Comprar pisos
Hogar

Comprar pisos en época de confinamiento, ¿es buena opción?

No son pocas las familias o personas que estaban tanteando la compra de una vivienda antes de que la crisis del coronavirus explotase en todo el mundo. Durante el confinamiento, y la desescalada, hay quienes han desistido en la idea de comprar un inmueble en el que empezar a vivir. Y lo cierto es que esa decisión es, probablemente, una de las peores que hayan podido tomar.

Comprar un piso en época de confinamiento es una idea realmente buena. El mercado inmobiliario, sobre todo el centrado en el alquiler, ha sido herido de gravedad, y eso ha provocado un enorme movimiento y fluctuaciones en los precios para buscar la máxima rentabilidad. Ha provocado un panorama perfecto para que el comprador se lance y despeje todas sus dudas.

¿Hay más facilidades para comprar viviendas ahora?

Lo cierto es que las inmobiliarias y agencias están ofreciendo más soluciones que nunca para poder adquirir un inmueble. También ha influido mucho el uso de las nuevas tecnologías y las novedades que estas ponen sobre la mesa, y es que sus soluciones consiguen que hagas incluso visitas sin tener que moverte de casa. A eso hay que sumar, además, las nuevas iniciativas que están poniendo en práctica y otros muchos factores importantes.

Todo eso está generando un panorama que invita ya no solo a comprar un piso, sino también a explorar con más detenimiento y calma todo el abanico de propuestas inmobiliarias que ofrecen estas compañías. No es lo único, ya que hay otros muchos factores que están adquiriendo una relevancia descomunal a la hora de invitar a la compra. De hecho, tan solo hace falta echar un vistazo a lo que ofrecen algunas inmobiliarias para darse cuenta de ello.

Tenemos casos como el de VEP. Para quien no la conozca, VEP Inmobiliaria gestiona una gran cantidad de pisos en venta en Gandia, que puedes consultar aquí. Aunque su labor se extiende por muchos más territorios, lo que hace en el valenciano es digno de mención gracias a la genial gestión de precios, las rebajas que han aparecido a raíz del confinamiento y, por supuesto, las facilidades que ofrece todo su equipo de profesionales en cualquier movimiento a realizar con una vivienda de por medio.

Casos como ese son bastante ilustrativos, pero hay mucho más de lo que hablar. El panorama del inmueble está cambiando a un ritmo descomunal en los últimos tiempos, centrándose sobre todo en hacer más accesibles las viviendas para los nuevos compradores.

Las visitas virtuales y el contacto directo, dos bazas fundamentales

Sobre todo en época de confinamiento, el uso de los recursos virtuales que ofrecen las inmobiliarias a través de internet, ha sido lo que más ha permitido a los posibles compradores echar un vistazo a las viviendas que les son de especial interés. La mayoría de portales inmobiliarios ya no solo ofrecen la posibilidad de echar un vistazo a una completa galería de fotografías de los pisos o viviendas a adquirir, ahora también permiten hacer visitas como si estuvieras dentro del propio recinto.

Vivienda inmueble

A través del uso de la tecnología VR, el usuario puede hacer un tour virtual por la vivienda para recorrerla de cabo a rabo, tanto a través del navegador web de su teléfono o PC como usando un headset de realidad virtual en caso de contar con él. Algo ideal, que se complementa con la opción de hacer consultas en directo vía chat con los agentes inmobiliarios para resolver cualquier duda sobre la vivienda.

Asimismo, otra de las grandes facilidades es poder contactar directamente con el propietario del inmueble vía correo electrónico o mediante cualquier otra plataforma de contacto. Ahora hay más medios que nunca para poder hablar de forma clara y directa con el propietario, incluso sin necesidad de mediar con la inmobiliaria, y eso es algo que agiliza bastante cualquier consulta. Algunas, de hecho, ofrecen el teléfono de contacto del dueño para que así ambas partes puedan comunicarse fácilmente

Son dos bazas que fomentan la transparencia y hacen que el posible comprador tenga más herramientas y elementos a su favor a la hora de decidir qué hacer con cada inmueble al que echa un vistazo. Sin necesidad de personarse en el domicilio, puede recorrerlo y mirarlo casi como si estuviera en su interior y, al mismo tiempo, puede comunicarse con el dueño para consultar cualquier duda al respecto.

Abanico de inmuebles cada vez más amplio y variado

Todo lo anterior está jugando un papel relevante, pero lo que más está influyendo es el aumento de viviendas en venta. Los alquileres están en descenso por la falta de interés de los posibles inquilinos, y eso está llevando a muchos propietarios a buscar la forma de obtener rentabilidad a partir de ellos, optando así por la venta de los pisos. En algunos casos, esta iniciativa se debe incluso al interés por hacer frente a una posible crisis económica obteniendo una potente inyección de capital gracias a la venta.

Lo más positivo de eso es que las agencias inmobiliarias tienen así muchas más opciones que ofrecer a cualquier posible comprador. Si quieres un ático en el centro de una gran ciudad, tienes la oportunidad perfecta para hacerlo a precios muy competitivos. Y si deseas comprar un apartamento en la playa, en esta URL encontrarás grandes opciones a buen precio. Hay propuestas de todos los ámbitos posibles para que todo tipo de comprador encuentre lo que necesite rápida y cómodamente.

Lofts, dúplex, pisos sencillos con grandes terrazas o pequeños y recogidos, en primera línea de playa o en la montaña. Da igual lo que se busque, porque ahora las inmobiliarias tienen más opciones que nunca para poder satisfacer tu necesidad. Los catálogos crecen al mismo ritmo que los precios bajan, y eso está permitiendo que la compra sea mucho más fácil y atractiva como opción para cualquiera que busque un nuevo hogar en el que vivir.

Las previsiones además vaticinan una bajada de precios aún mayor, así que sí, es momento perfecto para comprar pisos o para buscarlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.