Apostillar tus documentos legales
Miscelánea

¿Por qué debes apostillar tus documentos legales para que tengan validez en España?

La transferencia de un documento oficial entre países a menudo requiere algún tipo de autenticación de su legitimidad y validez.

El tipo específico de autenticación necesaria depende de su propósito, autoridad emisora, destino del documento y acuerdos bilaterales entre países interesados, como la Convención de la Apostilla de La Haya.

¿Qué es apostillar?

La Apostilla de La Haya es un tipo de sello que comprueba la autenticidad de documentos públicos emitidos en los países que constituyen la convención. De esta manera los ciudadanos de esos países puedan apostillar los documentos para viajar al exterior con más facilidad, ya sea para estudiar o para trabajar.

La apostilla es un certificado de autenticidad, emitido por países signatarios del Convenio de La Haya. La apostilla deberá ser consignada cuando necesites presentar algún documento de otro país en España.

De acuerdo con las normas del Convenio, pueden ser apostillados el certificado de nacimiento, de matrimonio y de defunción; los diplomas universitarios, los certificados de antecedentes penales, los certificados personales, los poderes, las escrituras, las matrículas de inmuebles, documentos personales y administrativos, declaraciones oficiales en documentos privados, entre otros.

Ahora bien, para  que estos documentos tengan validez en el territorio español, requiere que los documentos en idioma extranjero sean traducidos al español, así que si tu país de origen es Rumania, por ejemplo, necesitarás un traductor jurado de rumano.

Documento legal apostillado

¿Por qué un traductor jurado?

Un traductor jurado es responsable de interpretar y traducir documentos oficiales de todo el mundo a la lengua nacional de cada país.

La traducción jurada se puede definir como una traducción oficial requerida en todos los países, para que el documento internacional y sus versiones traducidas tengan efecto legal en el territorio solicitado. Es decir, para que cualquier documento internacional sea considerado debidamente válido fuera de su país de origen, se hace necesario el uso de la traducción jurada o pública, realizada por un traductor acreditado como traductor público o intérprete comercial acreditado por el Ministerio de Asuntos Exteriores, en el caso de España.

Esto quiere decir que ningún documento en lengua extranjera es válido en el país, si no viene acompañado de una traducción jurada.

Si tu país de origen es Rumania, por ejemplo, necesitarás los servicios de un traductor jurado de rumano, para legalizar tus documentos. Estos profesionales están altamente capacitados y acreditados y ponen a disposición de todas las personas que lo necesiten, su experiencia y profesionalidad para ayudar a apostillar o legalizar los documentos.

Si no sabes cuáles son los documentos que debes apostillar, ellos te asesoran. Además del rumano, existe el servicio de traducción en más de 30 idiomas, por lo tanto ellos pueden traducir cualquier documento que necesites.

¿Por qué la traducción legal es importante?

El sistema legal de los países varía entre ellos. Las leyes y los códigos de un país se definen y diseñan tomando en consideración las actitudes culturales de sus ciudadanos y por lo tanto, se personalizan según ese país.

Además, los términos legales son extensos y complejos. Hay términos que existen en un idioma que no está presente en otro idioma, en tales casos, el traductor jurado debe presentar un equivalente para describir el procedimiento y el significado del término legal, sin cambiar el significado original del documento legal.

En la traducción de documentos legales, los errores no son aceptables en ningún caso, es por eso que es muy importante que se traduzcan correctamente y que el significado original permanezca absolutamente intacto.

Los errores en la traducción legal pueden dar lugar a juicios que afectan negativamente a las personas, así como a la seguridad nacional, las relaciones diplomáticas, etc.

Por lo tanto no debes en ningún caso, dejar en manos de un amigo o un familiar la traducción de un documento, si este no cuenta con la debida preparación.

En resumen, la traducción legal es importante debido a:

  • Ley en diferentes idiomas, en diferentes países
  • Casos que a menudo se escuchan en los tribunales de dos países
  • Personas que no tienen conocimiento del idioma de un país
  • En todos los casos anteriores, la traducción legal ayuda a emitir juicio o tratar asuntos legales.

Como ves y para evitar inconvenientes es importante que contrates los servicios de un profesional acreditado y avalado por los organismos públicos que te garanticen la correcta traducción de tus documentos legales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.