cirugia estetica asunto cuerpo mente
Belleza

La cirugía estética, un asunto de cuerpo y mente

La cirugía como tal, es considerada la especialidad médica de mayor exigencia profesional debido a los riesgos que supone su práctica, siendo la estética una de sus ramas más demandada. A su vez, los especialistas de este área (cirujanos plásticos), defienden que la mejoría estética requiere de una salud emocional y mental de calidad, ya que son elementos que trabajan en conjunto para lograr la salud integral del individuo.

La Cirugía plástica, estética y reparadora se encarga de mejorar la forma o funcionamiento de alguna parte del organismo; y aunque en su origen este tipo de operación, era un servicio de alto coste, hoy se ha popularizado mucho y cualquiera puede acceder a sus servicios. Ya para inicio de la década de los noventa la cirugía estética aumentó su popularidad, dando paso a que hoy en día, hombres y mujeres busquen en esta especialidad la mejora de su cuerpo y el bienestar de su mente.

La cirugía estética está dedicada a mejorar la calidad de vida logrando el bienestar psicológico, formando parte en la actualidad, del concepto de salud integral emitido por la Organización Mundial de la Salud, la cual cita textualmente que la salud es “aquel estado de completo bienestar físico, mental y social”.

La cirugía estética. Mejora la imagen, salud y autoestima

La mayoría de las personas percibe la cirugía estética como una cuestión meramente física, sin embargo, los expertos en psicología clínica opinan que detrás de cualquier cambio de apariencia se esconden trastornos y complejos. Estos problemas deben identificarse y tratarse antes de someterse a una operación de cirugía plástica, ya que podrían necesitar cambios más profundos que una intervención.

doctor aso

Estos datos, son producidos gracias a muchas investigaciones realizadas dentro de los procedimientos preoperatorios, dentro de los cuales, se han incluido estudios acerca de la personalidad, madurez y estabilidad emocional del paciente.

Es por esto, que reconocidos profesionales como el Doctor Aso incluyen en las consultas previas a la intervención, el estudio de la salud mental y social del paciente, con la finalidad de brindar un servicio integral que garantice la verdadera mejoría de la persona física y mentalmente. De esta manera, se define entonces si el paciente resultara adecuado o no para la intervención quirúrgica.

Es por esto, que de los resultados de estas pruebas se consideran no aptos para someterse a la cirugía estética aquellas personas que:

  • Tienen baja autoestima
  • Aún están en proceso de desarrollo físico
  • Son impulsivas o temerarias
  • Son influenciables a través de las opiniones de terceros
  • Sensibles al rechazo social

Esto se debe a que es imposible predecir de manera absoluta el resultado emocional, personal y social que resulte de la intervención. Por esto es necesario conocer las expectativas del paciente antes de la operación, ya que cualquiera de estos aspectos podrá influir de manera negativa la recuperación del mismo.

Por otro lado, es importante recalcar que estos expertos además de realizar dichos estudios, se dispondrán a explicarle a los pacientes todas las opciones viables para la mejora de su condición, así como todos los datos acerca de los posibles resultados.

Datos que se deben conocer acerca de la cirugía estética

Si bien en cada país los porcentajes son diferentes, haciendo una revisión mundial puede hacerse una lista de las cirugías estéticas más solicitadas. Entendiéndose que, una cirugía estética puede estar motivada por malformaciones innatas o causadas por algún accidente o enfermedad.

En otros casos, la persona quiere modificar su apariencia por razones estéticas, personales o sociales, siendo estos fundamentos de igual valor, ya que su realización estaría influyendo positivamente a la salud integral del individuo. Por esto, como dato, a continuación se expone el listado de las cirugías más solicitadas alrededor del mundo:

cirugia estetica plastica y reparadora
  • Aumento de pecho (mamoplastia). Se realiza después de un estudio de las condiciones físicas (estatura y peso) para no alterar otras condiciones del cuerpo.
  • Lipoescultura. Consiste en redistribuir la grasa corporal, moviéndola de un lugar en el que sobra a otro donde falta. Por lo general, se hace con fines sólo estéticos y se realiza por etapas para ir revisando los resultados.
  • Modificación de la nariz (Rinoplastia). Es uno de los procedimientos más complejos por la precisión que requiere. Muchas veces es producto de enfermedades crónicas del tracto respiratorio. En otras, son solicitadas con fines estéticos.
  • Moldeo de gluteos y abdomen (Lipoinyección glútea y lipectomía). Muy popular para aumentar el tamaño y la tonicidad muscular de los glúteos. La mayoría se hace por los cambios producidos durante el embarazo o repentinos aumentos de peso.
  • Rejuvenecimiento facial. Aquí se busca un rostro tonificado y pueril. En estos casos, se respeta la edad de la paciente y se evitan cambios drásticos que afecten su salud mental.

Aunque mayormente las cirugías de este estilo son solicitadas por mujeres, los hombres con el paso de los años han permitido que la cirugía plástica tome popularidad entre las opciones existentes para mejorar su salud, siendo los mayores objetivos corregir partes del rostro.

Conociendo estos datos, las personas conocerán a fondo sus posibilidades para así tomar la mejor decisión en conjunto con su doctor, con la finalidad de no solo mejorar la imagen, sino garantizar una adecuada salud integral, ya que se deja claro que la apariencia no es el único factor determinante de la autoestima y la construcción de la autoimagen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.