Bypass gástrico
Salud

Beneficios del bypass gástrico

El bypass gastrico es una de las cirugías de pérdida de peso más realizadas. Así, aunque existen varias cirugías bariátricas para reducir kilos, el bypass gástrico es la más popular debido a sus múltiples beneficios. A continuación, explicamos en qué consiste esta cirugía y algunas de sus principales ventajas.

En qué consiste un bypass gástrico

El bypass gástrico es la cirugía bariátrica más empleada para el tratamiento de la obesidad mórbida. Esta técnica consiste en una modificación del sistema digestivo con el objetivo de reducir tanto la cantidad de alimentos que se pueden digerir como la capacidad de absorción de nutrientes del intestino.

De este modo, esta técnica consiste en la disminución de la capacidad del estómago de 20 a 50 centímetros para, posteriormente, conectarlo directamente con el tramo más adelantado del intestino delgado. De esta forma, la persona pasa a utilizar únicamente el 60% del intestino para la absorción de los alimentos. En todos los casos, el bypass gástrico debe ser realizado por profesionales médicos como los de las clinicas Doctor Life.

Ventajas de la realización de un bypass gástrico

Al igual que sucede con el resto de las técnicas quirúrgicas empleadas para reducir el peso, el bypass gástrico no solo combate la obesidad, sino que también logra mejorías con relación a las enfermedades asociadas al exceso de peso. En este sentido, el bypass gástrico presenta varias ventajas, por ejemplo, con relación al tratamiento de enfermedades metabólicas como la diabetes mellitus tipo 2, entre otras patologías.

Por este motivo, las personas que se someten a un bypass gástrico experimentan un aumento de su esperanza de vida. Habitualmente, las personas con obesidad mórbida presentan una esperanza de vida relativamente reducida, debido a la elevada incidencia de patologías cardiovasculares o de otras enfermedades como el cáncer por ejemplo.

Además, la realización de un bypass gástrico también provoca la eliminación del reflujo gastroesofágico severo. Esto se debe a que esta intervención desconecta la zona del estómago en la que se produce el ácido del nuevo tránsito de los alimentos. De esta forma, como se elimina el contacto entre el ácido y el esófago distal, desaparece la sensación de quemazón.

Asimismo, las personas con un bypass gástrico recuperan su capacidad para realizar las actividades cotidianas con normalidad, incluso aquellas más simples que previamente no podían hacer autónomamente como vestirse o ducharse. Por esta razón, generalmente, las personas con una intervención de estas características suelen volver a tener una actividad social más satisfactoria.

El aumento de la actividad social también está vinculado a la mejora de la autoestima, que se recupera gracias a la sensación de poder disfrutar de una vida más saludable y plena, dado que la intervención permite alcanzar pérdidas de sobrepeso a largo plazo superiores al 70%.

Además, el bypass gástrico apenas presenta efectos secundarios y permite una rápida recuperación. Con todo, los efectos de esta intervención dependen fundamentalmente del seguimiento de la dieta prescrita por el médico por parte del paciente y de la realización de ejercicio físico de manera regular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.