Pelvico
Miscelánea

El fortalecimiento del suelo pélvico: ejercicios de Kegel

Una de las zonas femeninas que más cambios sufre a lo largo de nuestra vida es el suelo pélvico. Y es que, mantener el suelo pélvico en buena forma es crucial para las mujeres, sea de la edad que sea, ya que son una serie de músculos que funcionan como soporte de los órganos internos de la pelvis y los abdominales.

Son varios los momentos en los que el suelo pélvico sufre cambios durante las etapas de una mujer. Uno de ellos es tras el parto, ya que el útero se agranda más de veinte veces su tamaño y al hacerlo, la pelvis también aumenta su tamaño, provocando que el suelo pélvico se estire y se debilite. Otro de ellos suele ocurrir durante la menopausia, ya que uno de sus efectos es la pérdida de colágeno (debido a la disminución de las hormonas) lo cual provoca una musculatura más débil, provocando lo mismo que con anterioridad.

No obstante, existen una serie de actividades frecuentes en la mujer que debilitan y perjudican al suelo pélvico y muchas de nosotras las desconocemos. A continuación, exponemos las más importantes brevemente:

En primer lugar, correr. Practicar running supone un alto impacto para el suelo pélvico ya que su musculatura recibe la presión de cada impacto a cada paso y aumenta la movilidad de la uretra y la vejiga.

Y, en segundo lugar, realizar algunos ejercicios con esfuerzo abdominal. Los ejercicios de este tipo provocan que empujemos la cavidad abdominal hacia el suelo pélvico, empujando a su vez todos los órganos y debilitando nueva mente la zona.

Entonces, si estás en alguna de estas circunstancias, ¿cómo se puede fortalecer el suelo pélvico? Existen una serie de ejercicios dedicados única y exclusivamente al fortalecimiento del suelo pélvico. Los ejercicios tienen su origen en los años cuarenta, cuando fueron recomendados por el doctor Arnold Henry Kegel, de dónde nace el nombre de: ejercicios de Kegel. Se empezaron a realizar para las mujeres que sufría incontinencia urinaria y para facilitar el parto.

¿En qué consisten los ejercicios de Kegel y qué beneficios tienen?

Como hemos comentado con anterioridad, los ejercicios de Kegel son ideales para fortalecer el suelo pélvico de la mujer. Estos consisten en contraer y relajar los músculos de la zona y, tras muchas repeticiones, conseguir el refortalecimiento de la zona pélvica.

Suelo pélvico de la mujer

Son muchos los beneficios que nos aporta realizar este tipo de ejercicios, pero, en resumen, podemos destacar tres de ellos:

En primer lugar, ayuda a prevenir la incontinencia urinaria, por eso es tan recomendado la realización de estos ejercicios durante la menopausia, pero también ayuda a la incontinencia fecal, ya que actúan sobre el músculo del perineo.

En segundo lugar, mantiene la musculatura firme durante el postparto, evitando el descenso de los órganos.

En tercer lugar, aumenta la fuerza del útero y de los músculos vaginales, que facilitan el parto.

Para realizarlos, ya existen multitud de plataformas y de blogs que explican con detalle cada uno de los ejercicios, como por ejemplo, En Suelo Firme, que ofrece los tips perfectos para hacer los ejercicios Kegel de la manera idónea.

Si observamos los beneficios se ve claro que existen dos momentos en la vida de la mujer que la realizar de estos ejercicios son un aliado perfecto para ellas. Por un lado, durante el postparto, sobre todo si el parto ha sido natural, y por otro lado, en edades avanzadas, durante la menopausia.

No obstante, es importante destacar que lo ideal es que todas las mujeres de todas las edades, desde jóvenes, pasando por la edad adulta y hasta llegar a la tercera edad, realicen estos ejercicios.

Mantener el suelo pélvico firme te va a permitir llevar una mejor calidad de vida y va a favorecer a una vida sana y sin problemas de salud en ese aspecto.

En resumen, se recomienda comenzar a realizar los ejercicios de Kegel, siempre empezando de una manera más suave, realizando los ejercicios más sencillos para que el suelo pélvico vaya fortaleciéndose poco a poco. En un breve periodo de tiempo, ya podrás realizar todos ellos con mucha facilidad y obtendrás todos los beneficios que te contamos en el artículo. ¡No dudes ni un segundo en empezar con ellos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.