Sexo

¿Cómo prepararte para tu primera cita con una escort en Madrid?

A diferencia de los servicios que se contratan en la calle, salir con una escort conlleva algo más que solo unos minutos de sexo, por ello, es normal que los clientes sientan nerviosismo e intimidación. Y para evitar cualquier error, es bueno saber cómo prepararte para tu primera cita con una escort en Madrid.

Las escorts de Madrid se caracterizan por ser mujeres hermosas que ejercen como damas de compañía en paralelo con sus ocupaciones habituales, no solo porque les gusta el sexo sin tabúes, sino también porque disfrutan de la diversión y el lujo que pueden tener en cada cita; mientras que con las ganancias obtenidas en los encuentros, se pueden costear sus estudios y el estilo de vida al que se han acostumbrado. 

En este sentido, se puede decir que las escorts no son chicas corrientes, pues su belleza física se complementa muy bien con sus buenos modales, inteligencia y personalidades cautivadoras, que en conjunto forman a la chica perfecta, algo que ofrecerá garantías a sus clientes de poder vivir la mejor experiencia de sus vidas. 

En ocasiones, esto puede hacer que los caballeros se sientan un poco nerviosos e intimidados, sobre todo si es la primera vez que pagan por un servicio de escort, pues no saben cómo comportarse ante una mujer de este nivel. En vista de ello, puede ser bueno conocer los pasos con el fin de prepararse para una cita por primera vez con una escort en Madrid.  

Encuentra la chica ideal 

Lo primero que se debe hacer para salir con una escort, es encontrar a la chica ideal, por supuesto. Para ello, lo más recomendable para dar con las mejores escorts Madrid, es consultar en una agencia de damas de compañía, de forma que en su página web se puedan observar fotografías 100% auténticas de las mujeres más bellas de Europa. 

Entonces, haciendo clic en cualquiera de estas imágenes, o de las chicas que más llamen la atención, se abrirá una nueva ventana con toda la información necesaria para conocer un poco más sobre la escort, como por ejemplo: sobre sus atributos físicos, como la edad, medidas de su cuerpo, color de ojos y cabello, así como sobre los servicios que ofrece, los cuales pueden ser los siguientes:

  • Girlfriend experiencia.
  • Masajes y ducha eróticos.
  • Besos apasionados.
  • Eyaculación corporal y facial. 
  • Realización de francés natural.
  • Diversidad de posturas, incluidas el 69 y el kamasutra.
  • Cumplimiento de fetiches, fantasías y juego de roles.
  • Uso de juguetes eróticos y disfraces.
  • Dúplex, tríos y sexo lésbico.
  • Striptease y despedidas de solteros. 

Entre sus servicios, también se incluyen los de dama de compañía, los cuales comprenden salidas a cenar, acompañamiento para fiestas, eventos e incluso viajes. 

De este modo, al conocer todos estos datos, la chica escort no solo se puede elegir de acuerdo a su apariencia física, sino también en relación con lo que puede ofrecer durante la cita, para así crear un conjunto de características que la conviertan en la chica ideal.

Organizar la cita o el encuentro

Un encuentro con una escort se puede desarrollar de dos maneras en Madrid: una cita puntual solo para disfrutar de una sesión con buen sexo, o una cita en la que se puedan llevar a cabo otras actividades, como cenar o ir a una fiesta. En cualquiera de los casos, será necesario organizar todo, y para ello, se puede hacer cargo el propio cliente, ya sea en su domicilio o en una habitación de hotel. 

No obstante, existe un modo más fácil, seguro y gratificante, y es a través de la misma agencia de escorts en Madrid, ya que algunas de ellas, siguiendo todas las especificaciones dadas por sus clientes, se harán cargo de organizar y planificar todo el itinerario de la cita. Así, tanto el caballero como la escort, solo se tendrán que preocupar por acudir puntuales a la cita. 

Hablar con la escort antes de la cita 

Tener una charla con la chica escort antes del encuentro, puede servir para conocerse un poco mejor y no sentirse tan desconocidos e incómodos durante el encuentro, ya que pueden descubrir los temas de los que les gusta hablar o algunos gustos en común, entre otras cosas que ayudarán a hacer el ambiente más ameno y agradable. 

Higiene personal

Aunque sea un servicio de sexo de pago, donde se le paga a una chica por su compañía y complacencia, esto no quiere decir que ellas deban soportar estar con alguien que no cuide su higiene, ya que así como ellas siempre están impecables, esperan lo mismo por parte de sus clientes

En este sentido, antes del encuentro con la chica, lo más recomendable es darse una ducha completa, vestir de buena forma, quizás aplicarse un agradable perfume, y todo aquello que le pueda dar buena presencia al caballero para generar una buena impresión. 

Obsequio y pago en efectivo 

Como a todas las mujeres, a las chicas escorts también les complace recibir un obsequio de forma inesperada. Por ello, nunca está de más indagar en aquellas cosas que podrían ser de sus gustos para llevar como regalo, y así, que la chica escort no solo esté contenta y dispuesta a repetir otra cita, sino también para recomendar al caballero a sus otras amigas.

Con respecto al pago, el mejor método para pagar por los servicios de compañía y sexo de lujo que ofrecen estas damas, es con dinero en efectivo, debido a que lo pueden recibir de inmediato. Pero lo más importante, es la confidencialidad que esto les proporciona, tanto a la escort como al cliente, pues nada del proceso quedará registrado en ningún banco o nada por el estilo.  

Una generosa propina y mucho agradecimiento

Para finalizar, la forma más apropiada de terminar la cita, puede ser entregando una generosa propina a la escort, como muestra de gratitud por sus servicios; lo ideal es que sea también en dinero en efectivo, lo que sin duda, recibirá con mucho agradado. Pero algo que no se puede dejar de hacer, siempre es dar las gracias de forma verbal a la chica escort, de modo que sienta que su tiempo y dedicación es algo valorado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.