Limpieza profesional
Miscelánea

Una empresa de limpieza profesional en Madrid

Las empresas de limpieza ofrecen un trabajo diferente al que la gente imagina. No es solo pasar un paño, escobas o cepillos. En realidad, se especializan en trabajos acordes al tipo de ambiente y aquello que deben asear. Por ejemplo, no es igual un servicio de limpieza en cocinas (donde hay grasa y residuos orgánicos) a la limpieza de una oficina. En cada caso, se requieren equipos y materiales de aseo diferentes.

Muchas personas consultan por una empresa de Limpieza en Madrid, pero lo hacen buscando trabajos especiales. Ciertamente, hay opciones como: limpieza a fondo de viviendas, limpieza de oficinas, limpieza de hostelerías, limpieza de comercios, limpieza de cocinas industriales, etc. No obstante, en este post queremos aludir a un tipo de trabajo bastante peculiar: la limpieza de obras. Se trata de un escenario donde hay gran cantidad de polvo y residuos constructivos.

Las características de una obra o reforma

Una obra o reforma es un ambiente donde hay un protagonista: el polvo. Este polvo es menudo, flota en el aire y se superpone sobre todas las superficies. También hay residuos de diversa índole: fragmentos de demoliciones, restos de cables sobrantes en las instalaciones de electricidad, empacaduras, etc. Todo esto requiere de cuestiones como:

  • Uso de sacos para trasladar escombros o residuos (no de bolsas plásticas).
  • Eliminar polvo que es constante 
  • Cuidado al manejar los residuos, ya que generan más polvo durante el traslado
  • Toda obra necesita de limpiezas parciales: durante su ejecución y al cierre de la misma

Es así como una correcta limpieza de obra requiere de una logística, conocimiento del material que se desecha, herramientas y materiales adecuados, así como personal que realice esta faena de la manera correcta. De hecho, existen empresas constructoras que contratan servicios especializados de limpieza de obras.

¿Cómo es el polvo que se libera en las obras?

Es un polvo diferente al que se limpia de modo común. Tiene una peculiaridad: parece que se limpia con pasar un paño húmedo. No obstante, luego reaparece sobre las superficies. Incluso, es una mala idea usar un paño húmedo, ya que este polvo se convierte en un lodo difícil de retirar. Para entender un poco mejor este asunto, tenemos las siguientes explicaciones: 

  • Es un polvo muy fino, cuyas partículas tienen la capacidad de adherirse entre sí
  • ¿De dónde proviene este polvo? Pues; suele liberarse de fragmentos de muros, ladrillos y del residuo de trabajos de albañilería en general.
  • Este polvo suele hacer el efecto “mortero”, adquiere consistencia pastosa al entrar en contacto con la humedad.
  • Por lo anterior, es necesario eliminarlos con sustancias y técnicas adecuadas.

Según lo antes explicado, un servicio de limpieza despues de obra es especializado y profesional. No compete a una empresa de construcción y reformas, que quizás tome la iniciativa de hacer este trabajo sin considerar las peculiaridades que corresponden. Por eso, lo mejor es contar con un servicio especializado. 

También, se requiere de una logística bastante especial. Por ejemplo, cuando se realiza una reforma en el hogar y se necesita mantener habitables diversos ambientes. 

¿Y existe el trabajo de limpieza post obra?

Ya hemos dicho que toda obra debe limpiarse durante su ejecución. Si esto no se realiza, es casi imposible trabajar. La suciedad se acumula de tal manera que no es factible hacer nuevos arreglos y faenas. Por lo tanto, una empresa encargada de la limpieza de obra debe estar presente durante la realización de estos trabajos. Debe acatar un cronograma de limpieza sucesiva para lograr su cometido. 

No obstante, también se requiere de una limpieza post obra. Cuando se han terminado todo los trabajos, antes de entregar la obra completa, es obligatorio una limpieza general y a fondo. 

Además, se trata de una limpieza definitiva. Por ende, requiere de un esmero adicional y de materiales que eliminen ese tipo de polvo particular de una forma permanente. Se puede aseverar que esta limpieza es el último tramo de la obra: dejar todo limpio para que el cliente vea el trabajo 100% realizado y pueda volver a habitar tales espacios con confianza y seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.