Cómo elegir los mejores electrodomésticos para el hogar
Hogar

¿Cómo elijo los mejores electrodomésticos para mi hogar?

Quizás resulte muy fácil para algunos, pero para la mayoría de los consumidores elegir los electrodomésticos adecuados para su hogar es una tarea complicada.

Es importante tener en cuenta los siguientes puntos al momento de incorporar nuevos artefactos en el hogar, vinculados a la calidad, la potencia, la sostenibilidad y que se adapte al presupuesto que se tiene pensado invertir.

Surge la primera incógnita y suele ser muy simple pero básica: ¿realmente es necesario comprarlo? Existe una diferencia entre la necesidad y la utilidad. Muchas de las veces, hay una tendencia a comprar tan solo porque se lo visualiza como un artefacto útil o multifunción. Quizás no es lo que se esté necesitando adquirir en ese momento.

Una vez que se decide comprar un electrodoméstico, hay otras apreciaciones a tener en cuenta.

Tamaño y necesidad

Adquirir un electrodoméstico que pueda satisfacer las necesidades del grupo familiar es un criterio valido. En el caso de un frigorífico o una lavadora, deberá poder abarcar las cantidades que se manejan por familia. A esto se le suma el ahorro de energía y agua, no es conveniente comprar una lavadora grande por bonita que pueda resultar, para realizar lavados chicos: aquí el derroche de agua y energía queda a la vista.

Lo mismo ocurre con el lavavajilla, mucho consumo de energía y agua para lavados de pocos utensilios.

Ahorro y consumo

De la mano de los tamaños que se adecuen a las necesidades de los habitantes del hogar, surge esta posibilidad de pensar un poco más en el bolsillo y potenciar al máximo los electrodomésticos para que realmente sean eficaces y económicos.

Los artefactos se clasifican con una letra respecto del consumo que generan. Elegir aquellos categorizados como A+++ nos ayudara a ahorrar dinero. La etiqueta energética permite comparar el consumo de los aparatos para hacer una mejor elección.

La escala va desde la A+++ a D, siendo la primera la más eficiente.

También se puede medir el consumo de agua: en litros por año, incluso también los niveles de ruido, como en el caso de lavavajillas y lavadoras.

Reparación 

Llegado un momento, los ruidos de los electrodomésticos se oyen más fuertes, las lavadoras se mueven más, los frigoríficos no enfrían y comienza a rondar la idea de cambiarlo por un nuevo artefacto o repararlo.

Antes de desenvolver más dinero en vano, habrá que preguntarse si es factible repararlo. Frente a una avería, se deberá optar por empresas dedicadas a la reparación de electrodomésticos, que trabajan de una manera rápida y con la utilización de repuestos originales de la marca en cuestión, como SobreSeguro.

Vida útil y garantía

Como ya es de público conocimiento, las maquinas en la actualidad ya son fabricadas con una fecha de vencimiento, de manera que fallaran más rápido y dejaran de funcionar en un momento determinado, si bien los usuarios no sabrán nunca con exactitud cuándo será ese día.

Para ello, existen las garantías. Este es otro punto a observar al momento de comprar los electrodomésticos: muchas veces se puede extender esta cobertura por un mínimo costo adicional.

Los electrodomésticos son necesarios, lo importante es que se valoren estos consejos al momento de su elección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.