plaga en el hogar
Hogar

Cuando una visita animal se convierte en plaga

Es bastante habitual encontrar distintos tipos de animales, sobre todo insectos, en cualquier rincón de un hogar. Es un hecho que no debería sorprender ni preocupar. Pero, ¿en qué momento esta presencia puede considerarse plaga y comenzar a representar un riesgo para el bienestar de los ocupantes de un inmueble?

La convivencia con otros animales es algo que debe ser asumido y deseado en buena medida, pues lo natural es sinónimo de salud y bienestar. Pero, en determinadas circunstancias, cuando una especie determinada abusa de su posición y toma la determinación de conquistar el espacio y hacerlo suyo, cuando se reproduce en exceso y comienza a ser causa de un detrimento en el bienestar de las personas, ha llegado el momento de poner coto y determinar si se está ante una plaga.

Si se determina que, en efecto, se está sufriendo un ataque biológico de alguna determinada especie animal, habrá que proceder a su eliminación. Llegados a este punto, lo más aconsejable es contar con una empresa especializada en el control de plagas, como Pineda Servicios Integrados, profesionales especializados en Plagas Sevilla gracias a sus más de 40 años de experiencia en el sector del control de plagas, las desinfecciones y las limpiezas industriales. Una organización que se encuentra capacitada para cumplir su función en cualquier lugar de España.

Cómo saber si se está sufriendo una plaga en el hogar

En cualquier momento, aunque con más probabilidad en primavera, cuando la mayoría de los animales realizan su reproducción, es posible sufrir una invasión de animales no deseados. Las más comunes son las ratas, las cucarachas, las chinches, los mosquitos, e incluso las palomas.

Como se ha comentado brevemente, la posibilidad de la llegada de plagas aumenta con el aumento de las temperaturas, es en estos días cuando más alerta hay que estar y ver si algunas de las siguientes señales aparecen en el entorno que se habita.

La primera prueba que hará saltar todas las alarmas será ver más veces de las que fueran deseables a estos habituales inquilinos. Si, además, se dejan ver habitualmente por los mismos lugares y se le suman algunos rastros característicos, como restos de piel, heces, huevos o cadáveres es más que probable que se esté ante una de estas temidas invasiones.

Mantener lugares con restos de comida, suciedad, exceso de humedad, o con entradas abiertas al exterior donde exista un alcantarillado o contenedores de basura cerca, será un ambiente propicio para que la invasión se haga efectiva.

¿Cuándo llamar a un experto en el control de plagas?

Cuando la plaga es una realidad, poco o nada se puede hacer a nivel particular. La especie se ha adueñado del lugar y, aunque se usen insecticidas, siempre quedará algún lugar en la vivienda en la que la especie invasora encuentre cobijo, se sienta segura y pueda seguir procreándose.

Confirmar que se trata de una plaga va a depender del número o densidad poblacional de una especie determinada a partir del cual constituye en una amenaza para la salud de las personas, animales y / o provoca daños o molestias no aceptables y perdurables en el tiempo, tales como ruidos, olores, daños a las estructuras… Esto quiere decir que cualquier organismo, en cualquier momento, puede convertirse en una plaga, una realidad que va a depender de su número y hábitat.

El momento de llamar a un experto en control de plagas es mucho antes de llegar a esta situación, cuando se tiene una ligera sospecha de que pueda estar ocurriendo. Y es que, de este modo, la actuación será más rápida, eficaz y menos costosa, reduciendo también las contrariedades que implica un tratamiento contra la plaga en profundidad.

No obstante, si ha sido inevitable, solo las empresas especializadas en el control de plagas como Pineda Servicios Integrados estarán capacitadas para hacerles frente y acabar de una vez por todas con este enemigo.

El trabajo de una empresa de control de plagas

Las organizaciones o equipos especializados en el control y eliminación de plagas invasoras tienen funciones de prevención y erradicación. Si la primera no ha sido posible, la segunda se llevará a cabo con toda seguridad.

Para que el trabajo de estos especialistas se realice de la forma más eficiente posible estará equipado con los productos más apropiados para cada problema, sabrá como aplicarlos y la duración de su efecto. Así mismo, tendrá en cuenta si el entorno contaminado es compartido con personas u otros animales y plantas, aplicando, en cada caso, aquellos que no perjudiquen la salud de ninguno de ellos.

Todos sin excepción deberán cumplir con la legislación específica actual que se encarga de regular tanto los productos utilizados como a la actuación de las empresas de control de plagas. Las normas y leyes aplicables se recogen en el Real Decreto 1052/02 que trata sobre el registro, autorización y comercialización de biocidas (sustancias usadas para controlar, eliminar, disminuir o contrarrestar los efectos de todo tipo de organismos nocivos por medios químicos o biológicos), aprobados en el Real Decreto 3269/03 que versa sobre el funcionamiento y la inscripción en el registro oficial de este tipo de establecimientos y servicios biocidas.

Con el cumplimiento de estas leyes, la empresa podrá ejercer el control de plagas, eliminando o disminuyendo vectores propagadores de enfermedades, molestias y peligros para la salud de las personas o animales y causantes de daños a las infraestructuras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.