Guia para comprar tu colchon
Hogar

Guía para cambiar tu colchón y comprar uno que beneficie la salud de tu descanso

Te pasas la mayor parte de tu vida tumbado sobre él. Es una de las mejores invenciones del hombre para descansar o para realizar una actividad erótica, pero subestimamos su tiempo de vida útil al creer que es una adquisición para siempre y evitamos reemplazarlo cuando tu colchón o tu espalda parecen gritar: ¡Cámbialo ya!

Un colchón es la forma de un cojín grande colocado sobre una cama o soporte. Su palabra viene del árabe que significa tirar un cojín al suelo. Fue durante las Cruzadas que los europeos copiaron este método asiático de dormir y la palabra “materas”, del viejo francés, se cambió a colchón con el paso del tiempo.

¿Cómo eran los primeros colchones de la historia?

En la antigüedad, los colchones eran una especie de relleno con crin, lana o paja, aunque para los más ricos estaban llenos de plumas.

El colchón más antiguo que se conoce data del año 3600 a.C en Persia, hechos de pieles de cabra llenas de agua. Los egipcios dormían sobre hojas de palma amontonadas y colocadas en las esquinas de las casas.

En el Renacimiento comenzaron a usar relleno de corteza de guisantes, de paja o también de plumas y estaban elaborados de un grueso tejido recubierto de satén, brocados o seda.

Ya para finales del siglo XIX (1865) se introduce en el mercado el primer colchón patentado. En 1958 Simmons comercializa el “Queen and king size”, para en 1980 vender el primer colchón de aire y en 1973 aparece la primera cama de agua para prevenir úlceras cutáneas.

Guia para cambiar tu colchon

¿Cuáles son las señales que indican que ya es hora de cambiar el colchón?

Si te haces esta pregunta ya es hora de echar un vistazo a colchones baratos, pero ideales para el descanso reparador que tanto necesitamos a causa del ajetreado día a día, que va acumulando cansancio en nuestro cuerpo.

Algunas señales de que es hora de comprar uno nuevo son:

  1. Ya no ofrece el apoyo y resistencia necesarias para tu peso ni para que tu columna quede recta y amoldada.
  2. El promedio de vida de un colchón es de 5 a 7 años, (para algunos hasta diez años). Si el tuyo ya cruzó este umbral, es probable que se comience a hundir como una hamaca.
  3. A medida que vamos envejeciendo es necesario sustituir el colchón porque nuestro cuerpo va cambiando.
  4. ¿Te levantas por la mañana con dolores en la espalda? ¿Te despiertas durante toda la noche con el sueño interrumpido? Esta es una señal de alarma de que tu colchón quizá ya no te sirva.
  5. La higiene es también un indicador. Si lo ves opaco, manchado, deteriorado por causa del polvo, del sudor o es un paraíso para los ácaros, ¡hay que cambiarlo!

¿Cómo elegir mi nuevo colchón?

Existen básicamente tres tipos de colchones: los muy firmes, recomendados para personas con dolores o problemas de espalda.  Los suaves, para aquellos que les gusta la sensación de dormir sobre una nube y los intermedios. para los que se quejan por problemas de la espalda pero desean una superficie firme y blanda a la vez.

¿Qué son los canapés?

Es un soporte acolchado y firme que sirve para colocar el colchón. A diferencia de una cama tradicional estos sirven para guardar en su interior enseres o lo que desee su dueño.

Existen dos tipos de canapés, los que tienen cajones a los lados para guardar cosas y los abatibles. Estos son bastante prácticos porque puedes levantar la tabla de manera rápida y sencilla y meter objetos dentro.

¿Cómo de importantes son los cabeceros para cama?

Si ya tienes un nuevo colchón y su canapé, los cabeceros son el accesorio final o la pieza central que destacan en una cama para marcar el estilo de decoración de tu habitación.

Existen diferentes modelos, materiales, diseños y colores que harán de tu lugar de descanso un sitio especial, así que echa un vistazo a todos los modelos y diseños que existen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.