Plantas diuréticas
Salud

Plantas diuréticas con las que poner fin a la retención de líquidos

La retención de líquidos, que también es conocida como edema, se refiere a una acumulación excesiva de líquidos en los tejidos del organismo. Esta puede ser una afección patológica, cuando deriva de patologías específicas como enfermedades renales o hepáticas, insuficiencia cardiaca o problemas circulatorios.

Su principal característica es el aumento de peso inexplicable y la hinchazón en zonas determinadas como piernas, tobillos y perímetro abdominal. También es posible notar que el organismo está reteniendo líquidos cuando la frecuencia de las micciones disminuye. Es una afección frecuente en personas de edad avanzada y suele tratarse con diuréticos.

Estos diuréticos podrán ser naturales o farmacéuticos. En el caso de preferir opciones naturales, actualmente existe la posibilidad de acudir a una herboristería online y conocer la oferta de productos de herbolario creados a base de plantas con propiedades diuréticas.

¿Qué plantas son adecuadas para tratar la retención de líquidos?

La naturaleza ofrece plantas con diversas propiedades medicinales, entre ellas la posibilidad de ayudar a corregir la retención de líquidos favoreciendo la diuresis y depurando el organismo. Estas se pueden consumir en forma de suplementos naturales o de forma directa en forma de infusiones de hojas y tallos de la planta.

Cerezo

Consumir una infusión de flores de cerezo favorece la eliminación de los líquidos retenidos por el organismo, especialmente en casos donde se manifiesta en inflamación de las articulaciones. Esta planta posee componentes que favorecen la diuresis y también la eliminación de toxinas alojadas en los tejidos.

Levístico

La Levisticum officinale, también conocida por los nombres ‘apio de monte’ y ‘levístico’, se utiliza como especia en el centro y sur de Europa. Es normalmente consumida en forma de infusión cuando ocurren casos de dolores menstruales y para aliviar la retención de líquidos debido a que es un diurético potente y un tónico renal.

Abedul

Se utilizan tanto las hojas como la corteza del abedul para cocinar bebidas que sirven para ayudar en el tratamiento de trastornos renales. Tiene la propiedad de desinfectar las vías urinarias y es un potente diurético. Aumenta la diuresis y resulta útil cuando la inflamación por retención de líquidos se concentra en piernas y brazos o es producto de afecciones urológicas.

Vellosilla

Principalmente utilizada como tónico para los riñones, aunque también tiene potentes propiedades depurativas, febrífugas y diuréticas, por lo que su consumo se recomienda para favorecer la remisión de edemas. Los componentes de la planta Vellosilla tienen el potencial de reducir el ácido úrico.

Cola de caballo

Se trata de un remedio clásico para la retención de líquidos y es considerado uno de los diuréticos naturales más potentes. Es una planta rica en potasio y sílice, por lo que además de incrementar la frecuencia de las micciones también aporta nutrientes y desintoxica el organismo. La cola de caballo se consume en una decocción de tallos estériles de la planta hasta tres vasos por día.

Diente de león

Se dice que protege el hígado, que es diurético y que desintoxica el organismo. Su efecto depurativo del hígado ocasiona la remisión de los edemas y también regula la tensión arterial. El diente de león se consume en una decocción de la raíz de la planta o una infusión de sus hojas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.