Organizar tu boda
Miscelánea

Cómo organizar tu boda paso a paso

Los nervios cuando se acerca una boda son especialmente intensos. Hay mucho por delante para organizar, muchos trámites que llevar a cabo y también alguna que otra decisión compleja que tomar. Pero lo cierto es que la boda es el punto que marca un antes y un después en una pareja, en el proyecto futuro y familiar que han decidido emprender juntos. Es la hora de dejar atrás la etapa de noviazgo y empezar como matrimonio para plantear nuevos objetivos en común y seguir creciendo paso a paso.

Un futuro prometedor que comienza en la boda, un evento que celebramos por todo lo alto pero que conviene organizar a la perfección para que sea ese día inolvidable que siempre hemos deseado. Hay mucho que decidir: la fecha del enlace, el restaurante del banquete, el vestido, el traje… Incluso detalles imprescindibles como dar con el fotógrafo de bodas ideal entre los que podemos encontrar al experimentado Gerard Garcia.

En definitiva, una infinidad de pasos a dar que deben culminar en la boda de nuestros sueños. Para encontrar una ayuda, conviene visitar webs especializadas en este tipo de celebraciones como la página organizatuboda, donde encontrar información y recursos útiles de gran utilidad. En cualquier caso, durante las siguiente líneas vamos desgranar las claves principales de la organización de una boda para tener un punto de partida claro.

Escoged una fecha y presupuesto estimado

El primer paso es escoger una fecha para la boda, pero la realidad es que es una decisión más compleja de lo que parece. No todas las fechas pueden ser válidas ya que en este factor entran en juego la conveniencia de la pareja, pero también de los invitados, sobre todo si en algunos días concretos familiares imprescindibles no pueden acudir. Para elegir la fecha es importante tomarse un tiempo y consultar con los más allegados.

Al mismo tiempo, también es conveniente echar cuentas y valorar con qué presupuesto se cuenta para organizar la boda y todo lo que conlleva: vestido, traje, restaurante, proveedores, lugar para la noche de bodas… Incluso también se podría incluir en esta previsión el viaje de novios. Al igual que con la fecha, reflexionar sobre el presupuesto será también útil para conocer las posibilidades existentes.

Trámites y gestiones: paso imprescindible

Antes de seguir profundizando en otros puntos clave, tenemos que remarcar la importancia de poner en marcha todos los trámites que van asociados al matrimonio. Acudir al registro civil, realizar la solicitud en los juzgados o en la iglesia y un largo etcétera. Seguramente se trate del paso más aburrido, pero lo cierto es que sin estas gestiones cualquier otro esfuerzo será en balde: la oficialidad de la boda es casi tan importante como la propia celebración.

¿Dónde celebrar la boda y la ceremonia?

Seguimos hacia adelante y toca escoger dónde celebrar la boda y la ceremonia. Para empezar, la pareja debe tener consensuado si desean una boda por la vía civil o por la iglesia. Una vez se tiene esto claro, se puede avanzar en la solicitud de fecha. Pero también hay que debatir sobre el lugar del banquete, y aquí entra en juego lo que hemos comentado al principio: el presupuesto. La elección debe ser acorde con las posibilidades económicas planteadas para encontrar ese restaurante, finca o servicio ideal para un evento tan importante.

La famosa lista de invitados

Llegamos ahora a un punto que, en algunas ocasiones, puede suponer cierta polémica. La lista de invitados es ese paso en la organización de una boda en la que se ponen sobre la mesa el número de personas que queremos tener a nuestro lado en un día inolvidable. A veces será por la limitación económica, y otras por algunas desavenencias, pero la realidad es que elaborar esta lista no es siempre una tarea fácil. Lo mejor es dedicarle tiempo y un debate sano para que sea una decisión consensuada

El vestido o traje de boda

Hablamos ahora del que quizá es el paso más personal en la organización de una boda: encontrar el vestido o traje ideal para élla y para él. Es también uno de los puntos de organización que más ilusión hace, sobre todo desde el punto de vista femenino. El proceso de prueba de diferentes vestidos hasta encontrar el que más gusta, el que mejor se adapta a lo que se busca para lucir radiante en un día irrepetible.

De nuevo, el presupuesto también juega un papel importante en este apartado, pero es importante tomárselo con tranquilidad. Si bien es cierto que los vestidos y trajes de boda no destacan por ser precisamente baratos, lo cierto es que existe un vasto abanico de posibilidades en cuanto a diseños y precios para encontrar la opción perfecta.

Proveedores: fotografia, video, catering

Otro aspecto que no puede faltar en una boda es la contratación de los proveedores imprescindibles. Por un lado, el fotógrafo y equipo de vídeo para capturar instantáneas y momentos de la celebración. Esos recuerdos que se guardarán para siempre en un álbum, en el ordenador o en un vídeo en el que resumir un día único y especial. 

Después, el catering, sobre todo para el momento en el que los invitados han llegado ya al lugar del banquete y esperan la llegada de los novios. Bebida, comida para picar o degustar… En otras palabras, es el momento de contactar con empresas de catering para encontrar la que mejor servicio pueda ofrecer, aunque también es cierto que, en algunos casos, es el propio restaurante del banquete el que incorpora esta función.

La figura del wedding planner

Si hasta ahora todo este proceso suena a demasiado trabajo, existe una alternativa en el que podemos apoyarnos: un wedding planner. Se trata de un profesional de la organización de bodas que se dedica en exclusiva a asesorar y aconsejar al futuro matrimonio en todo aquello que pueden conseguir para tener la boda de sus sueños. Un wedding planner es una ayuda fundamental si no se dispone del tiempo necesario para afrontar todo aquello que conlleva preparar una celebración de este calado.

En conclusión, una boda es un evento único e irrepetible, un recuerdo que la pareja guardará para toda su vida y que supondrá el inicio de una nueva etapa en ese proyecto familiar con vistas al futuro. Para tener la boda ideal, la organización es clave: ir paso a paso, reflexionar en cada punto del proceso, y tomar las decisiones siempre en consenso y dentro de las posibilidades marcadas. La boda perfecta os espera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.