, es decir, tienen apariencia de ser chicos y chicas, por lo que en algunos países los han vinculado o relacionado con pornografía infantil. Esto ha ocurrido en algunas zonas de Estados Unidos y Europa.

La falta de opciones ha hecho que los asiduos consumidores busquen la manera de conseguir material nuevo, siendo el hentai sin censura online una alternativa cada vez más popular, ya que con frecuencia este tipo de plataformas van sumando nuevos títulos a sus catálogos, ofreciendo mayor variedad para públicos cada vez más exigentes.

Los orígenes

Se habla de que el origen del hentai se remonta al 1600, específicamente a lo que se conocía como shunga, dibujos sobre tablillas de madera (ukiyo-e) que ilustraban escenas de sexo real o fantasioso, lo que tuvo un gran auge en el periodo conocido como Edo, entre los años 1603 y 1867.

Otros historiadores hacen alusión a que se dieron algunas representaciones sexualmente explícitas en manga en 1940, sin embargo, el auge como tal de este género comenzó a darse por los años 1970. Una obra relevante es White Cybele, de Hideo Azuma, quien es el creador del llamado “lolicon”, que es el fetiche que se concentra mayormente en niñas y jóvenes, en su mayoría estudiantes.

En 1984 salió el mundialmente conocido como Lolita anime, que se ha considerado como el pionero en el hentai anime. Incluyó diferentes tipos de fetiches, como sadomasoquismo, bondage, sexo entre adolescentes, violaciones y demás. Otro de los primeros en salir, y que ganó bastante fama fue Cream Lemon, que nació en 1984 y llegó a extenderse hasta 2005.

El hecho de que se haya vuelto un género tan popular radica en que su contenido es ficticio, que lo diferencia del porno real, al no tener límites en lo que respecta a las fantasías sexuales y los fetiches más raros. 

Relaciones entre humanos y extraterrestres, animales humanizados, sadomasoquismo al límite del dolor, robots con necesidades “extravagantes”, fantasmas excitados al máximo, es decir, no hay barreras para la imaginación y eso es algo que convierte al hentai en excitante para millones de personas en todo el mundo, ávidas de revisar todas las plataformas que existen para poder disfrutarlo sin restricciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.