Peritos médicos
Miscelánea

Peritos médicos y su papel en las incapacidades o indemnizaciones

El peritaje es una profesión basada en el análisis objetivo de las situaciones que se han podido dar en un caso en particular. Su prisma está siempre en el lado de la verdad y de la transparencia, evitando cualquier tipo de conflicto de intereses de por medio. Un aspecto esencial, puesto que los informes que emiten tienen validez ante un juez en los tribunales. Para hacer su trabajo con rigor, es fundamental que el perito sea un experto en la materia sobre la que trabaja y, en este sentido, los peritos médicos son unos de los más relevantes del sector. Un especialista que trabaja en casos como la concesión de una incapacidad laboral o, si hay conflicto entre dos partes, la indemnización que merece una de ellas.

Peritos para solicitar la incapacidad laboral

Cuando una persona cae en una enfermedad o padece un accidente que le impide desarrollar en plenitud su actividad profesional, el perito incapacidad laboral se encarga de determinar cuál es el grado de dicha incapacidad. Es decir, tras analizar en detalle la situación del paciente, emite un informe en el que se determina el futuro que le espera al trabajador, bien sea dentro o fuera de su puesto vigente.

El primer grado de incapacidad laboral es el de minusvalía, el cual determina que el trabajador ha perdido el 33% de la capacidad motriz, pero aun así puede seguir en su puesto. Más grave que esta es la incapacidad permanente total, la cual impide al empleado seguir en el puesto en el que se encontraba; no obstante, puede encontrar otra actividad en la misma corporación.

En el caso de la incapacidad permanente absoluta, el trabajador no solo no podrá seguir en su puesto, sino que le será imposible desarrollar cualquier otro tipo de empleo. Por último, encontramos la gran invalidez que, fruto de problemas físicos o mentales, impide a la persona desarrollar su rutina de forma autónoma. Para discernir qué situación corresponde a cada individuo, el perito de incapacidad asume la labor de investigación para que no haya pie a estafas o posibles malentendidos en este proceso tan delicado.

Servicios para analizar una afección física

Valoración del daño corporal

Otro de los roles de alta demanda dentro del sector de los peritos es el de la emisión de la valoración de daño corporal. Esta labor corresponde a los peritos médicos que deben realizar un estudio de las lesiones y los efectos que derivan de algún tipo de accidente. De este modo, con todos los datos en sus manos, el juez puede determinar sin margen de error cuál es la compensación más adecuada en cada caso.

Algunas de las situaciones más comunes por las que se solicita una valoración de daños son los accidentes de tráfico, los percances en el hogar, los accidentes de trabajo, en las instalaciones públicas, los accidentes deportivos o el padecimiento de diferentes tipos de enfermedades.

Estas valoraciones sirven de guía a la hora de formalizar la indemnización. En ocasiones, estas compensaciones son económicas; mientras que en otras se materializan en la incapacidad laboral. Ahora bien, sea como sea, en todos los casos hablamos de un servicio crucial para que el incidente sufrido no trascienda más allá de lo inevitable.

Peritos médicos especializados en traumatología

Siguiendo la estela de lo anterior, es evidente que uno de los peritos que más trabajo tiene en esta materia es el perito médico traumatólogo. La gran mayoría de las situaciones previamente mencionadas están estrechamente ligadas con los problemas físicos y las lesiones; por lo que sus informes pasan a ser cruciales.

Los peritos traumatólogos no solo evalúan la severidad del daño sufrido, sino que además tienen en cuenta los periodos y gastos de rehabilitaciones. Por consiguiente, son la garantía de que, si nuestra afección es culpa de terceros, no tengamos que asumir su coste en lo más mínimo.Así pues, queda en nuestras manos conocer a los mejores peritos del sector. Unos profesionales que tratan a cada cliente de manera especial y personalizada, asegurando que la investigación cumple a rajatabla los estándares de transparencia, eficiencia y, por extensión, justicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.