Salud dental patrimonio de por vida
Salud

Salud dental, un patrimonio de por vida

En muchas ocasiones una de las grandes olvidadas en el ámbito del cuidado de la salud por los propios usuarios, tal vez es uno de los aspectos que más deberíamos tener en cuenta en nuestros nuevos hábitos saludables.

Ahora que tan de moda está el cuidar nuestra imagen y nuestra salud con las dietas antioxidantes o libres de toxinas, haciendo ejercicio de manera regular o incluso manteniendo nuestros niveles de colesterol en sangre a raya de manera regular, muchas veces nos encontramos con que una parte tan importante para el correcto desarrollo de todo el sistema inmunitario de nuestro cuerpo como es la salud dental, está descuidada por completo.

Un cuidado negligente de este aspecto de nuestro cuerpo puede desembocar en enfermedades más importantes de las que pudiéramos pensar a priori. Probablemente sin llegar a casos extremos que nos dificulten una alimentación normal y que no tengan que depender de la ausencia de piezas, este tipo de abandono sanitario, puede llevarnos a sufrir graves infecciones que pueden afectar sin lugar a dudas a que todo nuestro sistema se vea resentido de algún modo.

Y es cierto que la temida (desde que somos pequeños) visita al dentista, puede provocar en nosotros una tremenda sensación de desidia a la hora de programarla, pero también es verdad que el avance de la tecnología de la salud en este ámbito y la preparación recibida por los profesionales que se sirven de ella, ha conseguido que cada vez cueste menos realizar esta revisión.

La importancia de los profesionales

En este como en cualquier otro ámbito de nuestra vida, es importante contar con la ayuda de verdaderos profesionales que dediquen su vida a solucionar problemas que se generen en cualquiera de esas situaciones. Pero más importante si cabe, son los profesionales relacionados con la salud.

profesionales salud dental

En el caso de la salud dental, pueden hacer que una visita traumática para la mayoría de la gente, pase a ser un momento agradable en el que nos estamos preocupando de nuestra salud, atendido por un dentista urgencias Barcelona, que puede salvarnos unas vacaciones y que no se conviertan en un auténtico infierno, o peor, dejar nuestra dolencia para la vuelta nos provoquen temidas secuelas.

Enfermedades bucales más comunes

No tienen porqué aparecer de manera súbita y no todas las personas se ven afectadas por ellas o por el mal cuidado de la higiene dental de la misma forma, pero estas son las más comunes estadísticamente:

  • Caries: Son esas pequeñas grietas que aparecen en las piezas dentales, que son muy extendidas en el común de la población y que si no se tratan a tiempo, puede que nos haga acordarnos de las visitas perdidas a nuestro dentista de cabecera si afecta al nervio.
  • Gingivitis: Normalmente una de las enfermedades más asociada al abuso del tabaco y al mal cepillado de los dientes. Estos hábitos hacen que se acumule sarro en la parte superior de las piezas, que provoquen el sangrado y la inflamación de la encía.
  • Halitosis: Todos seguramente conocemos o hemos tenido cerca a alguna persona que padezca esta enfermedad que provoca que nuestro aliento desprenda un olor realmente pestilente. Sus causas suelen ser también el abuso del tabaco y un mal cuidado de nuestra higiene bucal.
  • Periodontitis: Podría definirse como el grado superlativo de la anteriormente mencionada gingivitis. En este caso, además de la inflamación, el enrojecimiento de la encía y su sangrado, puede provocar que se pierda parte de la masa ósea alrededor de nuestras piezas dentales y que lleguemos incluso a perderlas. Suelen ser provocadas por el mal tratamiento y el mantenimiento prolongado en el tiempo de las gingivitis.
  • Cáncer bucal: Probablemente la más temida por todos nosotros y no sin razón, ya que dentro de las más comunes es la que puede conllevar consecuencias más funestas, si no se detecta a tiempo y logra extenderse a otras partes de nuestro cuerpo. Como todos muy bien sabemos, puede ser provocado por el abuso del tabaco, pero también por una dieta con déficit de hierro o vitaminas A, E y C y por una mala higiene.
dentista

Con todos estos consejos y advertencias esperamos que estéis pensando en programar vuestra próxima visita al dentista, vuestra salud os lo agradecerá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.