Ortodoncia digital
Salud

El avance de la ortodoncia digital

La ortodoncia digital hace referencia al conjunto de técnicas y programas digitales que permiten realizar diferentes planificaciones virtuales y simulaciones de las diferentes opciones de tratamiento que se aconsejan a los pacientes en materia de ortodoncia, permitiendo mostrar a estos cuál será el resultado final del tratamiento antes incluso de empezarlo.

Tal y como nos informa el doctor Torres de clínica dental Kranion, esto es toda una revolución que permite ofrecer a los ortodoncistas un valor añadido y una mejor atención al paciente al poder presentarle a cada uno de ellos unos resultados muy concretos antes incluso de comenzar a prestar el tratamiento:

“Los pacientes pueden ver en 3D en la primera consulta cómo están actualmente sus dientes y cómo estarán después de realizar el tratamiento de ortodoncia, conociendo con bastante precisión el tiempo necesario para conseguirlo y cómo evolucionará cada semana.”

Las dos técnicas más relevantes de ortodoncia digital son el escáner intraoral y las impresoras 3D.

El escáner intraoral en 3D sustituye a los incómodos y molestos moldes bucales que tanto incomodan a los pacientes, además de permitir contemplar en formato 3D toda la estructura de la boca. Y todo esto en menos de 7 minutos.

Por otro lado, las impresoras 3D permiten mostrar y comparar físicamente el resultado actual con el final. 

La técnica de ortodoncia más conocida y demandada que emplea la digitalización es la denominada ortodoncia invisible, siendo la marca más popular la denominada Invisalign.

La ortodoncia invisible permite a través de su software planificar de una forma tridimensional todos los movimientos que se necesitan realizar en cada diente para conseguir una perfecta oclusión, buscando funcionalidad y estética.

Permite además mostrar a cada paciente de forma simulada cómo irá progresando su tratamiento y comprobar el resultado final del mismo. 

Este tipo de ortodoncia digital invisible es la más demandada por personas adultas. La colocación de brackets de metal en la cara externa de los dientes era una técnica efectiva pero muy poco estética; algo que muchos de sus usuarios, debido a sus oficios o condicionamientos sociales, trataban de ocultar a toda costa. Por tanto, la aparición de esta nueva fórmula es recibida como un reclamo para aquellas personas que no se atrevían a dar el paso por recelos estéticos. 

La planificación digital en 3D facilita mucho el trabajo del ortodoncista a la hora de diagnosticar correctamente a un paciente. En este sentido, son muchos los beneficios que se consiguen gracias a que se potencia el cementado indirecto y la precisión de la intervención. Por otra parte, el proceso de trabajo se agiliza enormemente, lo cual es también muy beneficioso para la propia clínica dental, que verá reducido los tiempos de intervención al mínimo. Del mismo modo, la experiencia de los pacientes se dinamiza debido a que el software les permite conocer y participar en el proceso en todo momento.

El uso de estas nuevas tecnologías mejora mucho la calidad de los tratamientos, el trabajo de los ortodoncistas y la experiencia de los pacientes. Las impresoras 3D, la planificación digital y los avances en la tecnología facial facilitan a los profesionales un trabajo multidisciplinar con una garantía de éxito del 100%. Su correcta utilización y conocimiento, no obstante, requiere práctica y formación; y esto es algo que las clínicas más punteras tienen siempre muy presente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.