Divorcio económico
Miscelánea

¿Cómo conseguir un divorcio económico?

Uno de los procedimientos legales que mayor incidencia tiene en el aspecto personal, emocional y financiero, es el divorcio. Aunque no se quiera pasar por él, cuando no hay otra solución, toca afrontarlo, pero este tiene un coste económico importante, de modo que todos los consejos para “ahorrar” serán bien recibidos.

¿Qué es un divorcio económico? En primer lugar, puede ser aquel divorcio en el que puedes contar con especialistas en el ramo, que por su conocimiento de las leyes y los procedimientos, pueden aligerar gran parte del proceso, evitando acudir a los juzgados, por lo que pueden ofrecer servicios de calidad, personalizados, a precios competitivos y con resoluciones en un corto espacio de tiempo, como los servicios de abogados divorcios express.

Sin embargo, existe otra definición para determinar qué es realmente un divorcio económico. Según los especialistas, y es una cuestión puramente lógica, un divorcio económico es aquel donde más allá del coste asociado a trámites, diligencias y asesorías del abogado, los resultados son tan favorables que compensan con creces todos los esfuerzos realizados, en lo económico, emocional y personal.

Un divorcio exitoso dependerá de tus prioridades

Llegado el momento de afrontar el procedimiento de divorcio todo se resume a las prioridades. Al buscar la asesoría de un buen abogado especialista en divorcios, la primera toma de contacto sobre tu caso estará relacionada con las prioridades.

Divorcio exitoso

¿Qué es lo esencial? ¿Estar con tus hijos más tiempo? ¿Perder el menor patrimonio posible? ¿Mantener una relación saludable con su cónyuge, una vez finalizado el proceso de separación? ¿Salir rápidamente de toda esta situación? Las prioridades las definirás tú, y de acuerdo al conocimiento que tengas sobre ellas, podrás determinar luego cuáles serán los pasos correctos para que tu divorcio pueda resultar económico.

Consejos para tener un divorcio barato

Puedes encontrar abogados especializados en divorcios baratos en sitios web desarrollados para tal fin, ya que involucran procedimientos que, o bien son de mutuo acuerdo, o bien son contenciosos pero no acaban por llegar al juzgado, aliviando tiempos, pero sobre todo costes.

Además de esos servicios, que son recomendables porque están pensados directamente para ahorrar dinero, tiempo y disgustos, otros consejos son completamente válidos.

  • Busca un abogado especialista: ¿hay hijos de por medio? Busca un abogado especialista en divorcios con hijos. ¿Te interesa cuidar cada euro de tu patrimonio? Busca un abogado especialista en asesorar divorcios donde haya grandes capitales e intereses económicos. ¿Te interesa mantener relaciones saludables con la expareja y su familia? Busca abogados especializados en asesoría para este tipo de situaciones, donde a menudo se involucrarán profesionales de ramas como la psicología. La frase “lo barato sale caro” aplica perfectamente en estas situaciones, por lo que invertir un poco más en un especialista se verá justificado durante el procedimiento, ahorrando u obteniendo más de lo que hubieses ahorrado en honorarios.
  • Anticipación: en un proceso de divorcio, sin importar su naturaleza y las variables que puedan influir, existirán pocos resultados finales posibles. Buscar un buen abogado y hacer que el procedimiento sea lo más económico posible será cuestión de anticiparse a los acontecimientos. ¿Qué es lo peor que puede suceder? Es una de las preguntas habituales, y las respuestas serán tomadas como posibles resultados, y a partir de ellas los profesionales ayudarán a elaborar estrategias que minimicen los daños, como la pérdida de custodia, malas relaciones, pérdida patrimonial, etc…, y sobre todo, maximicen los beneficios, aligerando los tiempos para su resolución.

El divorcio es un procedimiento necesario e inevitable para muchas parejas. Encontrarás servicios de divorcios baratos que costarán 100 € por cónyuge si es por mutuo acuerdo, o entre 500 € y 1.000 €, si es contencioso. No obstante, el divorcio más barato al que podrás optar será aquel donde los resultados obtenidos superen de forma notoria a los costes invertidos para su resolución. Lo bueno es que esos resultados posibles pueden anticiparse, ya que de acuerdo a la experiencia y asesoría de los profesionales podrás determinar cuánto costaría cada hipotética resolución, justificando (o no) tu inversión en honorarios, trámites y diligencias necesarias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.