posicionamiento SEO y SEM
Miscelánea

Las principales diferencias del posicionamiento SEO y el SEM

El SEO y SEM son excelentes estrategias para ayudar a la visibilidad y posicionamiento web, pero estos tienen diferencias para su ejecución que las personas deben tomar en cuenta antes de establecer las pautas de acción.

Para un desarrollo de un plan de marketing digital completo y efectivo se deben poner en marcha las técnicas de SEO y SEM, pero estos no deben confundirse para evitar que las pautas establecidas pierdan su valor. Aunque están basados en objetivos similares que promueven la aparición entre los primeros lugares en los buscadores, uno se basa en conseguir resultados orgánicos y el otro es a través de campañas de pago.

Para conseguir resultados efectivos es recomendable acudir a profesionales en la materia como la agencia Koomori, que puede guiar a sus clientes hacia las mejores estrategias de acuerdo a las necesidades individuales del negocio. Las decisiones y planificación se realizan luego de un análisis detallado que permita encaminar al éxito a la marca o empresa.  

¿Realizar SEO o SEM?

El SEO o Search Engine Optimization se usa para el incremento de visibilidad y tráfico del sitio web, para ello, se optimiza el contenido. El trabajo realizado ayuda a tener una página relevante para el público objetivo, una mejor indexación y una óptima rastreabilidad de los motores de búsqueda.

El SEO puede ser On Page, el cual se refiere a las acciones dentro de la propia web como contenido original, URL amigables, excelente experiencia de navegación y la optimización de textos, imágenes, entre otros. El SEO Off Page por su parte ayuda a incrementar la popularidad de la página a través de enlaces externos, desde sitios de buena relevancia y autoridad para los buscadores.

Este manejo interno y externo permite consolidar el posicionamiento del sitio, haciendo que aparezca entre los primeros resultados de forma natural u orgánica, de esta manera los potenciales usuarios o clientes pueden encontrar la web y estar más cerca de realizar una acción que favorezca a la empresa.

Por su parte, el SEM o Search Engine Marketing se basa en la gestión patrocinada para aparecer en el top de las búsquedas. Este recurso permite de forma fácil comenzar a ser observados por el público para ayudar a posicionar la marca. La promoción se realiza con anuncios pagados a plataformas como Bing Ads o Google Ads, en donde se hace que las campañas tengan visibilidad inmediata.

En el caso del SEM, los post aparecen en los buscadores con una etiqueta de anuncio, así que son fácilmente reconocidos por los usuarios. En cambio, el contenido de los primeros lugares obtenido con SEO no muestra una etiqueta y las posiciones se consiguen de acuerdo a la relevancia que otorgan los buscadores.

Implementación de SEM en marketing digital

Con el SEO no se debe pagar por cada visita que haga el cliente, como se debe realizar con el SEM. Lo ideal es efectuar una estrategia completa de SEO/SEM, debido a que la combinación permite resultados óptimos tanto a corto, como medio y largo plazo.

Aunque con el SEM se tiene que pagar para aparecer en los anuncios, esto no quiere decir que el SEO sea totalmente gratuito como algunos creen ya que, su implementación lleva tiempo y recursos para lograr los resultados que se esperan.

¿Cuándo es más apropiada la implementación de SEO y SEM en campañas de marketing digital?

Para implementar la mejor estrategia se deben tener claros los objetivos de la web y el tipo de público que busca la información relacionada con la empresa. El tráfico de calidad es esencial para garantizar que se tiene rentabilidad, de nada sirve tener muchas visitas, pero que estas no sean de compradores potenciales.  

El SEM es preferible cuando se necesitan resultados inmediatos y sencillos, que logren a través de una campaña estar entre los primeros lugares de búsquedas, de acuerdo a las palabras clave elegidas. En el SEO, por su parte, se requiere una labor constante con los contenidos dentro de la página y fuera de esta.

El SEO es vital para que el sitio vaya posicionándose en el tiempo y no se necesiten tantos anuncios, pero este no posee tanto control por los cambios de los algoritmos de los buscadores, la competencia y otros factores relacionados.

El SEM puede usarse cuando se desean agregar datos extras como, por ejemplo, el teléfono, enlaces, la ubicación del negocio, textos, mapas de Google y más. Esto representa un plus para las empresas que quiere que su información llegue fácilmente a sus potenciales clientes.

Las campañas de SEM también pueden agregarse a otros espacios como en los canales de YouTube o las aplicaciones de smartphones, esto amplifica la cantidad de personas en un solo día de promoción.   

Así que, las personas deben elegir qué necesitan, si una visualización instantánea que haga llegar el mensaje de forma rápida y sencilla o un posicionamiento que, aunque sea más lento, logre consolidar el sitio entre la competencia y tenga un contenido sólido que no solo sea bueno para los buscadores, sino también para los usuarios. Es por ello, que casi siempre se recomienda usar ambos, de esta manera se puede obtener lo mejor de las dos técnicas.

Las características del SEO y del SEM

A la hora de realizar SEO se tiene una cantidad limitada de palabras clave en las que se tiene que trabajar. En cambio, el SEM cuenta con un número ilimitado, ya que se puede elegir en los resultados que se quiere seguir pagando cuando se realizan clics. Esta estrategia de SEM permite conocer mejor las keywords que generan mayor cantidad de tráfico para trabajar en el proceso de conversiones.

Como ya se ha mencionado en el SEM se paga por los clics o visitas obtenidas en los buscadores, además se contratan a profesionales que gestionen las acciones. En cuanto al coste del SEO se paga a los expertos por las labores de optimización, ya sean externos o internos a la plantilla de la empresa.

Los resultados se obtienen en tiempos diferentes, en el SEO se trabaja para obtener resultados a medio o largo plazo, esto hace que algunos se impacienten al no ver los efectos esperados en un período poco realista. En el SEM se tienen resultados rápidos y estos se pueden prolongar en el tiempo, pero se debe tener claro que se paga por ello en cada ocasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.