Coche a punto en invierno
Motor

8 consejos claves para tener el coche a punto en invierno

El descenso de las temperaturas afecta directamente el funcionamiento de tu vehículo. Con el objetivo de evitar cualquier clase de inconveniente con el desplazamiento durante la época invernal, es necesario poner el coche a punto y asegurar que todo marche bien para conducir en un terreno con características incómodas e, incluso, potencialmente peligrosas.

Con la ayuda de NeumáticosLíder, hemos recogido una serie de recomendaciones de mantenimiento que te ayudarán a incrementar la seguridad y evitar posibles averías en la carretera cuando las temperaturas comienzan a bajar. Durante el invierno es necesario mantener control estricto sobre los siguientes elementos clave:

Estado de los neumáticos

Es indispensable garantizar que los neumáticos existentes se encuentren en perfectas condiciones, revisando la profundidad del dibujo de las ruedas para determinar el nivel de desgaste y la presión, lo cual puedes hacer tú mismo o acudiendo a un especialista. En caso de ser necesaria una renovación, es importante saber qué neumáticos comprar a tu coche para la época de invierno. 

Si notamos que el dibujo pronto superará el límite de 1.6mm de profundidad, la mejor opción es prepararnos para realizar el cambio, en lugar de arriesgarnos a circular con un neumático desgastado. También es buen momento para revisar el estado de las cadenas para la nieve en caso de que tengamos una y sean de uso necesario.

Batería

Los expertos indican que la batería es uno de los elementos que más sufre en medio de temperaturas extremas, y esta es la razón por la cual la batería suele ser la principal de causa de avería, por lo que es necesario garantizar que se encuentra en perfectas condiciones para que no de problemas cuando estemos rondando en la carretera con las temperaturas al mínimo.

Nivel de líquidos

Es importante que tanto el refrigerante, como el aceite y el limpiaparabrisas se mantengan en niveles adecuados, ya que si circulas con menos aceite y refrigerante del necesario en sus respectivos depósitos, es posible que el motor presente problemas. El líquido limpiaparabrisas tampoco debería olvidarse, pues es necesario para mantener una correcta visibilidad de la vía.

Correa del alternador

La correa del alternador es una de las piezas de mayor deterioro durante la temporada invernal, puesto que resulta especialmente sensible a los cambios en la temperatura. Interactúa con una diversidad de componentes como los rodillos guía, ventiladores, soportes de tensores, compresor del aire acondicionado y otros, por lo que es importante conocer el estado de este componente.

Coche en invierno

Faros

Los faros tendrán que mantenerse dentro de las regulaciones establecidas, ya que de otra forma podríamos provocar deslumbramiento a los coches que vienen en sentido contrario y por consiguiente crear situaciones de riesgo que terminen en accidentes. Los faros antiniebla no son obligatorios, pero sí es imprescindible revisar que no tengamos bombillas fundidas.

Climatización 

Si nos vamos de viaje en pleno invierno, lo menos que deseamos es que nuestro climatizador tenga algún desperfecto, por lo que será necesario realizar una inspección al sistema y comprobar que pueda funcionar en una gran variedad de condiciones, para climatizar el ambiente sin sofocar a los pasajeros o empañar los vidrios y dificultar la visibilidad.

Lunas y cristales perfectamente limpios 

Con respecto a la visibilidad, otro asunto prioritario es la limpieza de los cristales y lunas. Una de las soluciones prácticas es mantener estas superficies cubiertas con una capa de líquido antiescarcha y también aprender a quitar el hielo de las lunas para evitar que estas terminen sufriendo daño por una mala labor de mantenimiento.

Nunca deberá utilizarse agua caliente para retirar el hielo acumulado en el parabrisas durante la noche, puesto que el cambio brusco de temperaturas es razón suficiente para que el vidrio se fracture por completo y que tendría un coste elevado en caso de requerir un reemplazo.

Equipamiento personal

Además de todo lo anterior, también resulta necesario llevar en el maletero algunos elementos adicionales, como una manta, guantes, lámparas de recambio y cadenas para la nieve si has tomado la decisión de no montar neumáticos de invierno. Estos elementos no tienen nada que ver con el aspecto mecánico del coche pero sí pueden ser de gran utilidad durante un viaje.

De todo lo anterior, es bastante probable que los neumáticos sean el tema prioritario, ya que el buen estado de las ruedas es crítico en cualquier época del año, pero en condiciones extremas es preciso tomar precauciones adicionales que reduzcan la posibilidad de accidentes o situaciones incómodas en la vía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.