Coches eléctricos para niños
Miscelánea

¿Cuáles son los beneficios de los coches eléctricos para niños?

Uno de los primeros juguetes que reciben los niños son pequeños vehículos, como monociclos o triciclos, que aprenden a conducir pedaleando. No obstante, los coches eléctricos han causado una gran revolución, no solo por lo llamativos y divertidos, sino también por los beneficios que éstos aportan.

Los juguetes son una herramienta fundamental en el crecimiento de los niños, debido a que además de mantenerlos entretenidos, es a través de ellos que se posibilita el desarrollo y fomentación de ciertas cualidades y destrezas. Y aunque es bastante extensa la variedad de productos que se encuentran disponibles en el mercado, ninguno es tan deseado y valorado por los niños como los coches.

Esto se debe a que, a través de los distintos modelos de vehículos de juguetes, los cuales se pueden adaptar a las necesidades de los niños según la etapa de crecimiento en la que se encuentren, éstos no solo disfrutarán y se divertirán mucho, sino que estarán aprovechando otra serie de beneficios que los mismos aportan para su crecimiento. En vista de ello, aquí hablaremos sobre estos beneficios que tienen los coches eléctricos para los niños.

Características de los coches eléctricos para niños

Antes de hablar de los beneficios de los coches para los niños, es importante especificar las características de los mismos para entender mejor el tema. En este sentido, los coches para niños son un innovador aparato eléctrico que ha ganado mucha popularidad en los últimos tiempos. Esto se debe a que es un tipo de vehículo que ha sido adaptado a las habilidades de los niños, por lo que resultan fáciles de manejar.

Pero por encima de todas las cosas, es la seguridad de los mismos, lo que convence a los padres para adquirir estos coches, ya que mientras los niños creen que están conduciendo, quien realmente controla los movimientos del vehículo es el padre o el adulto responsable, a través de un mando a distancia que les permite manejar el aparato por los lugares que se deseen.

Y para brindar más emoción, diversión y realismo a la experiencia de pilotaje, el diseño de los coches eléctricos para niños es prácticamente una réplica en pequeña escala de las marcas de coches para adultos más increíbles y populares, como son Mercedes Benz, BMW, Audi, Volkswagen, Porsche, Ferrari, Bentley, Hummer, Land Rover, Lamborghini, entre otros. Asimismo, tienen un sistema de sonido mp3 integrado, con el que se puede poner música, e incluso vídeos, mediante conexión USB o vía bluetooth con un móvil; aunque también se puede disfrutar de los diales AM y FM de la radio.

Sistemas de conducción y seguridad

Con respecto al motor que acciona el coche, éste se encuentra conectado a una o un par de baterías (según sea el tamaño del vehículo), las cuales brindan la opción de adaptar y elegir el nivel de energía que se considere apropiado. Mientras que el sistema de conducción está carente de embragues, aunque hay algunos coches eléctricos que tienen en su diseño diversas marchas para acelerar, como la marcha hacia atrás, por ejemplo.

Características de los coches eléctricos

Por otra parte, los coches disponen igualmente de los respectivos sistemas de seguridad, como cinturones ajustables y luces externas e internas, que permiten una conducción segura. El control remoto tiene un alcance que oscila desde los 15 metros hasta los 30 metros de distancia, con una conexión de 2,4 Ghz, y lo que más destaca es el control parental, que permite a los adultos detener el vehículo cuando lo consideren prudente.

Conoce los beneficios que aportan a la infancia los coches eléctricos para niños

Como mencionamos antes, los coches eléctricos para niños son un juguete que aporta muchos beneficios para su crecimiento, como los que se describen a continuación.

Mejorar la educación vial

El objetivo principal de los coches eléctricos es mejorar desde temprana edad la educación vial. De esta manera, los niños irán dominando las distintas técnicas de conducción, y a su vez, irán aprendiendo las normas de tránsito, sirviendo esto para formar mejores ciudadanos y más respetuosos, tanto con los otros conductores como con los peatones.

Desarrollo psicomotor

La intención es que los niños desarrollen habilidades a nivel psicomotor de manera que les ayude a estar capacitados para el futuro. Esto se debe a que mediante la ejercitación y dominio de dichas destrezas, los pequeños serán capaces de reaccionar con mayor precisión y velocidad ante los estímulos audiovisuales de su entorno.

En este sentido, los niños a medida que aprenden a manejar, aunque sea con una simulación, mejorarán a nivel de concentración y en la coordinación de sus movimientos. De igual manera, se logrará optimizar la inteligencia corporal cinestésica en los niños, con la cual es posible trabajar el equilibrio mental y corporal, así como la velocidad de la mente y la movilidad física.

Son ecoamigables

Al poseer un motor que funciona con electricidad a partir de baterías, este tipo de coches no emitirá ningún tipo de gas tóxico al medioambiente. Asimismo, sus ruedas de FOAM, siendo un caucho bastante suave, producen muy pocos ruidos, que no alterarán la tranquilidad del entorno donde se manejen.

Fomentan el espíritu deportista y competitivo

La conducción de vehículos es un deporte muy popular en el mundo, donde además, la competitividad entre los participantes es inevitable. Por tal razón, en España se han creado en distintas localidades y centros comerciales, circuitos de carreras para coches eléctricos, los cuales se dividen por niveles de dificultad, según sea la edad de los niños, los cuales van desde 2 a 9 años, más o menos.

En dichas pistas, los niños pondrán en práctica sus conocimientos y destrezas al tratar de superar a sus contrincantes para llegar primero a la meta, recorriendo largos trayectos llenos de rectas y giros que disparan la adrenalina. De este modo, la diversión tanto de los pequeños como de los padres estará garantizada, pues igualmente, hay gradas donde éstos podrán observar la competición y animar a los pequeños.

Una niñez más dinámica

Finalmente, y quizás uno de los mejores beneficios, es que en una sociedad cada vez más dominada y dependiente de la tecnología, donde los niños quedan absortos durante horas por un teléfono, ordenador o tablet, los coches eléctricos les permiten vivir una niñez más dinámica, con anécdotas reales, mayor contacto humano y desarrollo de todas las habilidades antes mencionadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.