Contratar una chica de compañía
Sexo

Consejos a la hora de contratar una chica de compañía

Siempre hay alguna ocasión en la que las personas quieren divertirse y gozar de una experiencia diferente, disfrutando la compañía de una acompañante profesional. Contratar una dama de compañía resulta bastante sencillo, gracias a la existencia de sitios web como Escort Antofagasta donde las profesionales publican el anuncio con el servicio ofrecido y los usuarios pueden contactarlas de forma directa.

Los principiantes necesitan asegurar que el encuentro resulte memorable y agradable para ambas partes. Para esto, existen ciertos consejos que se mencionan en la siguiente lista:

Encontrar la escort adecuada

En primer lugar, es preciso realizar una investigación en la web hasta dar con la escort que resulte más atractiva y pueda ofrecer los servicios que esperamos. Cada acompañante tiene diferentes cualidades y algunas de ellas ofrecen servicios especiales, por lo que es importante prestar atención a la información que han compartido en la web de contacto.

Revisar fotos y videos

Analizar todo el material multimedia que ofrezca en la web para saber si verdaderamente gusta y cumple con las expectativas es una opción evidente pero que cabe recordar. También se puede comprobar que sean fotos reales y también que las fotos no tengan exceso de edición, incluso si ha publicado algún video porque así se puede tener una impresión más completa sobre esa persona.

Establecer las condiciones del servicio

Las damas de compañía tienen reglas básicas y ciertas condiciones mínimas indispensables que deben ser respetadas por el cliente. Del mismo modo, quien contrata el servicio tiene expectativas sobre el mismo. Será necesario que ambas partes acuerden las condiciones del servicio, así se evitan cualquier sorpresa desagradable que pueda entorpecer la cita.

Ser cortés y respetuoso

Una dama de compañía no es solo la proveedora de un servicio, sino también un ser humano que merece respeto y un trato digno. No existe ninguna razón por la cual no se deba ser respetuoso con esa persona y mostrarse como un auténtico caballero. Al tratar bien a esa persona, la experiencia general para ambos será más agradable y es posible que el trato recibido sea mucho más cercano.

Fijar la cita en un lugar seguro para ambos

Por lo general, esta clase de encuentros casuales se desarrollan lejos del ojo público. Sin embargo, un error común es elegir zonas de la ciudad muy alejadas o de baja reputación, haciendo que la seguridad de ambos se ponga en riesgo. Planificar la cita en un lugar discreto es un dato importante, pero también que resulte seguro para ambos.

El pago

El pago suele ser exigido en efectivo, un monto exacto pautado con anticipación. Para evitar imprevistos, especialmente al tratar con un desconocido, sería buena idea evitar llevar joyas, tarjetas de crédito o más dinero en efectivo que el necesario para pagar por el servicio de compañía.

Mantener una higiene adecuada

Una queja general entre las escort es que los clientes acuden a las citas con higiene inadecuada. Tomar el tiempo adecuado para darse una ducha, vestirse bien, peinarse y perfumarse, tal como se haría en una cita cualquiera, es otra de las recomendaciones generales sobre este tema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.