CBD para el dolor de espalda
Miscelánea

Aceite de CBD para el dolor de espalda y las hernias

El dolor de espalda es uno de los padecimientos crónicos más comunes en la sociedad moderna, normalmente motivado por el estrés y la rutina laboral, entre otros factores. Hoy dedicaremos unas líneas a explicar las diferentes formas en que las propiedades terapéuticas del aceite de CBD pueden ayudar a aliviar el dolor de espalda de diferentes tipos.

¿El CBD puede aliviar el dolor de espalda?

La lumbalgia, normalmente conocida como dolor de espalda, es un problema que afecta tanto a hombres como mujeres sin discriminación de edad. De una persona a otra, las molestias ocasionadas pueden ser moderadas y, en algunos casos, convertirse en un padecimiento crónico que reduce la calidad de vida de quien lo padece.

Por lo general, para tratar esta clase de dolores se utilizan analgésicos de origen farmacéutico, pero gracias a recientes investigaciones, también se ha conseguido demostrar que el aceite CBD 20% y las cremas cuyo ingrediente principal es el CBD, tienen un potente efecto analgésico natural, capaz de ofrecer alivio en casos de dolor de espalda, tanto puntual como crónico.

El aceite de CBD es eficiente para ayudar en el tratamiento de los diferentes tipos de dolores de espalda, debido a su mecanismo de acción. El CBD actúa como estimulante del sistema endocannabinoide, cuyo funcionamiento se encuentra relacionado con el sistema nervioso, circulatorio y musculoesquelético, los cuales influyen sobre los procesos inflamatorios y el dolor.

Al estimular el sistema endocannabinoide, se puede obtener alivio de dolores en todo el cuerpo, incluyendo la espalda. Por tanto, se convierte en una potente herramienta de ayuda para personas que deseen reducir la intensidad de los diferentes tipos de dolores de espalda y mejorar su calidad de vida.

¿Cuántas gotas de CBD se recomiendan para el dolor de espalda?

Para lograr el alivio del dolor de espalda es necesario utilizar la dosis correcta de aceite de CBD, según el tipo de producto y considerando su concentración. El aceite de CBD puede utilizarse ingiriéndose como un suplemento alimenticio y también aplicando de forma directa sobre la piel en el área afectada. No obstante, siempre es recomendable consultar a un especialista antes de comenzar a tomar cualquier suplemento.

  • Ingesta. Se puede consumir aceite de CBD de manera sublingual e inhalada, siendo más útil la sublingual. Se aconseja utilizar CBD en concentración de 5% a 10%, tres veces al día, solo una o dos gotas. Recordemos que es recomendable consultar con un especialista antes de consumir cualquier producto de forma oral.
  • Tópico. La segunda manera de utilizar el CBD es aplicándolo directamente sobre la piel de la zona afectada por la dolencia. Se puede utilizar tanto el aceite directamente, como los bálsamos y las cremas formuladas con CBD como componente activo. Este producto puede aplicarse 3-4 veces al día, con un masaje suave para conseguir su máxima absorción.

Sin lugar a dudas, parece que el CBD tiene el potencial de aliviar dolores de espalda agudos y crónicos, influyendo de manera positiva en la calidad de vida de la persona afectada, ayudándole a descansar correctamente y recuperarse con mayor facilidad de la dolencia, de manera segura y natural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.