hacer correctamente impemeabilización terraza
Hogar

Cómo hacer correctamente la impemeabilización de una terraza

Aunque el verano sigue pegando fuerte, es la fecha más indicada para preparar una terraza o azotea de las inclemencias meteorológicas del otoño. Las lluvias tienen un poder destructivo enorme si no se han aplicado las pinturas impermeabilizantes, y posteriormente ocurren las lamentaciones. Anticiparse a lo que pueda pasar y proteger bien la cubierta puede ahorrarnos muchos disgustos y bastante dinero.

Cómo impermeabilizar correctamente una cubierta o terraza

La pintura epoxi es una gran aliada a la hora de proteger de los problemas ambientales una cubierta, o bien para proporcionar resistencia en suelos de uso industrial. Para realizar correctamente el proceso hemos de seguir varios pasos.

impermeabilizar correctamente una cubierta o terraza
  • Limpiar toda la superficie de la terraza: Ha de hacerse un barrido en profundidad para eliminar cualquier resto de polvo o sólido que pueda afectar a la fijación del acabado. Es conveniente aprovechar para limpiar los sumideros de las bajantes, retirando restos de hojas secas, telarañas…
  • Antes de realizar la compra del producto que deseemos aplicar hemos de realizar la medición de la superficie, para comprar la cantidad necesaria y no quedarnos cortos ni pasarnos. Piensa que puede que tengas que aplicar 2 manos, así que si es el caso, multiplica ese área por dos. Cuenta además con que habrás de pintar el zócalo para una correcta protección.
  • Previo al proceso de pintado, hemos de comprobar que no existan grietas por las que se pueda filtrar el agua de lluvia o la nieve. Para ello, hemos de realizar el sellado de estas grietas con cemento cola, un producto sencillo de aplicar y que impide el paso del agua. 
  • Una vez que las grietas están selladas y el producto seco, es hora de comenzar a pintar. Para ello aplicaremos el producto de manera uniforme por toda la superficie, dando las manos que indique el fabricante y respetando los tiempos de secado entre capas. De esta forma, nos aseguramos que el agua de lluvia no va a ser ningún problema durante los meses más lluviosos.

Librarse de molestas filtraciones que causarán humedad, manchas y mal olor es muy sencillo si controlas el estado de tu cubierta, reparas las grietas que existan y aplicas la pintura impermeabilizante adecuada. Además, es un proceso que probablemente puedas hacer por ti mismo. Es una gran manera de iniciarse en el mundo de las reparaciones domésticas, ya que se trata de un proceso que no presenta demasiada dificultad. ¿Te animas a intentarlo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.