Alquilar coche
Miscelánea

Cómo disfrutar de un vehículo a bajo coste, ¿alquilar o comprar?

Si quieres tener un vehículo en España a bajo coste pero no sabes todavía qué opción te puede encajar mejor: si comprar un coche o alquilar te damos algunas claves para que veas qué opción te encaja mejor.

Qué es mejor alquilar o comprar un coche

A continuación te detallamos qué beneficios puedes obtener al alquilar un vehículo y los costes que necesitas comprando y alquilando el coche.

Alquilar un vehículo, una opción sencilla en todos los sentidos

Alquilar un coche es algo sumamente sencillo, sobre todo, por la gran cantidad de opciones que se ofrecen a los usuarios hoy en día. Más allá de la ciudad en la que te encuentres seguro que podrás encontrar este servicio y alquilar un coche para hacer los desplazamientos que requieras. Por ejemplo si estás en la costa brava podrás optar por DoYouSpain: alquiler de coches en Sitges. Presta atención a todas las ventajas que ofrecen.

Pagas solo por el servicio

Frente a todos los gastos derivados del mantenimiento de un coche, al alquilar un vehículo solo pagas por lo que utilizas. Si vas a hacer un trayecto determinado pero no haces un gran uso, sin duda, esta es la mejor opción. Evitarás costes de garaje, la propia venta, los gastos derivados. Si sumas y piensas en cuánto has pagado al día de media por tener tu coche verás que comprar no siempre es la opción más rentable.

Perfecto si vas de viaje

Alquilar un vehículo es una opción muy cómoda cuando vamos de viaje a otra ciudad. Por ejemplo en el caso de que llegues a tu lugar de destino, desde la estación de Atocha podrás alquilar un coche con Carmove, pero esto es algo factible en todas las ciudades de España. De este modo podrás disfrutar de las ventajas que ofrece ir en coche: llegar antes, tener mayor capacidad de movimiento a cualquier hora del día, etc y no tendrás que pagar más que por el trayecto realizado.

Como decimos, de estas ventajas podrás disfrutar en los principales puntos de España. 

Flota segura

Además las empresas de renting de coches se encargan de ofrecer la máxima seguridad a sus clientes y, por ello, la flota de coches con la que trabajan es de primera calidad. Así pues en Automotor 10 tendrás a tu alcance desde coches Audi de segunda mano a Audi A 10, tendrás todo lo necesario para desplazarte por la ciudad vivas en ella o estés de paso.

Ellos se encargan de todo

No tendrás que preocuparte si el coche que alquilas tiene el seguro, si están pasadas las revisiones periódicas, etc. Sólo tendrás que seleccionar el coche que necesitas de entre los modelos disponibles y comenzar a usarlo. Luego la devolución estará sujeta a las condiciones acordadas, en relación con el lugar de estacionamiento, la gasolina empleada y demás y listo.

Alquilar o comprar

Se trata de una opción muy cómoda ideal para aquellas personas que viajan a otra ciudad, que no usan el coche a diario pero sí de manera puntual, que hacen trayectos cortos y, en definitiva, que no encuentran una rentabilidad en comprar un coche si a su precio de venta inicial se han de sumar los gastos de mantenimiento, garaje y demás.

Los modos de consumo han cambiado y el sector del automóvil no está exento de estos cambios. El alquiler de vehículos es una opción que gana adeptos mes a mes por razones tan obvias como las expuestas. La comodidad y el ahorro es más que evidente.

Qué tener en cuenta al comprar un coche

En la actualidad existen coches a precios asequibles, por menos de 10.000 euros, y también existe la opción de comprar un coche de segunda mano pero lo cierto es que a estos gastos iniciales de compra se ha de sumar el seguro del coche de manera anual, las revisiones y posibles gastos por averías que van surgiendo y que hacen que el gasto inicial de compra del coche, más el del propio mantenimiento, sea a veces más alto de lo deseable o esperable. Detallamos los gastos que debes tener en cuenta uno a uno.

El seguro del coche

Como decimos, el seguro es uno de los gastos fijos que todo propietario de un vehículo debe hacer frente. Y al gasto de por sí inicial se pueden sumar aspectos que pueden hacer que tu póliza se encarezca como si el conductor es novato, si se tiene ya una edad considerable para conducir, si se han dado varios partes con anterioridad, etc.

Mantenimiento del vehículo

Todo vehículo requiere de un mantenimiento: más allá de la gasolina o gasoil, en el caso de que no sea eléctrico, también es necesario cada cierto tiempo cambiar el aceite, revisar filtros, ruedas o incluso cambiar piezas, para esto último existen los fabricantes de utillaje de automoción, como Inoxform. En definitiva, hacer los cambios necesarios que las diferentes piezas del coche puedan requerir para que su seguridad siga intacta y su funcionamiento sea óptimo. A esto se debe sumar el coste de las itv.

¿Necesitas garaje?

A estos gastos derivados del mantenimiento hay que ver también si en la zona en la que vives necesitarás o no garaje y cuál es el precio medio de los mismos. Haz una suma de todos los gastos totales y valora si con todo es la mejor opción que puedes llevar a cabo o si te resultaría más económico alquilar un coche en el que solo pagarás cuando lo necesitas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.